Modo oscuro
05-03-2024
Logo
Temas científicos - El jutba del Viernes - n°27 - La leche de la madre
   
 
 
En el nombre de Al-lah El Misericordioso El Compasivo  
 

  Aprovechando nuestra discusión sobre la madre, y dado que solemos hablar en cada “Jutbah” sobre alguna ayah referida al universo que muestra la grandeza de Allah y su poderío, hoy hablaremos de la leche materna.

¿Cuáles son las diferencias entre la lactancia materna y la lactancia artificial?

La leche materna protege al bebé de muchas enfermedades:

image

La leche materna protege al bebé de muchas enfermedades, mientras que la lactancia artificial le causa enfermedades:

  Los científicos han dicho que hay una gran diferencia entre la lactancia materna y la lactancia artificial. La leche de la madre contiene substancias difíciles de imitar, es el mejor alimento para los bebés, les protege de enfermedades e infecciones, contiene anticuerpos que impiden que se produzcan infecciones intestinales y respiratorias, posee substancias que evitan que los microbios se asienten en los intestinos, y glóbulos blancos llenos de antibióticos que protegen al niño contra enfermedades como el cólera, la disentería, la parálisis o el tétanos.
Toda la inmunidad de la madre está en su leche, y cuando el bebé es amamantado con esta leche, adquiere esa misma inmunidad. Por otra parte, la leche materna contiene todas las vacunas que el bebé necesita; por ello, amamantar al recién nacido con esta leche es una garantía para su salud y una gran protección de su sistema inmunitario contra las enfermedades infecciosas.

image

  Queridos hermanos, la leche materna contiene substancias ácidas que matan las bacterias en los intestinos; algunos científicos que han estudiado a fondo el problema de la mortandad infantil, se han encontrado con que el porcentaje de muertes de niños que habían recibido lactancia artificial era cuatro veces mayor que el de los niños que había sido amamantados con la leche materna; son estadísticas precisas corroboradas por recientes investigaciones. Por ello, todas las empresas que fabrican leche artificial han recibido la orden de escribir en el embalaje la frase: “Os aconsejamos la lactancia materna”.

  Últimamente se ha descubierto que las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la obesidad y otras muchas, afectan fundamentalmente a personas que durante su infancia tuvieron una lactancia artificial. Los médicos saben que la lactancia natural protege de graves enfermedades, pero muchos científicos lo ignoran y, por ello, no encuentran la explicación al hecho de que esas enfermedades afecten a unos y no a otros. La razón radica en el tipo de lactancia con la que se han criado.
La lactancia materna protege a la mujer del cáncer de mama; una de las causas de esta enfermedad reside en el rechazo a amamantar a los bebés.

Características de estos dos tipos de lactancia:

  Los científicos dicen que la leche materna se digiere en una hora y media, mientras que la leche artificial necesita al menos tres horas para su digestión; además esta leche no necesita esterilizarse, ni enfriarla, ni comprarla, está lista y con la temperatura adecuada; cuando alimentamos a un recién nacido con biberón, la temperatura inicial de la leche va variando según transcurre el tiempo; pero la leche de la madre es cálida durante el invierno y fresca durante el verano. Su temperatura es estable mientras la bebe el niño.

image

  Por otro lado, es difícil para los que fabrican leche artificial adecuarla a cada fase del crecimiento del niño, mientras que está comprobado que los componentes de la leche materna cambian cada día según las necesidades y el desarrollo del bebé.
La leche de la madre está esterilizada, no contiene bacterias, protege contra la desnutrición, las infecciones intestinales, las alergias, y las enfermedades infecciosas. Es fácil de digerir, no necesita que la preparemos durante la noche o cuando estamos de viaje, y protege a la madre de los tumores malignos de mama. Algunos científicos han llegado a decir que el destete prematuro podría provocar perturbaciones psíquicas en el bebé. El periodo de lactancia es de dos años para los que quieran completar el periodo.

  Queridos hermanos, esta es la planificación divina, el bebé debe ser amamantado con la leche de su madre; si cambiamos esta norma, nos encontraremos frente a problemas y dificultades incalculables.

Descargar texto

Idiomas Disponibles

Ocultar Imagen