En el nombre de Al-lah El Misericordioso El Compasivo

El matrimonio del profeta con Assayda Aisha:

Primero:

 El matrimonio entre el Mensajero de Allah –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y Assayda Aisha se llevó a cabo por inicitaiva de Jawla hija de Hakim, para reforzar el vínculo entre el Profeta y Abu Bakr as-sidiq, la persona que más quería, a través del matrimonio con su hija.

Segundo:

 Antes de compromoterse con el Profeta Muhammad, Aisha había estado comprometida con Yubair bin Mut'am hijo de Adi; lo que indica que Aisha era una mujer físicamente madura.

 

Tercero:

 

los Quraish, que siempre estaba atentos para ver si podían sorprender al Mensajero de Allah –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- en algún desliz o actitud contraria a sus costumbres para incitar a la gente contra él, no mostraron ningún tipo de extrañeza cuando se anunció el vínculo matrimonial entre dos personas con una gran diferencia de edad, sino que los quraishis recibieron la noticia como un asunto normal.

Cuarto:

Es que Aisha –que Allah esté complacido con ella- no fue la primera ni la última mujer que se casó con un hombre mayor que ella.

 

La combinación entre la vejez y la infancia:

 Fijémonos en el anciano Abdel Muttalib que se casó con Hala la prima de Amina el mismo día en el que su hijo menor Abdul-llah, se casaba con Amina que tenía la misma edad que Hala.
‘ Umar ibn al-Jattab se casó con la hija de Ali bin Abi Talib -que Allah esté complacido con él- que tenía la misma edad que su abuelo; por otro lado, ‘Umar ibn al-Jattab ofreció su hija más joven, Hafsa, a Abu Bakr al-Siddiq para casarse con ella, teniendo en cuenta que la diferencia de edad entre ambos era la misma que entre el Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y Aisha. Sin embargo, algunos orientalistas, después de más de mil cuatrocientos años de historia, se ponen a criticar este matrimonio sin tener en cuanta las formas de vida que se han ido desarrollando en el transcurso de los siglos y a lo largo de la geografía universal, y aluden a la extraña combinación que supone el matrimonio de un anciano con una niña. Comparan un contrato de matrimonio que se realizó en Mekka antes de la emigración del Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- con la práctica habitual de hoy en Occidente, donde las chicas no se casan, por lo general, antes de los veinte años.

Reafirmar la relación a través del matrimonio:

image

Debe tener en cuenta que las mujeres que viven en zonas trópiales, maduran físicamente mucho antes que las que viven en regiones más frías. En todo caso, el Profeta – Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- a sus cincuenta y cinco años de edad, no se casó con Aisha para desfrutar sexualmente de ella, sino para reforzar la relación con el hombre que más amaba a través del vínculo matrimonial. Por otro lado, la responsabilidad de transmitir el mensaje Divino se había convertido en una pesada carga, que no le permitía pensar en placeres mundanos.

 

El propósito del matrimonio del Profeta:

Si la principal preocupación del Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- hubiese sido disfrutar de las mujeres, lo habría hecho durante su juventud, sin tener que llevar la pesada carga de la Profecía y poseyendo todas sus facultades y potencialidades propias de los jóvenes.

Sin embargo, si nos fijamos en su juventud veremos que no le interesaba nada de eso; por ello aceptó casarse con Jadiya -que Allah esté complacido con ella- apesar de que era mucho mayor que él –tenía cincuenta años y el Profeta 25 cuando se casaron.

 Por otra parte, si hubiera estado obsesionado con las mujeres no habría vivido tantos años con su esposa Jadiya -que Allah esté complacido con ella- sin haberse casado con otra mujer. Y después de la muerte de Jadija -que Allah esté complacido con ella- ¿con quién se casó? Se casó con Sawda hija de Zam'ah al-Amiriya para consolarla y para que no viviera sola después de la muerte de su marido. Sawda era una mujer de avanzada edad y sin ningún atractivo especial. Ello indica que el Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- tenía objetivos humanos, espirituales y políticos a la hora de contraer sus matrimonios.

De tal manera era así, que cuando Jawla hija de Hakim le sugirió casarse con Aisha, el Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- pensó en rechazar la proposición, pero la idea de reforzar su relación con un hombre de la talla de Abu Bakr, le animó a no hacerlo.

 

El amor del profeta hacia Aisha viene del amor hacia su padre:

 

Y cuando Aisha -que Allah esté complacido con ella- vino a la casa del Profeta–que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- Sawdah le dejó el mejor sitio para que se sintiera más cómoda. Tras la muerte de Sawda, que había dedicado su vida a la adoración de Allah el Altísimo, Aisha –que Allah esté complacido con ella- se mantuvo complaciente y fiel al Mensajero de Allah –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- convirtiéndose en una verdadera autoridad en los asuntos de la shari'a.

 

El hombre más amado por el Profeta:


El amor del Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- hacia Aisha - que Allah esté complacido con ella- era una extensión de Su amor hacia su padre -que Allah esté complacido con ambos.

image

En una ocasión le preguntaron al Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él: “¿Quién es la persona a la que más quieres?” Contestó: “Aisha”. A continuación, le preguntaron: “¿Y entre los hombres?” Dijo: “A su padre”. Esta era Aisha -que Allah esté complacido con ella- la esposa y la persona más querida del Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él.



 El motivo de su casamiento con Aisha no era satisfacer la pasión y el placer conyugal, sino honrar a Abu Bakr, mostrar su preferencia por él, acercarse a él, y hacer que su hija cocupase el puesto más elevado en la casa de la profecía.

La edad de Assayda Aisha cuando se casó:

El periódico "Oriente Medio" que tiene su sede en Londres anunciaba el sábado 6-9-2008 que una investigadora de temas islamicos y una historiadora saudí estaban investigando la validez de la información de que el Profeta - la paz y las bendicones de Allah sean con él – no se casó con Aisha cuando esta tenía nueve años.

Dra. Suhaila Zein el Abidin, miembro del Comité de Estudio e Investigación de la Asamblea Nacional de los Derechos Humanos, ha hecho la siguiente declaración: “Siguiendo la lógica, y comporando la edad de Aisha hija de Abu Bakr con la de su hermana Asma', que tenía diez años más que ella, y teniendo en cuenta los numerosos acontecimientos transcurridos, y el tiempo de la emigración del Profeta – que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- concluiremos que el matrimonio de Aisha se realizó cuando ésta tenía diecinueve años”. Al mismo tiempo, afirmó que estaba en vías de documentar ampliamente está afirmación.

La Dra. Suhaila Hammad, miembro de la Federación Mundial de los Ulama' Musulmanes, comentó que el matrimonio del Profeta -que la paz y las bendiciones de Allah sean con él - con Aisha cuando era una niña, hay que situarlo en su tiempo y teniendo en cuenta las condiciones en las que se llevó a cabo.

 

Extrapolar la edad de la madre de los creyentes:


 Trato de dilucidar históricamente la edad de la madre de los creyentes, Aisha -que Allah la tenga en Su Misericordia- alejándome de las ambigüedades con las que los orientalistas han tratdo de presentar el asunto, haciéndonos creer que el Profeta, cuando tenía veinticinco años, se casó con una mujer quince años mayor que él, y que cuando llegó a la edad de cincuenta y tres años se casó con otra que era cuarenta y cuatro años menor que él.

 

La interpretación de los historiadores sobre el compromiso de Aicha:


Algunos orientalistas han mencionado que Aisha estaba prometida con Mut'am hijo de Adi antes de comprometerse con el Mensajero de Allah. La pregunta crucial es: ¿Cuándo pidió Adi la mano de Aisha para su hijo? !Todas las fuentes históricas guardan silencio!


1-La primera posibilidad:

Es que fuera después de que hubiera llegado la Profecía. Esto es poco probable debido a la extrema hostilidad que sentían por el Islam los que todavía no se habían convertido, especialmente tratándose de la hija de Abu Bakr, el amigo íntimo del Profeta y el primero en creer en Su Mensaje; por lo tanto, es poco probable que Adi pidiera la mano de Aisha para su hijo siendo su padre el primer creyente.

2-La segunda posibilidad:

Es que Adi hubiera pedido la mano de Aisha para su hijo antes de la llegada del Mensaje; esto sería lo más probable, pero en este caso, se plantea una importante pregunta: ¿Cuántos años tenía entonces? ¿un año? ¿Dos años? ¿Cinco años? ¿Diez años? También la historia guarda silencio a este respecto. Por lo tanto, deberemos recurrir a los siguientes supuestos:

• El primero supuesto:

Sería que Odai pidió la mano de Aisha antes del Mensaje, cuando ella tenía quince años. Si aceptamos esta hipótesis, concluiremos que el Profeta se casó con Aisha cuando ésta tenía 28 años, teniendo en cuenta que el matrimonio se efectuó después de la emigración a Yazrib (Medina), tras haber vivido en Mekka trece años.

• El segundo supuesto:

Odai pediría su mano antes del Mensaje cuando ella tenía diez años. Según esta hipótesis, el Profeta se casaría con Aisha cuando ésta tenía 23 años.

• El tercer supuesto:

Odai pediría su mano antes del Mensaje cuando ella tenía cinco años. Según esta hipótesis debería tener 18 años cuando el Profeta se casó con ella.

• El cuarto y último supuesto:

Nos lleva a presumir que Odai pidió su mano antes del Mensaje cuando ella tenía un año. Según esta hipótesis debería tener 14 años cuando el Profeta se casó con ella, lo que supone 5 años más de lo que han dicho los orientalistas y algunos investigadores.

 

3- Inclinarse por una de las dos primeras hipótesis:

 

El Mensajero, en mi opinión, no se casaría con una chica de la edad de su hija menor o aún más pequeña. Si sabemos que Fátima -la paz sea con ella- nació cinco años antes de la llegada del Mensaje, esto quiere decir que tenía 18 años cuando el Profeta y sus Compañeros emigraron a Medina. Esto me hace pensar que Aisha era mayor que Fátima; por lo tanto me inclino por una de las dos primeras hipótesis, Aisha tendría 28 ó 23 años cuando contrajo matrimonio con el Profeta (s.a.s).

Asma', hermana de Aisha, la Madre de los Creyentes, era diez años mayor que ella. De ello se desprende que la edad de Aisha antes de la llegada del Mensaje era de cinco años aproximadamente; y tal vez la referencia en su narración de que ella tenía seis años cuando el Mensajero de Allah pidió su mano, fuese por equivocación del narrador; quizas quería decir que tenía seis años cuando el Profeta fue enviado con el Mensaje.

Si sumamos 5 ó 6 años, que es la edad aproximada de Aisha en el tiempo del Mensaje, a los 13 años que duró la llamada en Mekka, tendremos que la edad de Aisha en Medina después de la migración era de 18 ó 19 años.

 Teniendo en cuenta que la edad de Fátima en aquel momento era de 18 años, podemos decir que la edad de Aisha, cuando se casó, no era menor de 19 años, lo que representa su edad mínima según las fuentes que obran en mi poder.

 

 

Los sabios se equivocan a veces:

A este respecto, soy el primero en reconocer que los recopiladores de ahadiz eran sin duda alguna grandes sabios, hombres sinceros que amaban su Din (religión) y a su Profeta, pero eso no quiere decir de ninguna manera que fueran infalibles, o que nunca se equivocasen u olvidasen. Eran sabios, pero ante todo eran seres humanos. Es como el ejemplo de los pescadores que lanzan sus redes al mar; por muy buena que sea la red, los peces pequeños podrán escaparse a través de ella. Por lo tanto, esto no significa que debamos atacar y criticar los libros de ahadiz y a sus autores, ni tampoco significa que debamos dudar de ellos como desearían algunos detractores, ya que si lo hiciéramos destruiríamos una parte muy importante y preciosa de nuestro patrimonio; una parte sin la cual no podríamos regenerar nuestro conocimiento.
Recordad que cuando aquel joven se dió cuenta, en su opinión, de que algunos libros de ahadiz contenían errores, había utilizado esos mismos libros para demostrarlo, lo que prueba su inapreciable valor. Pensar que los expertos de ahadiz no pueden cometer errores es como ponerlos al mismo nivel que a los Profetas, y esto es algo prohibido por la shari'a. Aun a pesar de que sus libros sean valiosísimos, y teniendo en cuenta el gran esfuerzo, la dedicación y la sinceridad que han empleado en recopilar los ahadiz, no podemos colocarlos al mismo nivel que el Sagrado Qur'an.

 

El Dr. Shawqi comenta:

En este sentido, el Dr. Shawqi Deif comenta en su libro "Muhammad, el Sello de los Mensajeros" que Aisha, cuando el Mensajero consumó el matrimonio, debía tener 18 ó 20 años, basandose en la misma argumentación que aquel joven periodisata (pág. 171 del editorial "Alma'aref"). Mientras que según Al'aqqad, es probable que tuviera entre 12 y 15 años (véase su libro: "As-sidiqa hija del Siddiq" editorial el Renacimiento de Egipto / 2004 48).

 

El comportamiento de Assayda Aisha:

No obstante, lo importante en todo este asunto es que todas las narraciones que nos han llegado sobre Aisha confirman era una esposa completamente madura, y no una niña que no era consciente de en qué casa vivía ni con quién se había casado. Fue inmensamente feliz en su matrimonio con el Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- y vio en ello un gran honor. Le amaba muchísimo y era muy celosa.

Hay ahadiz que muestran este profundo amor. Cuando el Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- le propuso quedarse con él viviendo en una absoluta pobreza, o volver a la casa de su padre, y le pidió que consultase con su familia antes de tomar una decisión, inmediatamente aceptó la proposición de permanecer con el Profeta, sin importarle las dificultades que pudieran derivarse de ello. Todos conocemos esta historia.
 Tanto Aisha como el resto de las madres de los creyentes se comprometieron a seguir viviendo con el Profeta satisfachas, con amor y profundo respeto, aceptando de buena gana la imposición coránica de que no les estaba permitido casarse con otro hombre después de la muerte del Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él. !¿Qué sentido tiene provocar sospechas en un matrimonio basado en el amor y la felicidad?!



image

 

Las dudas y sospechas acerca de la edad del matrimonio de Aisha:

Es que Aisha estaba comprometida con uno de los habitantes de Mekka antes de su compromiso con el Profeta, lo que indica que estaba en edad de poderse casar, al menos según las normas de la comunidad de Mekka en ese momento. ¿Por qué entonces todos esos misioneros estupidos critican el compromiso del Profeta con Aisha y vierten todo su odio sobre él y crean falsas sospechas? Más aún, quien propuso este matrimonio fue una mujer de Mekka, no ella, ni fue un hombre quien se lo propuso. ¿Acaso esto no indica, incluso a los ojos de sus conciudadanos, que había alcanzado la mayoría de edad? Por otra parte, no nos ha llegado ninguna transmisión de que Abu Bakr o su esposa hubieran dicho en ningún momento que Aisha era muy joven para contraer matrimonio. Ello confirma lo que ya hemos mencionado anteriormente de que Aisha –que Allah esté complacido con ella- era lo suficientemente madura para casarse; al menos según las normas de su tiempo. De esta forma, destruimos toda esa escrupulosidad de orientalistas y otros que siguen su camino y que, por desgracia, llevan nombres musulmanes.

María 'Maryam' -La paz sea con ella-:

Cuado Maryam –que la paz sea con ella- quería casarse con Yusuf al-Najjar (José el carpitero), tenía 12 años, y José era un anciano que tenía más de setenta, según varias transmisiones relacionadas con este tema. ¿Acaso tomamos este incidente para provocar sospechas sobre la generosa actitud de Maryam?

Y las alabanzas a Allah señor de los mundos.

Alabanzas a Al-lah Señor de los mundos