En el nombre de Al-lah El Misericordioso El Compasivo

En cualquier acto de adoración hay aspecto y contenido, así que si prestamos atención al aspecto, no al contenido, entonces se convierte en un acto virtual, pero cuando uno prueba la dulzura de la cercanía a Allah se eleva su grado ante Allah. 
La gráfica o es ascendente o descendente. La línea descendiendo da fruta, si por ejemplo fuiste a un lugar donde comiste de la mejor comida, volverías a ese lugar una y otra vez más, pero si fuiste y no comiste nada, la segunda vez, sentirías aburrido, y no volverías a hacerlo. Cuando no se logran las metas del mes de Ramadán que es volverse hacia Allah, arrepentirse sinceramente, acercarse Él, y saborear la dulzura de la fe, si estas cosas no se alcanzan, y como el hombre se aburre fácilmente, en poco tiempo vuelve a sus hábitos pasados.

Alabanzas a Al-lah Señor de los mundos