En el nombre de Al-lah El Misericordioso El Compasivo

El Islam se compone de cuatro aspectos fundamentales:creencia, adoración, transacciones

 

Queridos hermanos, iniciamos la lección 27 sobre las verdades de la fe y los hechos científicos que aparecen en el Qur’an. 
 Queridos hermanos, es una cuestión relacionada con los actos de adoración; Recordemos que el Islam es como un triángulo sustentado por tres lados: la creencia, que es la sección más importante del Din, ya que si la creencia es correcta también los actos que deriven de ella serán correctos, y me conducirán a la felicidad y a la salvación; por otro lado, si la creencia es corrupta, también lo serían los actos que ocasionará, trayendo la miseria en esta vida y en la Otra .
 La creencia es el aspecto primordial del Din de Allah; luego vienen los actos de adoración, es decir, Arkan al Islam (los pilares del Islam), la salah (la oración) que es la base del Din, el yuno, el zakat, el Hajj (peregrinación), la hahada (testificar que no hay más dios que Allah y que Muhammad es Su Mensajero).
En segundo lugar, están las transacciones, la sinceridad, la honestidad, la compasión, la equidad, la justicia… Por ejemplo, responder a una invitación, ser justo en las transacciones comerciales… Todo ello constituye el comportamiento social que es muy importante ya que los actos de adoración no son válidos y no se aceptan si no van acompañados de un buen comportamiento; por ejemplo, no podemos recoger los frutos de la salah sin integridad. 
“¿Sabéis quien es el arruinado? Dijeron: el arruinado entre nosotros, Oh Mensajero de Allah, es aquel que no tiene dinares, ni dírhams, ni bienes.
Dijo, el arruinado de mi Umma (mi pueblo) es aquel que el Día del Juicio vendrá habiendo hecho salawat, habiendo ayunado, y habiendo entregado el zakat, pero ha insultado a éste, ha culminado al otro, se ha apropiado del dinero de aquel, y ha pegado a este otro; se sienta y coge éste de sus buenas acciones, y coge el otro, pero cuando se agotan sus buenas acciones y todavía no ha devuelto a cada uno su derecho toma de sus pecados y malas acciones que se devuelven contra él y le llevan al infierno”.
 Por lo tanto, hay creencia, actos de adoración y comportamiento. Existe una relación fundamental entre los actos de adoración y el comportamiento; los actos de adoración tales como la salah, el ayuno, el zakat y el Hajj no serán válidos y no se aceptarán a menos que estos actos estén acompañados de un comportamiento correcto, ya que es este comportamiento el que confirma la perfección del creyente, cuando come y cuando bebe, en su hospitalidad, en los momentos de alegría y en los momentos de desgracia. 
 Digámoslo de nuevo, tenemos creencia, actos de adoración, y comportamiento.

La necesidad del Din nace de la debilidad del ser humano:


  Hoy hablaremos de los actos de adoración; en primer lugar, del hecho de que haya una necesidad imperiosa en cualquier ser humano del Din, una necesidad innata. Ahora bien, podríamos preguntarnos ¿por qué? Porque el hombre ha sido creado de insatisfacción. Ha dicho el Altísimo:

“Es cierto que el hombre fue creado de insatisfacción” 

 

Sura de Los Grados de Elevación 70:19


 Ya en su origen hay puntos débiles; es un ser débil que necesita una mano fuerte que le proteja, en la que pueda refugiarse, apoyarse. Y esta necesidad básica proviene de la debilidad propia del ser humano:

Cuando el daño le afecta está angustiado, pero cuando le toca el bien se niega a dar; 

 

Sura Almaarij 20-21


 Esta debilidad en el origen de la creación del hombre le induce a buscar una fuerza mayor que él que le proteja, que le apoye, que le ayude y satisfaga sus necesidades. El musulmán sabe que Allah es el Creador de los cielos y de la tierra, el Poseedor de todo cuanto existe; conoce a quien ha dicho:

“Fuera de Él no tienen quien les proteja y a nadie hace copartícipe en Su juicior”

Sura de La Caverna 16:26.

La adoración a los ratones

“La misericordia que Allah dispensa para los hombres no hay quien la impida…”

 

Sura de Al-Fatir 35


 Este es el primer punto. No obstante, sabemos que ha habido pueblos sobre la tierra que pensaron que el sol era Allah y por eso lo adoraron; otros la luna, otros una piedra, algunos el mar, o ciertos animales como las vacas o las ratas. Es algo que da miedo. De una manera o de otra, la necesidad de la religión proviene de la debilidad humana; sin embargo, los creyentes musulmanes saben que es Allah el Creador de los cielos y de la tierra y por eso le adoran; pero los paganos adoran a otros que Allah.

 Las religiones establecidas por el hombre están llenas de ritos carentes de significado:


Lo que quiero que os quede claro es que los actos realizados por los que siguen las religiones establecidas por el hombre se llaman ritos, ya que son movimientos, gestos y murmuraciones que no tienen ningún significado en absoluto.
Una vez, estaba en los Estados Unidos y me llevaron a un templo hindú, a unas setenta millas de Los Ángeles. En el frontal del templo había la imagen de un dios, juro que en su pecho había diamantes que debían valer cientos de millones; esta imagen estaba en el centro de un gran pasillo; iban llegando sus seguidores y se postraban ante él. Observé que en la entrada del templo había cascanueces, les pregunté qué hacían allí, y me dijeron que a este dios le gustaba el coco. Cuando terminé la visita di gracias a Allah por la bendición del Islam.
 Os juro que un día cayó en mis manos una revista alemana en la que se hablaba de los adoradores de ratas; había unos edificios enormes con miles de ratas dentro que eran sus dioses; les daban leche y comida, y las veías en los hombros y sobre las cabezas de sus seguidores. Eso es lo que sucede a la gente cuando se extravía del camino recto; así que, dad gracias a Allah Todopoderoso.

 Los actos de adoración en el Islam tienen por objetivo beneficiar a quienes los practican:


El ser humano siente su debilidad y necesita adorar; el creyente conocee a Allah, y le adora pero no como esa gente que adora a unos dioses ridículos. En algunos países de Asía si una vaca entra en una frutería y come lo que se le antoja, el propietario de la tienda se siente muy feliz porque un dios ha entrado en su tienda. Créenme cuando os digo que se coloca el excremento de la vaca en la habitación de los invitados, pues es el excremento de un dios, incluso fabrican fragancias con la orina de la vaca. 
 Hermanos, dad gracias a Allah por vivir en una gran bendición; adoramos a un sólo Dios, adoramos al Creador de los cielos y la tierra. En las religiones establecidas por los hombres no hay adoración sino ritos, movimientos, gestos y murmuraciones que no tienen ningún significado. Fíjate en las palabras del Imam al-Shafi:
"Los actos de adoración en el Islam tienen por objetivo satisfacer los intereses de la gente".
 La shari’a es misericordia, sabiduría y tiene muchos masaleh (buenas cosas) en todos los sentidos. Todo lo que cambia la justicia por la injusticia, el bien por el daño, la hermandad por la opresión, es algo que no pertenece a la shari’a, aunque se intente justificar con miles y miles de interpretaciones.

La razón del ayuno es el temor según la siguiente aleya:

 

“¡Creyentes! Se os ha prescrito el ayuno al igual que se les prescribió a los que os precedieron. ¡Ojalá tengáis temor (de Allah)!”

 

Sura al-Baqara


 La razón del ayuno según esta aleya es el temor, y el temor es ver a través de la luz de Allah. El temor es ver la verdad como verdad y la falsedad como falsedad; el temor es ver la verdad y seguirla, ver la falsedad y evitarla; El temor es una luz que Allah arroja en el corazón. Ayunamos en Ramadán con fe y esperanza en la recompensa, al tiempo que dejamos las cosas permitidas como la comida, la bebida y las relaciones conyugales. En Ramadán se deja casi todo lo permitido para acercarse a un sólo Dios que es Allah, el Juez. Allah Todopoderoso arroja en nuestros corazones una luz a través de la cual vemos la verdad y la falsedad. Por eso encontramos en el Qur’an la siguiente aleya:

“¡Creyentes! Se os ha prescrito el ayuno al igual que se les prescribió a los que os precedieron. ¡Ojalá tengáis temor (de Allah)!” 

 

Sura al-Baqara 2:183


 Así que la razón del ayuno es el temor, y la razón de los actos de adoración es conseguir lo mejor para la gente.

La grandeza de este Din consiste en hacer crecer en el hombre un freno interno:

La Salah:

(…y establece la salah, es cierto que la salah impide la indecencia y lo reprobable. Pero el recuerdo de Allah es mayor)

 

Sura de La Araña 29:45


 La salah te da ese freno interno; gracias a él el ser humano abandona el pecado, la agresión, la opresión, la injusticia y el fraude:

“…y establece la salah, es cierto que la salah impide la indecencia y lo reprobable. Pero el recuerdo de Allah es mayor)

 

Sura de La Araña 29:45


 Imagínate que se establece una ley por la que se impide el uso del teléfono móvil cuando se está conduciendo; esta prohibición se vincula con la policía, por lo que si no hay ningún policía cerca, la gente seguirá utilizando el teléfono móvil.
 Una vez, un conductor se saltó el semáforo que estaba en rojo, y resultó que había varios policías escondidos; le detuvieron, y le pusieron una multa. Le dijeron: “¿No ha visto que el semáforo estaba en rojo?” Dijo: “Sí, lo vi, a quien no vi fue a vosotros.” Como esta señal está relacionada con la policía la gente la respeta, pero en cuestiones de religión, y especialmente en Ramadán, cuando entras en tu casa en el mes de agosto y la temperatura llega a cuarenta y cinco grados, te mueres de sed y la nevera está llena de agua fresca; estás solo en casa y nadie te ve, a pesar de ello no pones ni una gota de agua en tu boca, este es nuestro Din.
Había una vez un hombre que quería comprarle una oveja a un pastor: 
El hombre: véndeme esta oveja y quédate con el dinero
El pastor: no es mía.
El hombre: dile al dueño que ha muerto.
El pastor: juro que soy pobre y que necesito el dinero, y si dijera a su dueño que ha muerto o que se la ha comido un lobo, me creería porque me considera un hombre honrado… Pero si lo hiciera ¿dónde estaría Allah?
La grandeza de este Din consiste en desarrollar un freno interno, un inhibidor.
 Cuando un creyente que tiene una tienda de comestibles abre el depósito del aceite y encuentra un ratón, lo saca con una pinza y lo tira en el contenedor de basura, pero este aceite está infectado. A pesar de que nadie ha visto el ratón ¿sería capaz de vender este aceite a la gente? ¿Alguien que adora a Allah vendería este aceite? No podría porque la fe es un freno que le impida hacerlo; sin embargo, otra persona que no sea creyente lo vendería sin ningún problema. No conocemos las prácticas fraudulentas de aquellos que están lejos de Allah, sólo Él las conoce.
 Un conocido me dijo que pidió un zumo de naranja y que le pusieron solamente una que llenó todo el vaso; pero esto es increíble porque cómo ha podido una naranja llenar un vaso entero; seguro que se trata de un fraude. El mayor resultado de la fe es la integridad:

“La fe impide ser engañado, y el creyente no engaña”

 

Narrado por Ahmad de Ibn al-Zubayr

 

El sistema islámico se basa en la inhibición interior:


 Por ello decimos que los actos de adoración tienen como objetivo beneficiar a quienes los practican. La salah desarrolla en ti el freno interior; sin embargo, todas las leyes están basadas en el freno exterior; por ejemplo, a la salida de un supermercado de un país occidental, donde hay productos por valor de miles y miles de millones, hay una caja donde tienes que pagar. Si intentas salir con un producto cualquiera sin haberlo pagado, se activará un sistema que cerrará las puertas y se escuchará una voz que dirá que eres un ladrón. Por ello, cada día entran millones de personas pero nadie se lleva nada sin pagar. Sin embargo, no hay recompensa en ello ya que la integridad es electrónica. Si se cortara la electricidad en cualquier país occidental, habría miles de robos por valor de millones de dólares en una sola noche. Todo el sistema occidental está basado en la represión exterior mientras que el sistema islámico está basado en la inhibición interior. La inhibición es algo increíble; pongamos un ejemplo, si no hubiera ayuno en el Islam y en algún país se hubiera comprobado que el ayuno es muy beneficioso para el pueblo se emitiría un decreto ministerial que obligaría a los ciudadanos a ayunar durante un mes en particular. ¿Cuántas personas ayunarían? Cada vez que entrases en la cocina, beberías, sería imposible de controlar; sin embargo, el Islam sí lo ha controlado. 

La integridad en seguir las órdenes de Allah aleja al ser humano de la desviación:


 Queridos hermanos, en el año 1933 se prohibió el alcohol en los Estados Unidos; he leído un estudio impresionante al respecto, casi 400.000 personas entraron en la cárcel, y cientos fueron ejecutados, a pesar de ello la demanda de alcohol era cada vez mayor, lo que les llevó a fabricar barcos especiales para el contrabando; diez años más tarde se rindieron y lo permitieron de nuevo. En cuanto a los musulmanes, una sola aleya y ni siquiera nos sentamos en una mesa donde hay vino, mucho menos lo bebemos, este es el Islam. Es imposible organizar la vida sin religión. Recibir una buena educación en casa no es suficiente, sólo la fe nos impide coger un centavo. La salah impide la indecencia y lo reprobable: 

“…y establece la salah, es cierto que la salah impide la indecencia y lo reprobable. Pero el recuerdo de Allah es mayor).

 

Sura de La Araña 29:45

 

El ayuno:


“¡Ojalá tengáis temor (de Allah)!”

La zakat: 

 

“Toma de sus riquezas sadaqa, con ella los limpiarás y los purificarás.” 

 

Sura de al-Tawba 9:103


 El zakat purifica al rico de la avaricia, y a los pobres del odio y del resentimiento. Cuando el rico paga el derecho del pobre, siente su valor, siente que su dinero ha devuelto la sonrisa a los pobres; al mismo tiempo, reconforta el espíritu del pobre, puesto que siente que la comunidad se preocupa por él. El zakat tiene por objetivo la purificación, el ayuno está justificado por el temor, y la salah prohíbe la indecencia y lo reprobable, y la peregrinación:

 (Esto es para que sepáis que Allah conoce lo que hay en los cielos y en la tierra y que Allah es Conocedor de todas las cosas).

 

Sura de La Mesa Servida 5:97


 Cuando das por hecho que Allah sabe y ve todas las cosas, todos los actos de Sus siervos, acatas sus órdenes. Por ello, los actos de adoración en el Islam tienen por objetivo beneficiar a quienes los practican.

La salah es la ascensión del creyente:


 
 Por eso hay una aleya que lo especifica de forma clara: 

“¡Tomad con fuerza lo que os hemos dado y recordad lo que contiene, ojalá os guardéis!”

 

Sura al-Baqara 2:63


 Espero que ninguno de vosotros haga la salah de forma negligente, con muchos movimientos y murmuraciones sin ningún significado. Allah Todopoderoso te ha mandado hacer la salah, te ha ordenado conectarte con Él, acudir a Él, que Le llames y que te acerques a Él:

“¡Pero no! No le obedezcas, póstrate y busca proximidad”

 

Sura del Coágulo 96:19

 

“…adórame y establece la Oración para recordarme”.

 

Sura de Ta-ha 20:14


La salah es el ascenso del creyente, la purificación, la alegría, el recuerdo de Allah.
   

“No acepto la salah de todos, sino sólo de aquellos que se humillan ante Mi grandeza, que se mantienen lejos de mis prohibiciones y no caen una y otra vez en las mismas faltas...”

 

Narrado por al-Dailami de Haritha Wahab 


Hasta el final del Hadiz 

Ramadán es el mes de la adoración:


 Los actos de adoración benefician a aquellos que los realizan. Quien ayuna en Ramadán sin prestar atención a su objetivo, es como quien deja de comer durante el día y se atiborra de comida por la noche, asiste a conciertos, y se sienta en lugares donde hay hombres y mujeres juntos. 
El ayuno se ha convertido en un mes social que no tiene nada que ver con la adoración, sino con conciertos, banquetes y reuniones donde hombres y mujeres charlan alegremente.
 Una vez recibí una invitación para dar una conferencia en un país árabe, por supuesto ofrecían la comida en el hotel; pensé que la gente iba a estar en sus casas, ya que estábamos ayunando; las mujeres iban muy elegantemente vestidas y con muchos collares de oro; no había velos ni recato, ni nada que se le pareciera. Este mes se ha convertido en un mes social y no en un mes de adoración. Todas esas series televisivas que se realizan en honor del mes de Ramadán son escandalosas e indecentes. Ramadán es el mes de la adoración, nada más.

“¡Creyentes! Se os ha prescrito el ayuno al igual que se les prescribió a los que os precedieron. ¡Ojalá tengáis temor (de Allah)!” 

 

Sura al-Baqara 2:183


Para alcanzar el nivel de la piedad

La salah:

“…y establece la salah, es cierto que la salah impide la indecencia y lo reprobable. Pero el recuerdo de Allah es mayor). 

 

Sura de La Araña 29:45


 El Profeta Muhammad –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- parece hablarnos del final de los tiempos. 
“Hay gente que pertenece a mi Umma (nación) que vendrá el Día del juicio final con buenas acciones tan grandes como las montañas de Toham, pero Allah Todopoderoso las convertirá en polvo y las esparcirá, es decir, todo habrá sido en vano. Dijo Zawban: Oh Mensajero de Allah, descríbenoslos para que no seamos de ellos sin darnos cuenta. Dijo: Son vuestros hermanos, vuestros familiares y rezan por la noche como vosotros, pero son gente que cuando están solos no sienten temor de Allah y cometen pecados” 
Narrado por Ibn Majah de zawban
 Nosotros, si Allah quiere, esperamos que nuestro ayuno sea aceptado, que seamos íntegros, que bajemos la mirada ante lo que es haram (ilícito), que guardemos nuestra lengua. Que Allah nos ayude a mantener este comportamiento.

Los actos de adoración no son ritos:


 Queridos hermanos, el ayuno, el- Hajj, el zakat la salat, nos han sido ordenados para beneficiarnos de la mejor manera.

“…Tomad con fuerza lo que os hemos dado…” 

 

Sura al-Baqara 2:63 


¿Y cómo lo tomas con fuerza?

“..Recordad lo que contiene, ojalá os guardéis”

 

Sura al-Baqara 2:63 


 Por ejemplo, si un padre aspira a que su hijo sea un sabio, y le obliga a inscribirse en un Instituto islámico, cuando el padre entre en su habitación aquel cogerá el libro, y hará creer a su padre que está estudiando. Esta forma de actuación es contraria a la del hijo que verdaderamente quiere aprender. O como el hijo que le pregunta a su padre: ¿Qué distancia quieres que haya entre el libro y el extremo de la mesa? Su padre le contesta que le da igual, que lo importante es que lea; y el hijo le pregunta de nuevo: ¿Qué inclinación quieres que le de al libro, y a qué distancia quieres que lo coloque del extremo derecho e izquierdo de la mesa? El padre le dice: lee y déjate de palabrería inútil. 
 Cuando el ser humano olvida el verdadero objetivo se interesa por detalles ridículos. Cuanto más se aleja del gran objetivo, más se queda atrapado en pequeños detalles que no tienen ninguna importancia.
La adoración no es un rito realizado de manera formal, sino que su objetivo es beneficiar a quien la realiza. La Sharia es justa, clemente, sabia y llena de bondades. Si un tema se sale de la justicia para ir a la injusticia, de la prudencia a la imprudencia, y del bien al mal, quiere decir que no pertenece a la sharia, incluso si se trata de justificar con miles y miles de interpretaciones.

La salat es el medio idóneo para acudir a Allah, conectarse con Él:


 Queridos hermanos, lo que de verdad deseo es que los actos de adoración como la salat, el ayuno, el Hajj y el zakat, los realicemos como Allah quiere; y para ello, deben ir precedidos de la integridad:

“Buscad ayuda en la constancia y en la salat, porque ésta no es un peso para los humilde”

 

Sura al Baqara 2:45


 La salah sin integridad resulta pesada, pero no así cuando hay temor y humildad.

“Oh Bilal haznos sentir bien (llamando a la salah)” 

 

Narrado por Abu Dawud de Salem Ibn Abi Yu'd


“Mi algería está en la salah”
 La salah con integridad y acompañada de buenas acciones es el medio idóneo para acudir a Allah, conectarse con Él y disfrutar de su proximidad. Sin integridad, resulta pesada pues se reduce a unos cuantos movimientos que comienzan con las palabras Allahu Akbar, y acaban con las salutaciones. 
 Un musulmán le dijo a otro: “He hecho cuatro rak’at en la salah de magrib.” Le contestó su amigo: “Pero si son tres.” El primero le preguntó: “¿Está seguro?” Le contestó: “Sí.” El otro le volvió a preguntar: “¿De dónde sabes que son tres?” Le contestó: Hoy tenía que resolver tres problemas en la fábrica donde trabajo y en cada raka’at logré resolver uno de ellos, así que cuando acabé los tres rak’at los había resuelto todos.
Ha resuelto todos sus problemas durante la salah, pero en esa salah no ha estado en presencia de Allah sino en presencia de sus problemas. No basta con estar de pie y hacer una serie de movimientos. La salah sin integridad no tiene ningún significado; no tiene significado si no va acompañada de buenas acciones que nos permitan acudir a Allah, conectarse con Él, beneficiarse de nuestra cercanía al Todopoderoso.

Lo que realmente cuenta es comprender el significado de los actos de adoración:


  Queridos hermanos, el título que hemos dado a esta lección es: "Los actos de adoración tienen por objeto beneficiar a quienes los realizan." Esta frase la dijo el imam al-Shafi, por ello no debemos olvidar la sabiduría y el beneficio que encierran el salat, el ayuno, el Hajj y el zakat. No debemos realizar estos actos de adoración de manera meramente formal, sino entendiendo su significado profundamente. El ayuno es un medio idóneo para pasar de un estado a otro, de un nivel a otro. Con el ayuno sigues el ascenso, pero algunas personas defendiendo el descenso con el ayuno, es que con el ayuno realizas un salto cualitativo.

El perfecto afinamiento del universo:

El cuerpo humano es lo más cercano que tiene el ser humano; es uno de los signos de Allah que muestran su grandeza y que se reflejan :

1- El cabello:

 

Hay cifras referentes al cuerpo humano altamente significativas: En la cabeza de una persona hay unos 300.000 pelos, cada pelo tiene su vena, su arteria, su nervio, su músculo, su glándula grasa y su glándula de teñir.

2- el ojo:

 

La retina del ojo humano mide poco más de un milímetro y en ella hay 130 millones de terminaciones nerviosas. Y este hecho hace del ojo un órgano muy superior a la mejor cámara digital que utilizan los profesionales. 

3- El oído:

 

En el oído hay treinta mil células auditivas. Allah, en su infinita misericordia, nos ha proporcionado dos orejas para saber la dirección del sonido. Todo sonido pasa por un dispositivo en el cerebro que calcula la diferencia de llegada de los sonidos al oído.
 Si estás andando y de repente oyes el pitido de un vehículo detrás de ti, este sonido entra en una oreja antes que en la otra, con un tiempo de diferencia de mil seiscientas veinte fracciones de segundo. Un complejísimo dispositivo en el cerebro me indica que el coche está a mi derecha, y de esta forma sé que debo dirigirme a la izquierda. Por lo tanto, además de poder escuchar, el oído te permite reconocer la dirección de los sonidos.

4- la lengua:



 En la superficie de la lengua hay nueve mil papilas gustativas, para poder reconocer lo dulce, lo agrio, lo amargo y lo salado.
Para poder pronunciar una letra se ponen en funcionamiento 17 músculos; imaginemos el movimiento muscular necesario para poder pronunciar una simple palabra de 5 letras. Por si esto fuese poco, pensemos en un conferenciante que pronuncia 3000 palabras durante su charla y comprenderemos la enorme cantidad de movimientos musculares que tendrán que ponerse en acción.
En la boca existe una membrana mucosa que contiene 500.000 células; cada 5 minutos mueren todas ellas y son reemplazadas por otro medio millones de células nuevas.

5- los glóbulos rojos:

 

Si los glóbulos rojos se pusieran en fila, uno al lado del otro, llegarían a medir 6 veces el diámetro de la tierra; es decir, se convertirían en una cuerda que podría rodear la tierra seis veces. En cada milímetro cúbico de sangre hay cinco millones de glóbulos rojos, y cada uno de ellos da 1500 vueltas alrededor del cuerpo, lo que supone una distancia aproximada de 1150 kilómetros. Cada segundo mueren unos dos millones y medio de glóbulos rojos y nacen otros dos millones y medio más:

“Esta es la creación de Allah, mostradme lo que han creado los que (adoráis) fuera de El”. 

 

Sura de Luqman 31:11

6- el corazón:

 El corazón bombea durante la vida media del hombre una cantidad de sangre suficiente para llenar el rascacielos más grande del mundo. Late de sesenta a ochenta veces por minuto, lo que supone cien mil veces al día; cada día bombea ocho metros cúbicos de sangre, mucho más de lo que lo bebemos en un año. En el cerebro humano hay catorce mil millones de células, de ellas hay ciento cuarenta millones de las cuales se desconoce su función.

7-los pulmones:

 

Existen en los pulmones un millón setecientos mil alvéolos pulmonares similares a racimos de uva. Si estos alvéolos se dispersaran ocuparía una superficie aproximada de doscientos metros cuadrados. Los pulmones laten veinticinco mil veces al día y aspiran ciento ochenta metros cúbicos de aire.

8- el hígado:

 

En el hígado hay trescientos mil millones de células que son renovadas por completo en cuatro meses. Me dijo uno de nuestros hermanos, un veterano en la cirugía hepática: “Un día quité las cuatro quintas partes del hígado de un paciente que estaba infectado por la cirrosis, y la quinta parte restante estaba intacta. El Hígado pudo reconstruirse a sí mismo de nuevo en 16 semanas. Las células más rápidas en reproducirse son las células del hígado.

9- el estómago:

 En la pared del estómago hay mil millones de células que segregan varios litros de ácido clorhídrico al día. Llegados a este punto, podríamos preguntarnos: ¿Cómo es que el estómago no se digiere a sí mismo? Come carne y la carne es digerida por el estómago siendo que el estómago es en sí mismo carne. ¿Cómo es que el estómago, entonces, no se digiere él mismo?

10- los intestinos:

 

En los intestinos hay tres mil seiscientas vellosidades por centímetro, que se renuevan cada cuarenta y ocho horas; es decir, los intestinos se renuevan por completo cada dos días. La edad más corta de los órganos del cuerpo humano es la de las vellosidades de los intestinos, y la más larga la edad de los huesos. Ello indica que cada cinco años eres otro ser humano ya que se te ha cambia la piel, los huesos, el cabello… excepto el cerebro y el corazón, pues si el cerebro se cambiará desaparecería toda la información que contiene, toda la experiencia acumulada, los recuerdos y las imágenes que se encuentran en él registrados.

11- el riñón:

 

En los riñones hay dos Millones de unidades que filtran las sustancias que pasan por ellas. Si las juntamos todas y las ponemos en fila, ocuparían una distancia de cien kilómetros. La sangre pasa por el riñón y se purifica cinco veces al día.

12- La piel:

 

Debajo de la superficie de la piel hay quince millones de acondicionadores para controlar el calor del cuerpo; para la sudoración hay glándulas sudoríparas; estas glándulas funcionan como un acondicionador, cuando hace mucho calor segregan agua, y este agua se calienta absorbiendo el calor, exactamente como el hierro cuando se coloca sobre el fuego hasta que se pone al rojo; si se le echa un vaso de agua se enfría, el agua empieza a hervir, toma el calor y enfría al hierro, al igual que los seres humanos cuando sudan, el sudor absorbe el calor.
 Queridos hermanos, hemos visto algunos datos sobre el cuerpo humano; y por ello se ha dicho:

“Y en vosotros mismos. ¿Es que no vais a ver?”

 

Sura de Los que levantan un torbellino 51:21


Y las alabanzas a Allah Señor de los Mundos

Alabanzas a Al-lah Señor de los mundos