En el nombre de Al-lah El Misericordioso El Compasivo

Queridos hermanos, pasamos a un capitulo nuevo del libro "lo más granado de los jardines de los justos", el capítulo 35 bajo el título "el derecho del marido sobre la esposa". Como suele hacer el autor de este libro (el Imam An-Nawawi) comienza el capítulo citando una aleya del Corán relacionada con los hadices citados en el mismo capítulo, Allah Todopoderoso dice:

“Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros y en virtud de lo que (en ellas) gastan de sus riquezas. Las habrá que sean rectas, obedientes y que guarden, cuando no las vean, aquello que Allah manda guardar. Pero aquéllas cuya rebeldía temáis, amonestadlas, no os acostéis con ellas, pegadles; pero si os obedecen, no busquéis ningún medio contra ellas. Allah es siempre Excelso, Grande.”

(Sura de Las Mujeres: 34)

1. El creyente no tiene opción alguna frente a lo que Allah ordena

En efecto, el ser humano frente al Libro de Allah Todopoderoso y Altísono (el Sagrado Corán), y frente la Sunnah del Mensajero de Allah tiene una postura clara, la de adorarle, ya que esto es un mandamiento divino. Tienes la libre elección en asuntos mundanos; como creyente tienes la libertad de vivir en la casa que te diera la gana, de casarse con la mujer que quieras, o en trabajar por tu cuenta o como funcionario, pero como verdadero creyente actúas como Allah manda, Allah Todopoderoso dice:

“No corresponde a ningún creyente ni a ninguna creyentes elegir cuando Allah y Su Mensajero han decidido algún asunto…”

(Sura de Los Coligados: 36)

Si se encuentra una orientación coránica, un juicio divino, un orden de hacer algo, o dejar de hacerlo, en el Libro de Allah, es decir una prueba de indicación evidente, basada en una evidencia segura, como creyente no tendrás otra opción, ya que Allah el Todopoderoso el Altísimo es el Creador, es quien estableció el sistema del matrimonio. El matrimonio, ósea, crear una familia se basa en un sistema, una de las condiciones de crear una familia es tener un líder; someterse a un comandante, y la pregunta que podríamos formar es: ¿Por qué la gente desobedece a su Señor? Por Allah, esta es una pregunta importante, la mayoría de la gente está sumergida en el pecado, a pesar de tener la orientación coránica, directivas proféticas pero nadie las hace caso; están sometidos a sus caprichos y deseos, a veces están conducido por la pasión, a sus intereses, o están dirigidos por la imitación ciega, pero el hecho de que el hombre hace acciones que van completamente de acuerdo con la orden de Allah, o dejar, completamente, de hacer lo que Allah les prohibió hacer, se basa en algo muy preciso.

De hecho, el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, cuando llamó al camino de Allah en La Mecca, permaneció trece años predicando a la gente para conocer a Allah, después le descendió la Legislación Divina, esta verdad nos enseña que el mejor camino es conocer el que manda, en primer lugar, y en segundo lugar, conocer Sus mandamientos; si tiene en tus manos el Corán y la Sunnah, pero no sabes suficiente conocimiento del que manda, será fácil para ti violar las ordenes de Allah el Todopoderoso, te será fácil desobedecerle, te será fácil no dejar de hacer lo que te prohibió hacer. Lo que contienen el Corán y la Sunnah es unos mandamientos, así que si sabes quién es Allah el Todopoderoso, el Altísimo, nunca Le desobedecerás. Si supieras la gran recompensa que Allah dará a los obedientes, si supieras cuán severo es el castigo de Allahla, y si tuvieras el verdadero conocimiento sobre Allah, cortar el cuerpo en pedazos, sería más fácil para ti que violar la orden de Allah el Todopoderoso.

2. El matrimonio debe ser basado en la ley de Allah

El matrimonio en el Islam es algo maravilloso, pero si no se cumplen los mandamientos de Allah relativos con el matrimonio, éste se convierte en vida insoportable, infernal, porque tanto la esposa como el esposo buscan sus deseos, y puede que los deseos del uno contradice los del otro, y de aquí surge la discordia, y de ésta vienen las discrepancias entre los conyugues, por lo tanto, es algo muy importante saber bien el que manda (Allah), como dijo el compañero del Propfeta, Bilal:

"no te fijes en la pequeñez del pecado, sino en contra quién te has atrevido."

3. En esta vida hay conceptos constantes:

En primer lugar, me gustaría empezar con una breve introducción; antes de explicar los hadices referentes con el derecho del hombre sobre la esposa. Hay conceptos constantes en la vida de este mundo, ¿acaso, este universo no es algo grandioso? En otras palabras, si reflexionaras bien en las galaxias, te sorprendería, verías la tierra y los planetas que la rodean como si fueron puntos en el espacio, estas galaxias que son millones de millones, y en cada galaxia hay más de un millón de millones de estrellas, y las distancias entre ellas, sólo Allah las conoce, algo increíble son estas distancias, este universo con sus galaxias, con sus astros y árbitros. El universo, con todos los signos que indican la Grandiosidad de Allah, ¿para quién Allah el Todopoderoso los subordinó?

¿Acaso no hay aleyas en el Libro de Allah, en el que hay signos precisos que confirma que Allah el Todopoderoso subordinó el universo para el servicio del hombre? Sin duda alguna, el universo es subordinado para el hombre, y la prueba de ellos es el dicho de Allah el Todopoderoso:

“Y os ha subordinado lo que hay en los cielos y en la tierra, todo gracias a Él…..”

(Sura de La Arrodillada: 13)

4. ¿Qué debes hacer a cambio de esta subordinación?

Si todo este universo está sometido para mí como ser humano, entonces ¿qué es lo que debo hacer a cambio de este favor de Allah el Todopoderoso? Tiene que alguna obligación a cambio de esta subordinación, si por ejemplo diéramos a un funcionario el salario más alto, esto significa que se encarga de responsabilidades importantísimas, si le dimos grandes privilegios, y a cambio de estos privilegios asumirá ciertas responsabilidades. El punto tan preciso es que el universo con todo lo que abarca, de todo tipo de árboles, flores, de diferente tipos de aves, de peces, también el cuerpo humano con todos los órganos que tiene; los músculos, el corazón, los pulmones. El ambiente con todas sus manifestaciones; los cielos, el aire, el agua, los mares, las estrella, de aves, todo este universo está sometido a los seres humanos, ¿Qué te indica esto? Esto debe conducirte a adorar a Allah el Todopoderoso, en pocas palabras, frente a este gran universo debes conocerle perfectamente, y cuando adquieres gran conocimiento acerca de Él, este conocimiento te llevará a obedecerle plenamente, y uno de los resultados de esta obediencia es ser feliz en este mundo y en el Más Allá, esto quiere decir que es el mayor objetivo de la creación de los cielos y la tierra, y de la creación del ser humano es hacerte feliz en este mundo y el Más Allá, este es el fin principal, pero esta felicidad es infinita, requiere de ti hacer obras buenas, obediencia a Allah, y mucho esfuerzo. Para poder hacer buenas acciones necesitas tener buen conocimiento, y éste conocimiento te conduce a conocer el bien el universo, el gran objetivo de la creación del universo es conocer a Allah a través de él. Se trata de un cadena; el universo es algo milagroso, si reflexionas en él sabrás que existe un Dios, cuya grandiosidad es infinita, y que Él subordinó este universo para ti a fin de conocerlo y amarlo, si lo supieras perfectamente, Le obedecerías debidamente, y si Le obedeces perfectamente, vivirías felizmente en este mundo y el Más Allá.

Así que, como esposo o esposa, cuando ves un orden divino debes saber que esto se trata de algo muy crucial, lo que debes hacer es cumplir con lo que el Creador del universo te ordinó, el que te subordinó todo lo que hay en el universo a tu servicio, este es el punto crucial. Podrás encontrar gente que no le importa el ordenamiento de Allah el Todopoderoso, no hace caso a Allah, ni le importa Su ordenamiento, no le importa desobedecerle, no le importa violar Sus órdenes y Sus límites, para él, hacer todas estas cosas es algo simple, te dirá: no seas tan estricto, no compliques el tema, Allah es Indulgente, Misericordioso, y nosotros fuimos creados para hacer buenas acciones, no para ser expuesto a pruebas, y que Allah no nos redirá cuenta basándose de nuestras acciones,… todas estas palabras son pronunciadas de unos ignorantes, sin embargo Allah el Todopoderoso, cuando creó el universo para nosotros, Él espera de nosotros saberle correctamente, y agradecerle debidamente, de manera que si Le supiéramos, y Le diéramos las gracias, Le habríamos obedecido debidamente, ésta a su vez nos lleva a la felicidad eterna en este mundo y el Más Allá. De aquí viene la orientación de Allah Todopoderoso, cuando dice:

“Los hombres están al cargo de las mujeres…. “

(Sur de Las Mujeres: 34)

5. La preferencia del hombre sobre la mujer

Esto significa que la familia es como un barco o un vehículo, debe haber un solo conductor, ósea uno de los esposos debe ser el líder, al respecto, Allah el Todopoderoso dice:

“Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros …. “

(Sur de Las Mujeres: 34)

Allah el Todopoderoso hace que el hombre integra la mujer, es decir el hombre y la mujer son iguales ante asumir las responsabilidades relacionadas con la ley islámica, y reciben las mismas recompensas de sus acciones, es decir, tanto el hombre como la mujer están encargados de buscar el conocimiento que les lleve a Allah el Todopoderoso, a obedecerle y a estar a Su cercanía, sin embargo no asumen las mismas obligaciones, como por ejemplo, la lucha por la causa de Allah (Yihad), y hacer la oración del viernes colectivamente (en la mezquita), Allah el Todopoderoso dice:

“Es verdad que a los musulmanes ya las musulmanas, a los creyentes y a las creyentes, a los obedientes y a las obedientes, a los veraces ya las veraces, a los pacientes y a las pacientes, a los humildes ya a las humildes, a los que dan con franqueza y a las que dan con franqueza, a los que ayunan ya a las que ayunan, a los que guardan sus partes íntimas ya a las que las guardan ay a los que recuerdan mucho a Allah y a las que recuerdan; Allah les ha preparado un perdón y una enorme recompensa.”

(Sura de Los Coligados: 35)

Es decir, quien hace buenas obras sea varón o hembra, Allah les recompensará:

“Y su señor les responde: No dejaré que se pierda lo que haya hecho ninguno de vosotros, sea varón o hembra. Unos procedéis de otros.”

(Sura de La Familia de Imran: 195)

6. Las similitudes y diferencias entre el hombre y la mujer

Tanto las mujeres como los hombres son iguales en las obligaciones y recompensas, sin embargo hay una gran disparidad entre la estructura de la mujer y la del hombre, la mujer tiene una estructura psicológica, estructura física, y estructura mental que coinciden con la tarea más importante, que Allah creó en ella; la del cuidar de niños, y por otra parte, el hombre goza de una estructura mentalidad especial, de una estructura psicológica particular, y de una estructura física especial, que coincide con su papel en la familia, que le haga capaz de ganarse la vida, para manejar bien ese barco, y para poder tomar la decisión precisa, en otras palabras: Hay integración entre ambos, nuestro Señor el Todopoderoso, con Su conocimiento infinito escogió el ser humano para ser el líder de esta familia, así que Allah dijo al respecto:

“Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros …”

(Sura de Las Mujeres: Versículo 34)

La mente del hombre domina su pasión, tiene visión superior a la de la mujer; la mujer se ve afectada por su entorno, le preocupa mucho las apariencias, pero el hombre le preocupa la realidad de esta vida, esto no es desprecio de la mujer; tanto la mujer como el hombre tienen un papel importante, ambos tienen una postura ante Allah, al respecto el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo sobre la mujer:

((¡Oh mujer! Vaya y informa a las demás que el hecho de que cada una de vosotras trate bien a su marido, busque su bienestar y le apoye en sus decisiones equivale a la lucha por la causa de Allah “Yihad”))

[Citado en la tradición profética]

Juro por Allah que una mujer que ayuna, reza por la noche, y que es obediente a su marido, vale mil hombres, sino mil diez mil, más bien cien mil, lo valioso ante Allah es la piedad y las buenas obras:

“Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros y en virtud de lo que (en ellas) gastan de sus riquezas…”

Es decir; el hombre orienta, administra, vigila, toma direcciones, y supervisa, a menos que él mismo deja este liderazgo a su mujer, como por ejemplo cuando su mujer entra una tienda antes que él, ella negocia y él se queda callado, su tarea se limite a pagar el precio. A veces, el hombre deja de hacer su papel, y este es un tema deferente, sin embargo nuestro Señor el Todopoderoso, diseña el sistema de la familia como lo siguiente:

“Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros y en virtud de lo que (en ellas) gastan de sus riquezas…”

Se narra del califa Omar, que Allah esté complacido con él, que durante su gobernado, su dirección de los asuntos de la gente, tomó una decisión estricta; su esposa le preguntó acerca de la disputa entre una pareja: ¿Qué problema tiene este hombre con su esposa? Sólo una pregunta, ¿Por qué su esposa hizo tal y tal? La mujer de Omar no interfirió en los asuntos de su marido, no le preguntó dejar de aplicar su decisión, ni le pidió tomar otra decisión, ni perdonarlo, sino que le preguntó: ¿Qué problema tiene este hombre? La contestó: ¡Oh mala mujer!, ¿Qué más te da a ti? ¿Qué te importa a ti? ¿Cómo es posible que el califa de los musulmanes permitiera a una mujer interferir en sus asuntos? La mujer ocupa un rango alto ante Allah, en los temas relativos con su competencia, a este respecto se dice:

"Que Allah bendiga al siervo de Allah que sabe su límite, no lo sobrepasa ni supera su rango."

Pues:

“Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros…”

Es decir, Allah dio al hombre más fuerza que la mujer; le dio músculos más fuerte, su cuerpo es más fuerte, y le proporcionó poder intelectual más que la pasión, porque en ciertas circunstancias se requiere una postura estricta, y porque en ciertas situaciones se requiere coraje, sin embargo, la mujer, gracias a su pasión dominante, no podrá ser capaz de tomar una posición firme en un determinado caso.

7. La argumentación coránica de la tutela de los hombres sobre las mujeres

Ahora bien, Allah dice:

“Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros…”

(Sura de Las Mujeres: Versículo 34)

Nuestro Señor el Todopoderoso citó dos argumentos:

El primero es:

“…. en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros…”

Y el segundo:

“…y en virtud de lo que (en ellas) gastan de sus riquezas…”

8. Cualidades de la mujer virtuosa

Allah dice:

“…Las habrá que sean rectas, obedientes y que guarden, cuando no las vean, aquello que Allah manda guardar…”

(Sura de Las Mujeres: 34)

La mujer obediente reserva a sí misma en ausencia de su marido, guarda tanto a sí misma como a los bienes de su marido, en otras palabras, la mejor cualidad que una mujer virtuosa tiene es guardar a sí misma y a los bienes del marido cuando esté ausente; no muestra su belleza a nadie excepto a su marido, ni habla con otros, ni siquiera una palabra:

“¡Mujeres del Profeta! No sois como cualquier otra mujer; si tenéis temor (de Allah). Así pues no seáis suaves al hablar de manera aquel en cuyo corazón hay una enfermedad pueda sentir desea; hablad con palabras adecuadas.”

(Sura de Los Coligados: versículo 32)

Hay mujeres que en ausencia de sus maridos, cuando un hombre llama su puerta, la abre por completo, habla con él sin tranquilamente, no cubren su cuerpo debidamente, ésta que abre la puerta de su casa imprudentemente, no habrá guardado a sí misma, es como si estuviera llamando a la gente a tener relaciones con ella, y está a punto de cometer infidelidad con respecto a su relación con su marido, pero la mujer creyente es como Allah el Todopoderoso la califica por las siguientes palabras:

“…Las habrá que sean rectas, obedientes y que guarden, cuando no las vean, aquello que Allah manda guardar.”

En que en Marruecos, hay bastantes buenos hábitos, cuando alguien llama a la puerta de una casa, la mujer response desde dentro, de la misma manera, queriendo decir que estamos dentro qué quieres. Pero la mujer que recibe al que llama su puerta con la bienvenida, pedirle entrar y hacerle sentir como si fuere en su casa, ofrecerle café… esto no tiene nada que ver con los cualidades de la mujer musulmana, ya que las mujeres musulmanas cubre su belleza y guarde así misma en ausencia de su marido.

Ibn Abbas, que Allah esté complacido con ella, dijo: Un hombre vino a donde estaba el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, y dijo:

((Mi mujer es la más querida para mí, sin embargo ella saluda con la mano a todos que la saludan… a lo que el Profeta le dijo: divórciala...))

[Lo relató An-Nasaí]

La mujer que no guarda a sí misma, en ausencia de su marido, no se confía en ella. Hay mujeres que están muy equivocadas; creen que la mujer que habla con los hombres es una mujer honesta; nadie puede causarla daño o perjudicarla, esa mujer que sale al balcón de casa con ropa escandalosa, mostrando su belleza a la gente no es honesta ni es digna de confianza en absoluto, la mujer que muestra sus encantos arbitrariamente a los demás no es una verdadera musulmana aunque rece las cinco oraciones, ayune el mes de Ramadán, y pretenda ser musulmana, ya que la mujer musulmana es la que Allah le califica con las siguientes palabras:

“…Las habrá que sean rectas, obedientes y que guarden, cuando no las vean, aquello que Allah manda guardar…”

Es decir; guarda a sí misma (no peca), tanto en presencia de su marido como en su ausencia, y protege sus bienes, porque guardar los bienes de su marido no significa que es tacaña sino una de las cualidades de la virtud, puesto que el marido es quien mantiene económicamente la familia no la esposa:

“…Las habrá que sean rectas, obedientes y que guarden, cuando no las vean, aquello que Allah manda guardar…”

Este es el amor entre los esposos. Una mujer le recomendó a su hija lo siguiente:

"!Oh hija mía!, te recomiendo tener las siguientes diez cualidades que te serán un fuente de apoyo y de recompensa: acompañar a tu esposo con mucha satisfacción, convivir con él con buena obediencia, preocuparse bien de su belleza, limpiarse bien para que su marido no olea algo malo de su cuerpo, de esta manera tu esposo no ve algo feo en ti, sólo huele de ti el mejor fragancia, preparar la comida a su tiempo, hacerle dormir tan cómodo, ya que retorcerse de hambre es duro, y perturbarse el sueño es algo odioso, cuida de alegrarse cuando esté triste y tener triste cuanto se encuentra alegre, porque si te pones feliz cuando esté trise esto implica que no cumplías con tus obligaciones sobre él, y si hace el segundo caso, esto significa que le haces su vida infeliz, no le desobedeces, no desveles sus secretos, ya que si le desobedece le irritarías, y si le desvelas su secreta no podrías salvarse de su maquinación..."etc

Allah el Todopoderoso dice:

Las habrá que sean rectas, obedientes y que guarden, cuando no las vean, aquello que Allah manda guardar.

(Sura de Las Mujeres: 34)

Este es el significado de la siguiente aleya:

“Los hombres están al cargo de las mujeres...”

(Sura de Las Mujeres: 34)

Si el hombre tuviera menos piedad, menos conocimiento, una visión a corto, y no la mantiene económicamente, ella misma será superior que él, en breves palabras, si el marido tiene más piedad que su mujer, más conocimiento, más temor de Allah, más rectitud, además la mantiene económicamente, será su líder (qayiem) pero si no hace todas estas cosas, debe entender que su mujer es el qayiem; debe obedecer sus órdenes.

Dichos del Profeta sobre los derechos de los conyugues

El primer derecho del marido sobre su mujer, es como dijo el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él:

El primer hadiz:

Abu Hurayrah dijo: El Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

((Si un hombre llama a su esposa a la cama, y ello no le responde, los ángeles la maldicen hasta que amanezca))

[Lo relataron, Muslim y Al-Bujari]

Este hadiz fue narrado por Al-Bujari y Muslim, es sahih (auténtico), y en otra transmisión de Al-Bujari y Muslim:

((Si una mujer abandona su lecho conyugal, los ángeles le maldicen hasta que amanezca))

Es decir; el matrimonio está basado es el encuentro de la pareja, así que, si la mujer abandona a su marido; abandona el lecho conyugal, los ángeles la maldicen toda la noche hasta que amanezca.

Se ramifica de este derecho, que no está permitido que una mujer ayune un día fuera del mes de Ramadán, mientras que su esposo esté presente; debe pedir su permiso, pero cuando quiere ayunar los días que son obligatorios, no se le pide su permiso, por el dicho del Profeta:

“No hay obediencia a una creatura cuando se trata de desobedecer a Allah Exaltado Sea”

[Lo relató Ahmad, de Ibn Masud]

Sea quien sea esa criatura, hay padres que piden de su hijo que se divorciara con su mujer y si lo hace se complacería con él, ¿qué complacer es esto? Es pura injusticia divorciar a una esposa virtuosa:

“No hay obediencia a una creatura cuando se trata de desobedecer a Allah Exaltado Sea”

[Lo relató Ahmad, de Ibn Masud]

Siempre que se violan los mandamientos de Allah, no habrá satisfacción.

El segundo hadiz

De Abu Huraira, que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él dijo:

((No es permitido que una mujer ayune cuando su esposo esté presente, sin su permiso, ni dejar a nadie entrara su casa sin su permiso, y todo lo que ella gasta sin el permiso de su esposo, será recompensado))

[Lo relataron, Muslim y Al-Bujari]

¿Qué significa “estar presente”? significa estar en casa, pero si estuviera de viaja, tendrá el derecho de ayunar voluntariamente, sin su permiso, sin embargo si estuviera en residente en el país, saldrá del trabajo a su casa:

((…ni dejar a nadie entrara su casa sin su permiso…))

Es decir, no es lícito que una mujer deje a nadie entrar en su casa sin su permiso, para que una mujer pueda permitir a una persona entrar en la casa, debe pedir el permiso del marido; supongamos que el marido le dio a su esposa unas instrucciones, como por ejemplo decirle: No te permito que tu primo entrara en mi casa, por supuesto no es lícito estar solo con ella, no está permitido en el Islam dejarle entrar en la ausencia del marido, pero a pesar de todo esto, le deja entrar pretextándose de que él viene de viajes; sentía pena no dejarle entrar. Son palabras insignificantes, hay líder de la familia; el hombre es quien ocupa este liderazgo, de manera que si el marido le ordena no violar la orden de Allah el Todopoderoso debe cumplir sus órdenes; debe abstenerse de caer en el pecado.

El tercer hadiz

De Umm Salamah, que Allah esté complacido con ella, dijo: El Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

"Si una mujer muere y su marido está complacido de ella, entrará al Paraíso."

(Citado en Sunan Al-Termizi, lo califico como hadiz hasan (aceptable))

Es decir que su marido creyente está satisfecho con ella, le proporciona su derecho sobre ella perfectamente; cuida de sus hijos, le concede sus derechos, y le hace todas sus necesidades, le proporciona una vida tranquila, el sosiego, consuelo psicológico, le hizo ayuda en tener éxito en su trabajo, le hizo un hombre iniciativo, le hizo un miembro útil en la sociedad, en cambio, el hombre que vive una vida de ansiedad, pasar toda la noche teniendo molestias y odio mutuo con su mujer, no hace su trabajo debidamente a causa de las situaciones inquietas que vive. La mujer que suministra comodidad y tranquilidad psicológica a su marido, le comparte la recompensa que Allah les dará, hay quien dice: "todo hombre exitoso es debido a una mujer." No cualquier mujer sino una mujer virtuosa, ese dicho es lógico; tiene sentido. El hombre que se puso en marcha en un buen trabajo, y cuando se dedica al servicio de los miembros de la sociedad, esto significa que vive una vida tranquila, al respecto, Allah el Todopoderoso, dijo:

“Los guiará y arreglará su estado.”

(Sura de Muhammad)

¿Quién le proporcionó el ambiente tranquilo? Su mujer. Me impresiona ver que en la mayor parte de las obras, el autor dedica su trabajo a su esposa, tienen toda la razón, se suele escribir: dedico mi obra a quien me proporcionó el buen ambiente, el ambiente para poder escribir, a quien me aseguró la tranquilidad para poder realizar este obra, pero si todo el día disputas entre ellos, no habrá obra alguna, se suspende la autoría, debe haber tranquilidad, felicidad, paz, amor, y respeto mutuo, el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

"Si una mujer muere y su marido está complacido de ella, entrará al Paraíso."

El mejor ejemplo es cuando la mujer agrada al Señor estándose al servicio de su marido, y cuando el marido satisface a su Señor estándose al servicio de su mujer, esta es la situación ideal, en otras palabras, a veces descubres que uno no es capaz de ser tratado bien; hay hombres que no merecen tratar bien por parte de sus mujeres, y por otro lado, hay mujeres que no merecen ser tratado bien por sus esposos, Si uno de los conyugues quería tratar al otro por sus actos, habrá mucha discordia y disputas, pero si el marido quiere acercarse más a Allah vía sus actos de bondad, surgirá la felicidad conyugal, por lo que todo matrimonio construido sobre la obediencia Allah será exitoso, y Allah reconciliará la relación de la pareja.

Por cierto, diré las siguientes fugaces palabras, quizá no tienen nada que ver con esta lección, pero me gustaría decirlas: Bajar la mirada de todo haram (ilícito) por parte del marido y por parte de la esposa tiene un papel muy importante en la comprensión entre ambos esposos, porque cuando Allah el Todopoderoso ve que ese marido baja su mirada para no mirar la belleza de las mujeres por el temor de Allah el Todopoderoso, la primera recompensa de Allah será reconciliar su relación con su esposa; el marido amará a su esposa, y ésta ama a su esposo, por lo tanto, bajar la mirada de todo haram, por parte del marido y de la mujer tiene un papel importante en tener una vida conyugal feliz, y esto es muy crucial, porque nuestro Señor el Todopoderoso dice:

“Di a los creyentes que bajen la mirada y guarden sus partes privadas, eso es más puro para ellos. Es cierto que Allah sabe perfectamente lo que hacen.”

(Sura de La Luz Al-Nur: 30)

Es decir; si crees que ver ilícitamente y constantemente la belleza de una mujer, es más puro para ti, te equivocas, ya que tu Creador el que te crió y el que todo está en Su mano te dice:

“Di a los creyentes que bajen la mirada y guarden sus partes privadas, eso es más puro para ellos. Es cierto que Allah sabe perfectamente lo que hacen.”

(Sura de La Luz Al-Nur: 30)

Si cumples con esta aleya te será mejor, y serás recompensado en el mismo día, o después de cierto tiempo, cuando bajas la mirada veras la recompensa, en tu casa en el mismo día; vivirás una vida conyugal feliz. De hecho la felicidad conyugal es algo muy importantísima, ya que si uno vive una vida tranquila con su familia, esto le hace realizar su trabajo con mucho éxito y mucha gana, pero si viviera una vida llena de disputa conyugal, esto se refleja negativamente en su carrera, por lo tanto, es parte de la sabiduría haber el buen tratamiento mutuo entre los esposos, Allah el Todopoderoso dice:

“…Convivid con ellas según lo que es razonable y establecido,…”

(Sura de Las Mujeres: 19)

El cuarto hadiz

Es un mandamiento divino el hecho de que Allah el Todopoderoso te ordena convivir según lo reconocido, Allah nos ordenó tratar bien con las mujeres, con la gente débil; las mujeres y los huérfanos, de Aisha que dijo: El Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

((El mejor entre vosotros es el que trata mejor a su esposa, y soy el mejor entre vosotros que trato mejor a mi esposa))

[Sunan al-Tirmidhi]

"Honrad a las mujeres, pues, juro por Allah que no las honra sino el hombre honrado y no las humilla sino hombre vil. Ellas son victoriosas sobre los hombres honrados, y son vencidas por los hombres viles. Y yo prefiero ser un hombre honrado vencido que uno vil vencedor".

[Citado en las tradiciones proféticas]

Pues, el verdadero creyente debe honrar a la mujer.

"Si una mujer muere y su marido está complacido de ella, entrará al Paraíso."

“Un día, hace unos años me fui para dar el pésame en Midan (uno de los barrios de Damasco), el difunto era una mujer de ochenta años, su esposo tenía noventa y cinco años, lo vi llorando amargamente, me sorprendí verlo llorando a en esta edad, y cuando terminaron la condolencia, uno de sus amigos le preguntó la razón de llorar tan amargamente, a lo que él respondió: "¿Por qué no llorar? Juro por Allah que vivía con ella cuarenta y cinco años, nunca dormí estándome enojado de ella".

Hay otros hombres que te dirán: "Juro por Allah nunca pasé un día feliz con mi mujer"

Se narra por la gente que uno se puso de acuerdo con su mujer dedicar un día para las disputas y otro para descansar, y cuando le pareció buena la idea le dijo: pues mañana será para disputar, prepárate!

"Si una mujer muere y su marido está complacido de ella, entrará al Paraíso."

El quinto hadiz

De Abdul Rahman bin Auf, dijo: El Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

((Si la mujer rezó las cinco oraciones diarias, ayunó el mes de Ramadan, preservó sus partes privadas, y obedeció a su marido, se le dijo: entra el paraíso, de sus puertas que deseas))

[Musnad Ahmad]

Esto significa que obedecer al marido equivale la cuarta parte del Din (la religión).

El sexto hadiz

De Muáz bin Yabal, que Allah esté complacido con él, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

((Que toda mujer que dañe a su marido en la vida de este mundo, una de sus mujeres del hur ín (esposas en el paraíso), la dirá: No le causes daño, que Allah te castigue, es tu marido por corto tiempo, a punto de dejarte para vivir con nosotras))

[Sunan al-Tirmidhi]

Queda prohibido molestar la esposa

((Que toda mujer que dañe a su marido en la vida de este mundo, …))

Me hace extrañar mucho que a alguno les gustaran molestar a sus esposas; abiertamente les interesa enojarlas, y a algunas mujeres les gustan inventar cosas que enfurecen a sus esposos, tal situación es algo anormal por contradecir la siguiente aleya:

“Y parte de Sus Signos es que os creó esposas sacadas de vosotros mismos para que encontrarais sosiego en ellas y puso entre vosotros amor y misericordia…”

(Sura de Los Romanos: 21)

Este es la creación de nuestro Señor el Todopoderoso, encontrar sosiego en ella, y para que haya amor y misericordia entre ti y tu esposa, es la creación de nuestro Señor.

¿Qué sucede en algunas casas? hay mujeres que quieren molestar a sus esposos, por ejemplo, el viernes no es un día adecuado para ocupar el baño a fin de lavar las ropas, puesto que este día es un día festivo, a pesar de ello, hay mujeres que lo hacen, este tipo de mujeres es extremadamente tonto; muy estúpido y están muy lejos de Allah el Todopoderoso. Tanto la mujer como el marido no es lícito molestar el uno al otro. Es verdad que surge discrepancia y disputas entre los conyugues, esto es algo normal, pero que no convierte de una disputa espontánea a otra deseada y planteada.

Dos consejos importantísimos para los esposos

El primer consejo:

El consejo que doy a cada hermano, por supuesto, no hay matrimonio sin vivir problema en absoluto, es algo irreal, toda persona tiene deseos diferentes de la otra, a veces la mujer pide algo de su esposo y éste no le gusta hacerlo, y como resultado surge una disputa entre ambos, porque según ella es algo necesario.

Anas dijo:

(Un día, el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, estaba en casa de una de sus esposas, otra de sus esposas envío un plato de comida a casa de esa esposa, ésta esposa, con la cual estaba el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, golpeó la mano del servidor que trajo la comida, esto le hace caer al plato y se convirtió en pedazos, entonces, el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, separó estos pedazos de la comida diciendo: vuestro madre se pone celosa. Después pidió del servidor que esperara, y se fue a buscar un plato en casa de la que rompió ese plato, dio este plato a su esposa que mandó la comida, y guardó los pedazos del primer plato en casa de la que lo rompió))

En otra ocasión, una de sus esposas le ofreció un plato de comida cuando estaba en la casa de otra, ésta rompió el plato, pero esta vez el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, le reprochó.

((Un hombre quería quejar su esposa ante el califa Omar, cuando llegó cerca de su casa y después de haber llamado la puerta escuchó fuertes gritos, entonces decidió volver atrás, cuando Omar abrió la puerta no vio nadie a la puerta, sino uno que estaba alejándose de su casa, le llamó diciendo: ¿Para qué viniste a buscarme? Le contestó: Vine para quejar lo mismo que tú sufres.)).

Esto es algo normal, pero tanto el marido como la esposa no tienen derecho de molestar el uno al otro, esto no es lícito, porque esto viola la palabra de Allah en el Corán, cuando Allah dice:

El segundo consejo

“No les hagáis salir de sus casas ni tampoco salgan ellas,…”

Sura del Divorcio: 1

A veces surge un problema entre ti y tu esposa, le echas de casa, ella va a la casa de su familia, donde se encuentra con su tía paterna y materna, su sobrina, sus hermanas, le dirán: ¿Por qué no le divorcias? Podrás casarte con otro mucho mejor que él. El caso empieza con un problema muy simple, que podría ser resuelto en uno o dos días, pero al echarla fuera de su casa complica el tema y lo hace llegar a pensar en realizar el divorcio. Y al pasar una o dos semanas, y como ninguno de los dos comunica con el otro, los corazones se llenan de rencor y de rabia. Esto es un ciclo vicioso y tonto; el marido espera la llamada de su mujer pidiendo disculpas y la esposa espera la llamada del marido pidiendo lo mismo, los dos están el shaitan (satán) se apoderó de ellos, ¿no es mejor hacerle quedar en casa y solucionar el problema el día siguiente? Es muy evidente el caso; el peor problema entre la pareja puede ser resuelto en unos días siempre que se quede en casa. Y el problema insignificante que surge entre ellos puede llegar al divorcio, en caso de que ella sale de casa. El sapiens padre no recibe su hija enojada con su esposo, sino resuelve su problema con su marido, le hace volver a casa de su marido, les reconcilia el problema, y no se pone al lado de su hija, no le dice: mi casa es tuya, come y haz lo que quieres en ella,.. Estas palabras no son sabias.

Oí que entre los antepasados, hay quien si su hija se enoja con su marido y quiere abandonar el hogar conyugal, se pone de acuerdo con su mujer que si viene su hija, un día limpiamos toda la casa, otro día cocinamos lentejas, otro día más haremos un problema, hasta que su hija descubra que la vida con su marido es mucho mejor. Hay padres de familia que son muy sabios padres, cuando se entera que su hija tiene problema con su marido y que ella quiere abandonarle, su padre le trata cruelmente, le hace sentir disgusto, le hace sentir cuán difícil es la vida, le obliga hacer tareas duras en casa, y le provoca varias disputas para que su hija odie venir a casa de su familia queriendo abandonar su hogar conyugal, todo esto para no destruir su familia.

Hay padres de familias que apoyan a sus hijas; les dicen: divórciale, moléstale…es por eso la relación termina en realizar el divorcio, y entonces el problema comenzará. Todo esto es lo que sufre la comunidad musulmana hoy en día, porque hay una gran ignorancia entre ella.

Hay madres que no sienten satisfechas si no mantienen el control de su hija incluso después de casarse, hacen la vida de sus propias hijas imposible, ¡¿qué tipo de madres son? Por lo tanto, Usama bin Zaid, narra del Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

((Me puse ante la puerta del paraíso, vi que la mayor parte de quien lo entra eran pobres, pero los ricos están encerrados (para ser juzgados), y en cuanto a la gente del Infierno, fueron arrojados al Fuego. Y me puse ante la puerta del Infierno, me di cuenta que la mayoría son mujeres.))

[Ahmad]

El hombre debe ser muy cuidado, y estar a favor de la verdad, fíjate en este hadiz:

((Que toda mujer que dañe a su marido en la vida de este mundo, una de sus mujeres del hur ín (esposas en el paraíso), la dirá: No le causes daño, que Allah te castigue, es tu marido por corto tiempo, a punto de dejarte para vivir con nosotras))

[Sunan al-Tirmidhi]

Uno de los compañeros del Profeta, cuando su esposa pidió cosas que él no pudo tener; exageró en su petición, le dijo: ¡Oh mujer!, en el paraíso hay hur (jovencitas vírgenes bellísimas), si una de ellas mira hacia la tierra, su luz sería más luminoso que la luz del sol y de la luna, pues sería mejor para mí perderte que perder una de ellas.

Este tipo de mujeres deben saber su verdadero papel.

De Osama bin Zaid, que Allah esté complacido con él, dijo: El Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

"No he dejado después de mi (muerte),algo que es más perjudicado a los hombres más que las mujeres."

(Narrado por Al-Bujari y Muslim)

Es decir, la mujer es como trampa para caer en manos del shaitan, porque espera que la gente caiga en su red.

El shaitan tiene muchas redes y trampas, y la trampa más peligrosa es la seducción provocada por las mujeres; es más dañina que la que hacen los hombres.".

La trampa más peligrosa sobre los hombres que tiene el shaitan es la de las mujeres, así pues, que se alejen los hombres de lo que provoca sospechas.

Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos.

Alabanzas a Al-lah Señor de los mundos