En el nombre de Al-lah El Misericordioso El Compasivo

El sublime nombre de Al-lah Ash-Shaafi

Durante el mes de ramadán se puede sentir especialmente la importancia del bello nombre de Al-lah, Ash-Shaafi.

Al-lah Creó al ser humano y puso en éste sus deseos, así como le Dió también libre albedrío y razonamiento.

Al-lah le Dió razonamiento al ser humano para que pudiera evaluar sus propios actos, y le Dió una balanza equilibrada que es la sharía islámica, enviando a Sus mensajeros con El Libro.

Desgraciadamente el ser humano muchas veces hace a un lado toda la provisión y herramientas [que Al-lah le Dió), y camina por la vida detrás de sus pasiones, sin libro, sin método, sin guía y por ende es probable que se degenere, y la para lo cual Al-lah le Dió dos curas: El Corán para su alma y la medicina para el cuerpo.

Concepto de enfermedad

En principio la enfermedad quiere decir que se ha salido y dejado el método de Al-lah.

Existen las enfermedades del corazón cómo: envidia, odio, soberbia, rencor, egoísmo, arrogancia y agresión.

Las enfermedades del corazón son en realidad síntomas de una sola raíz, y que es el darle la espalda a Al-lah.

Igualmente el cuerpo se enferma cuando se abandonan los consejos del Profeta Muhammad (PyB), sobre cómo tratar al cuerpo.

Al-lah no crea una enfermedad sin que haya creado también su cura.

Así que debemos tener en cuenta que las enfermedades del corazón son más peligrosas que las enfermedades del cuerpo; porque cada vez que la enfermedad del cuerpo se agrava intensamente… puede terminar en la muerte. Por ende con  la muerte se acaba la salud, pero también acaba la enfermedad, acaba la fuerza y la debilidad, termina la riqueza y la pobreza, acaba con la belleza y la fealdad, con la inteligencia y la tontería; en suma, con la muerte se acaba todo lo corporal, pero  la evolución de las enfermedades del corazón continúa después de la muerte, y por eso Al-lah dijo:

“El día en que ni la riqueza ni lo hijos servirán de nada. Sólo quien venga a Al-lah con un corazón límpio.”

Sura de los Poetas 88-89.

Entre los hadices que están relacionados con la salud y la cura, está el transmitido por Yabir (R.A), que el Profeta Muhammad dijo: “Para cada enfermedad hay una cura, y si llega la cura idónea para una enfermedad, entonces el enfermo se alivia con permiso de Al-lah.”

Narrado por Imam Muslim.

Si un médico escucha dicho hadiz y no puede diagnosticar la enfermedad del paciente, entonces tendrá sentimiento de culpa.

Con dicho hadiz se alienta a los científicos e inventores a investigar y buscar la cura para las enfermedades, y el corazón del enfermo se llena de esperanza por su pronta cura.

Al-lah no crea una enfermedad sin que haya creado también su cura.

Si el médico diagnostica la enfermedad correcta y elige la medicina idónea, entonces si Al-lah quiere el enfermo sanará.

Versos coránicos sobre la cura


En la sura de At-Tawba son recurrentes los versos que hablan sobre la cura.

“¡Combatidlos! Al-lah los castigará por medio de vuestras manos y los humillará, os dará la victoria sobre ellos y curará los pechos de una gente creyente.”

Sura At-Tawba 14.

Esto significa que cuando la verdad gana y la falsedad se derrumba, el alma del creyente descansa, pues es parte de la esencia innata del ser humano.

Nuestro Señor Exaltado Sea hace del Corán una cura para los pechos.

“¡Hombres! os ha llegado una exhortación de vuestro Señor, una cura para lo que hay en los pechos y una guía y una misericordia para los creyentes.”

Sura Yunus 57.

Al-lah El Altísimo ha dicho en la sura de Las Abejas:

“Y tu Señor le inspiró a la abeja: Toma en las montañas morada y en los árboles y en lo que construyen.
Luego, come de todo tipo de frutos y ve por los senderos de tu Señor dócilmente. De su vientre sale un jarabe de color diverso que contiene una cura para los hombres.
Es cierto que en eso hay un signo para gente que reflexiona.”

Sura de La Abeja 68-69.

Las dos clases de cura

Los ulema dicen que hay dos tipos de cura:

1- El primer tipo de cura son las palabras de Al-lah para las almas; y El segundo tipo de cura es la miel para el cuerpo.

2- Al-lah es El Curador El que da la salud.

El ser humano se enferma cuando no le da importancia a la salud de su cuerpo, y cuando se desvía es por descuidar el trato con su Señor.

Al-lah por su misericordia trata la enfermedad de su siervo y lo sana porque Él es El Curador, pues Él ha dicho:

“Y que, cuando estoy enfermo me cura.”

Sura de Los Poetas 80.

Las almas se curan durante el mes de ramadán, siempre que la relación con El Señor se haya mejorado.

El mes de ramadán es un curso espiritual intensivo, y también es una cura para el cuerpo porque es un curso para la salud, un tratamiento preventivo como lo ha confirmado la medicina moderna.

Alabanzas a Al-lah Señor de los mundos