Biografía de las mujeres alrededor del Mensajero de Allah: La madre de los creyentes Aisha .Lección 4-5: Sayida Aisha y el incidente del “ifk”

1997-09-29

 Queridos hermanos, seguimos con la lección trece, sobre la biografía de las compañeras más justas, que Allah esté complacido con todas ella, las esposas del Profeta, las madres de los creyentes.

¿Qué es el proposito de los hipócritas acerca del incidente del “ifk”?

 Queridos hermanos, el suceso del “ifk” fue de las dificultades a las que se tuvo que enfrentar el Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él. Los hipócritas querían con ello, combatir al Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, difamando su reputación.

 A veces, se lucha contra un hombre a través de la resistencia, o a través de difamar su reputación. El suceso del ifk es, de una forma u otra, un intento realizado por los hipócritas para difamar la reputación del Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, y para difamar a este din hanif.


 La batalla entre la verdad y la falsedad es una batalla eterna, cada persona es leal a algo, la gente de la fe son leales a los creyentes y la gente corrupta son leales los unos a los otros. El ser humano debería saber con quién está su lealtad. Quien es leal a los creyentes y repudia a los incrédulos y a los hipócritas es un verdadero creyente, sin embargo, quien su lealtad es a otros que no son creyentes, su fe es débil.

 Por lo tanto, los hipócritas querían difamar al Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, acusando a su esposa de cometer adulterio.

 ¿Cuándo apareció el hadiz del incidente del ifk? Precisamente después del dicho de Abdullah Bin Ubi Bin Salul al Profeta y a sus compañeros:

 “Por Allah, si regresamos a Medina, los más poderosos expulsarán a los más débiles”. Quiere decir que él y los que le acompañaban eran los más poderosos, y el Profeta con los muhayirin (los compañeros del Profeta que han emigrado de Meca a Medina) eran los más débiles.

 Como dice el refrán: “Si engordas a tu perro te comerá”.

 Queridos hermanos, ese es el peor entre los hipócritas. Les dijo: ¿Qué es lo que habéis hecho? ¿Les habéis dejado vivir en vuestro país y habéis compartido vuestra riqueza con ellos? Juro por Allah que si hubierais rechazado el dar lo que tenéis en vuestras manos habrían emigrado a otro país.

 El objetivo lejano del incidente del ifk era obligar a los muhayirin a emigrar de Medina a otros países, a través del uso de una nueva arma contra la religión, la de difamar al Profeta, acusando a su esposa de cometer adulterio, Allah dice:

(Ellos traman algo, pero Yo también tramo).

Sura El que viene de noche, 15-16.

 ¿Qué es lo nos interesa de este tema? Como creyente, debes prepararte a ti mismo para lo que es imprevisto, que haya alguien que te trate con hostilidad, te acuse de no ser honesto o que haya quienes quieran distorsionar tu reputación. La vida mundanal es un lugar de prueba no de recompensa. Se eleva el grado del hombre según el grado de la prueba.

Os contaré el incidente del “ifk” tal y como fue mencionada en los libros de Hadices Sihah:


 El hadiz del “ifk”

Queridos hermanos, Sayida ‘Aisha, que Allah esté complacido con ella, dijo:

“El Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, cuando tenía que viajar, le acompañaba una de sus esposas tras realizar un sorteo entre ellas, la que acertaba viajaba con él. Cuando hubo la batalla de Bani al-Mustaliq, hizo un sorteo entre nosotras como solía hacer, y me tocó a mí, entonces,fui yo quien acompañó al Mensajero de Allah”.

 Hay una gran sabiduría en llevar que la esposa acompañe a uno cuando viaja, la cual conocen los casados. El Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, en sus palabras, en sus acciones, en sus aprobaciones y en sus cualidades es un legislador. Cuando quería viajar aunque fuera para una batalla, solía hacer sorteo entre ellas para que una fuera con él.

 Añade ‘Aisha: “Y las mujeres comían poca comida, por lo que eran mujeres delgadas que pesaban poco. Cuando viajábamos, yo me sentaba en mi “hawday” (especie de silla tapada, que se colocaba encima del camello) estando en el suelo, luego levantaban el asiento, estando yo en su interior, para colocarlo en la espalda del camello y atarlo bien. Y después tiraban de la cabeza del camello para que caminara”.

 Está muy claro: Había en aquél tiempo, una especie de silla cubierta, la cual la levantaban y ponían encima del camello, después hacían al camello caminar con los demás.

 Sayeda‘Aisha dijo: “ Cuando el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, había terminado su viaje, volviendo en el camino a Medina pararon para descansar y pasar parte de la noche. Luego ordenó a la gente que emprendiera el viaje, y cuando todos se habían dispersado salí de mi hawday para hacer mis necesidades”.

 Comenté anteriormente que podría haber habido miles de posibilidades de que el suceso del “ifk” no sucediera.

 Quiero informaros que los acontecimientos que se produjeron durante el tiempo del Profeta son hechos que no ocurren por coincidencia, y esto, para que veamos la posición del Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, y que su posición sea parte de la ley.

 ‘Aisha dijo: “ Después, ordenó a la gente que emprendieran el viaje, y cuando todos se habían dispersado salí de mi hawday para hacer mis necesidades teniendo en mi cuello un collar…”.

 Si no hubiera sentido la necesidad de hacer sus necesidades no hubiera ocurrido el incidente del ifk. Allah, Todopoderoso, dice:

(En verdad los que vinieron con esa calumnia son un grupo de vosotros, no lo consideréis un mal para vosotros, por el contrario es un bien).

Sura de La luz, 11.

 Ella dijo: “En el camino de regreso y durante el descanso del ejército, me alejé un poco para evacuar mi vientre, y al volver me di cuenta que he había perdido el collar que tenía en mi cuello, y cuando regresé para buscarlo, el ejército se movió dejándome sola en el desierto, y como las mujeres eran ligeras no se dieron cuenta de que no estaba en el hawday (especie de silla tapada para las mujeres que llevaban los camellos).

 Ella pesaba poco, por lo tanto no se dieron cuenta de que no estuba dentro del hawday Si hubieran visto una persona desde lejos la habrían buscado, esto significa que el incidente del ifk es algo querido por Allah por algo preciso.

 A veces te encuentras ante un problema. Puedes decir, si no hubiera viajado no me habría ocurrido tal cosa, si no habiera tomado tal carrera no me habría pasado tal y tal, y si no me hubiera montado tal vehículo no me habría ocurrido tal cosa….A este respecto el Profeta de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

“Cada cosa tiene una realidad, y ningún siervo alcanza la realidad del imán hasta que comprenda que lo que le acontece le tiene que llegar sin fallar y lo que no le tiene que llegar no le llegará”.

[Narrado por Ahmad en su Musnad].


 Es algo que trae la tranquilidad, decir: Si Allah quiere hace algo lo realiza.

“No digas: Si hubiera hecho tal y tal cosa, sino di: Allah lo ha decretado y hace lo que quiere, y la palabra “si” hace abrir la puerta del shaitan”.

[Narrado por Muslim en su Sahih].

 Es decir, querido hermano, cuando eres creyente eliminas esa palabra de tu mente. La angustia psicológica proviene del remordimiento, no debes lamentarte de no haber hecho algo, tampoco debes entristecerse…

 Este hadiz es muy importante. A veces vemos que la enseñanza a través de acciones da mejor resultado que las palabras, (la lengua de las acciones es mejor que la lengua de las palabras).

  Ese incidente podría no haber ocurrido, por muchas razones, sin embargo, los acontecimientos que se produjeron en la época del Profeta, son eventos destinados para que conviertan en ley, y para que Sayeda ‘Aisha se convirtiera en un ejemplo para todas las mujeres en el mundo que sufrieron algo similar en su reputación.

 “… y cuando regresé para buscarlo el ejército se movió dejándome sola en el desierto y como las mujeres eran ligeras no se dieron cuenta de que no estaba en el hawday. Entonces me quedé sentada en mi sitio esperando a que se dieran cuenta y volvieran a buscarme. Sentí sueño y dormí hasta que llegó Safwan Bin Al Mu’attal Al Sulami (que era un compañero del Profeta y una de las personas que asistieron a la batalla Badr).

 Para convencerte más te digo, oh querido hermano, que todo lo que ocurrió fue para realizar una gran sabiduría. Debemos entender que todo lo que pasó durante el incidente del ifk, Allah lo quiso para llegar a algo deseado por Allah.

 Ese compañero del Profeta también perdió el ejército porque estaba haciendo sus necesidades, y encontró a ‘Aisha dormida y cubierta en su yilbab.

  Si no hubiera perdido el ejército no habría ocurrido el incidente del ifk ya que se habrían dado cuenta de que faltaba ‘Aisha y habrían vuelto al lugar donde se hubiera perdido para buscarla y llevarla con ellos.

 “… Me vio, y me identificó porque antes de que la aleya del hiyab hubiera sido revelada me vio, y entonces me dio su espalda diciendo en voz alta: “Pertenecemos a Allah y a Él regresaremos”, y luego dijo: “Que Allah te conceda Su Misericordia, ¿Por qué te perdiste de la gente?”. Me desperté, no le contesté y luego bajó de su camello, lo monté, y juro por Allah que no nos intercambiamos ni una sola palabra y marchó en el desierto hasta alcanzar al ejército”.

  ¿Acaso, ese noble compañero, puede hacer más de lo que hizo? Ese compañero vio a la madre de los creyentes, la esposa del Profeta, la que estaba en el hawday, la vio perdida en el desierto, sola, cubierta en su yilbab, ¡¿Es posible dejarla solo y marcharse solo?! Imposible.

 “…Juro por Allah que nadie dio cuenta de que estaba perdida hasta el amanecer, cuando la gente se hubo establecido en sus sitios. Cuando vieron al compañero del Profeta llevando el camello, encima del cual yo iba sentada, la gente del ifk dijeron: “La esposa del Mensajero de Allah está montada en el camello de Safwan Bin al-Mu’attal al-Salami” y empezaron a divulgar entre el ejército atrocidades sobre la esposa del profeta, durante todo el camino hasta llegar a Medina”.

 “…al llegar a Medina sufrí de una fiebre muy fuerte, llegaron las noticias al Mensajero de Allah, que Allah esté complacido con él, y a mis padres. Ninguno de ellos me pidió información sobre lo que había ocurrido”.

 ¿Por qué ni el Profeta, ni sus padres le preguntaron nada acerca de lo ocurrido? Porque confiaban mucho en ella, porque era una mujer justa y piadosa.

 Es algo insoportable y duro acusar a una persona inocente, es algo injusto.

 “…me molestaba notar que el Mensajero de Allah no me trataba con cariño como solía hacer antes, cuando sufría algo malo me trataba con misericordia y cariño, pero en esta situación no me trataba así, esto me molestaba. Cada vez que entraba en mi habitación, donde mi madre me consolaba sólo me preguntaba cómo estaba sin añadir más palabras, mientras antes, cuando entraba en mi habitación estando enferma me decía: ¿Qué tal está ‘Uwaish?

 ‘Uwaish es uno de los diminutivos del nombre ‘Aisha, que se usa para llamar a la persona de manera cariñosa. El Profeta solía preguntarle: ¿Qué tal ‘Uwaish?, mientras que ahora le preguntaba: ¿Qué tal estás?

 “…y no soportaba eso, hasta tal punto que le pedí que me permitiera ir a casa de mi madre para que me cuidara, me dijo: “Vete si quieres”, entonces me fui a casa de mi madre, pasé unos veinte días hasta que me curé. ‘Aisha dijo: Nosotros éramos un pueblo de beduinos, no teníamos dentro de casa lugar para hacer las necesidades (los lavabos) como otra gente ya que detestamos esto, por lo tanto salíamos fuera de casa para evacuar el vientre. Las mujeres lo hacían por la noche. Un día salí con Umm Mustah, la hija de Rahmin bin al-Muttaleb, su madre era la hija de Sajr bin ‘Amer, la tía materna de Abu Bakr. Mientras Umm Mustah estaba caminando se tropezó y estuvo a punto de caer, entonces dijo: “¡Desgraciado sea Mustah!

 Era la primera noticia que llegaba a los oídos de ‘Aisha. Antes notaba la diferencia del trato del Profeta con ella. La persona sensible en seguida nota la deferencia y el cambio de los sentimientos de la gente.

 “…Al escucharla Sayida ‘Aisha le dijo: “Cómo dices esto de un compañero que ha estado en Badr”. Dijo Umm Mustah: “¿Acaso no te ha llegado la noticia, oh hija de Abu Bakr ? Preguntó ‘A´isha: ¿Y qué es lo que ha dicho? Umm Mustah le dijo lo que había dicho la gente del ifk.

 Fue acusada de cometer adulterio con Safwan bin Al Mu’attal Al Salami. El incidente del ifk podría no haber ocurrido pero Allah lo quería, y la prueba de ello son las palabras de Allah, Exaltado sea:

(En verdad los que vinieron con esa calumnia son un grupo de vosotros, no lo consideréis un mal para vosotros, por el contrario es un bien).

Sura de La luz,11.

 Querido hermano, si te ocurre algo parecido o cualquier cosa que odies, recuerda y recita las siguiente palabras de Allah, Todopoderoso:

(Se os ha prescrito combatir, aunque os sea odioso, pero puede que os disguste algo que es un bien para vosotros y que améis algo que es un mal. Allah sabe y vosotros no sabéis).

Sura de La vaca, 216.

 Allah Todopoderoso alivia el dolor de quienquiera, Allah Todopoderoso cambia la situación del hombre de una a otra, el grado del hombre,de un nivel a otro, de una posición a otra, disciplina al hombre en el buen camino, anima al hombre, lo fortalece, lo ayuda, y le da una experiencia profunda. ¿Cómo se sabe que uno es un ser maduro? Por las experiencias que tiene, ya que, en cada experiencia pasa tiempos de tragedia, padece un problema, o algo doloroso le ocurre.

 Una vez dijo Musa mientras estaba suplicando a Allah: “Oh Señor, no dejes que tenga ningún enemigo”. Le contestó: ¡Oh Musa! Allah Todopoderoso, tiene enemigos. Acostúmbrate a que toda persona tiene un enemigo, porque la batalla entre la verdad y la falsedad es una batalla eterna. Si estás con la gente que defiende la verdad la gente de la incredulidad y de la corrupción serán tus enemigos y si estás con gente de fe, la gente de incredulidad serán tus enemigos.

 ‘Aisha dijo: ¡¿Han dicho esto?! Como interrogación exclamativa – contestó: Sí, juro por Allah que esto lo que pasó.

 Esta palabra fue lanzada en los oídos de Sayida Aisha como una bomba. “…me puse a llorar hasta que pensé que el llanto me cortaría el hígado en pedazos”.


 Lo más duro que sufre una mujer pura y piadosa es ser acusada en su honor.

 “…Fui a mi madre y le pregunté: ¿Qué dice la gente de mí?” Respondió mi madre: “Hija mía, tranquilízate, por Allah no hay ninguna mujer bella, amada por su marido y que tiene darair (otras esposas de su marido), que no inventen rumores sobre ella...”.

  Quiere decir que es algo normal, existe la envidia. El envidioso acusa a los demás sin ninguna evidencia solo para sentirse satisfecho en su corazón (según cree el envidioso).

  Subió El mensajero de Allah al mimbar para hablar a la gente y dijo: “¡Oh gente! Me enteré de que un hombre agravia a mi familia y no sé de mi esposa sino el bien, y también dicen lo mismo contra un hombre que se llama Safwan bin Al Mu’attel Al Salami. Juro por Allah que no sé de él sino el bien y nunca entró una de mis casas sino estaba yo con él...”.

 El Profeta sintió el severo dolor por lo que habían hecho, le habían dañado en su honor.

 A Abdullah ibn Abu Salul, era del Yazray, le molestó mucho escuchar lo que pasó, siendo Mustah uno de la gente que pertenece a la tribu de Yazray.

 Muchos de los compañeros del Profeta sintieron dolor por lo que pasó, otros se lo tomaron más ligeramente y muchos de los hipócritas se alegraron enormemente y deseaban que se divulgasen las indecencias entre los creyentes.

 “…Mientras estaba en casa de mi padre, llorando, entró el Profeta, mientras estaba conmigo una mujer de los Ansar que también lloraba. Se sentó, alabó a Allah y me elogió a mí luego dijo: “Oh Aisha, ciertamente sabes lo que dice la gente de ti, así que teme a Allah y si has cometido este hecho arrepiéntete ante Allah, ya que Allah acepta el arrepentimiento de su siervo”. Dijo Aisha: “Por Allah no acabo de decir estas palabras y mis lágrimas se secaron y no sentía nada. Esperé que mis padres le respondieran pero no dijeron nada .Así pues, cuando vi que mis padres no respondían nada les pregunté ¿No respondéis al Mensajero de Allah? Me dijeron: “Por Allah, que no sabemos con qué responder”.

 Es una acusación grave contra una mujer tan pura y piadosa, cuyo esposo es el Mensajero de Allah, cuyo padre es Abu Bakr y cuya madre es Umm Ruman, personas tan grandiosas. Toda mujer que es víctima de semejante cosa tendrá de ‘Aisha un buen ejemplo hasta el Día del Levantamiento.

 “Dijo: Juro por Allah que no conozco ninguna familia que haya padecido lo que padeció la familia de Abu Bakr”.


 La vida mundanal está llena de dificultades, los que padecen severas calamidades son los Profetas, luego vienen los que intentan seguir su ejemplo. El hombre será probado según su grado de fe, el hombre cuyo imán es fuerte será puesto bajo prueba severa. Esta prueba eleva su grado ante Allah, Todopoderoso. Cuando el Profeta dijo a ‘Aisha: “ Oh ‘Aisha, sabes lo que dice la gente, así que teme a Allah y si has cometido este hecho arrepiéntete ante Allah, ya que Allah acepta el arrepentimiento del siervo”. Dijo: Por Allah… se secaron mis lágrimas.

 Dijo Aisha :” Juro por Allah que no me arrepentiré de eso de lo cual se me acusa. Y si has creído lo que dice la gente, ciertamente Allah conoce mi inocencia y si os digo que soy inocente no me vais a creer y si confieso algo que no he cometido y Allah sabe que soy inocente me vais a creer.

 …Nunca imaginé que sería mediante versículos del Corán que se leerán hasta el día del juicio para desvelar la verdad, y para ser recitado durante la salat. Esperaba que el Mensajero de Allah viera algo en su sueño que mostrara mi inocencia, sin embargo, sabía que yo era algo insignificante como para que sucediera algo semejante (que descendieran versículos probando su inocencia). Por Alâh, no encuentro un ejemplo mejor sobre nuestra situación que lo que dijo el padre de Yusuf (se olvidó del nombre de Jacob por los nervios): “Pero la paciencia vale más, imploro el auxilio de Allah en lo que decís”.

 Queridos hermanos, siempre digo que la tristeza es creativa, y que las calamidades forman a los hombres y a las mujeres ya que son como una prueba, mediante la cual se sabe el verdadero del falso. Cuando uno pasa por momentos difíciles, se convierte en un hombre verdadero y la mujer que pasa por momentos difíciles se convierte en una madre grandiosa, Allah dice:

(…pero hermosa paciencia y en Allah es en Quien hay que buscar ayuda contra lo que contáis).

Sura de Yusuf, 18.

 “El Mensajero de Allah no dejó su sitio hasta que le pasó lo que pasó, yació sobre el suelo, y le puse una almohada de cuero bajo su cabeza. Cundo vi esto no sentí mucho miedo ni me importó lo que hubiera visto porque sabía que era inocente y que Allah no me perjudicaría. Mientras que mis padres, por Aquél en el que la alma de ‘Aisha está en Su mano, vi que las almas de mis padres iban a salir de temor por lo que iba a ver el Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, fuera lo mismo que lo que la gente decía. Descendió Gabriel al Profeta quien se dirigió a ‘Aisha, se puso a secar el abundante sudor que tenía en su frente y le dijo: “Alégrate ‘Aisha, Allah ha revelado tu inocencia con versículos del Corán que se leerán hasta e l día del levantamiento…”.

 Un hermano dijo: Alabado sea Allah, le agradezco porque hay un Único dios (Allah) ya que Él sabe la verdad. Si tu corazón es bueno, si eres una persona recta, si eres inocente de lo que te acusan, sólo debes tener temor de Allah Todopoderoso, pues es quien revela tu inocencia.

 “Dije: esto por la gracia de Allah y por vuestros pecados. A continuación, el Profeta salió, se dirigió a la gente y les recitó la aleya del Corán que fue revelada para declarar su inocencia…”.

  Cuando descendió el versículo Umm Rawman dijo a su hija ‘Aisha: “ Hija mía, vete donde el Profeta para agradecerle, contestó: No, por Allah, no me dirijo sino a Allah quien declaró mi inocencia. Entonces el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, sonrió y después dijo: Responde el favor a quien es digno de ello”.

Las aleyas que descendieron sobre la siddiqa hija del siqiq, la mujer pura y piadosa:


(En verdad los que vinieron con esa calumnia son un grupo de vosotros, no lo consideréis un mal para vosotros, por el contrario es un bien).

Sura de La luz, 11.

 Os demostré antes que creer en la unidad de Allah no elimina la responsabilidad de los que cometen pecados, quien divulgó el incidente del ifk recibirá su castigo, Allah, el Altísimo, dice:

(…Cada uno de ellos tendrá la parte de delito que haya adquirido y el que de ellos es responsable de lo más grave tendrá un castigo terrible).

Sura de la Luz, 11.

Allah, el Altísimo, dice:

(…Cada uno de ellos tendrá la parte de delito que haya adquirido y el que de ellos es responsable de lo más grave tendrá un castigo terrible).

Sura de La luz, 11.

Y dice también:

(¿Por qué los creyentes y las creyentes, cuando lo han oído, no pensaron bien por sí mismos y dijeron: Está bien claro que es una calumnia?).

Sura de La luz, 12.

 Uno de los signos de la fe es pensar bien de tus hermanos, Allah, el Altísmo, dice:

 (“¿Por qué los creyentes y las creyentes, cuando lo oísteis, no pensaron bien por sí mismos y dijeron: Está bien claro que es una calumnia?

¿Por qué no trajeron cuatro testigos de ello? Puesto que no pudieron traer ningún testigo, ésos son ante Allah los mentirosos.

De no haber sido por el favor de Allah sobre vosotros y por Su misericordia en esta vida y en la Otra, os habría alcanzado un inmenso castigo por haberos enredado en murmuraciones”).

Sura de La luz, 12-14.

 Queridos hermanos, que Allah esté complacido con esta mujer piadosa y recta que Allah Todopoderoso la puso a prueba en algo más querido por el ser humano, ha sido paciente y esperó la recompensa de Allah quien reveló su inocencia.

¿Qué lecciones extraemos de esta historia?

 Queridos hermanos, podemos concluir de esta historia que Allah es justo y que en algún tiempo revelará la verdad, entonces si estás seguro de tu inocencia y de tu rectitud, Allah Todopoderoso te defenderá, pero ten cuidado de no estar en una situación que provoca la duda. Si lo haces no tendrás razón de culpar a los demás.

 El Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, un día salió con su esposa Safiya, le vieron dos de sus compañeros, entonces dijo:

“Esta es mi esposa Safiya”.

 Aprende de este incidente ser claro hasta el máximo, se ha dicho: “La aclaración expulsa al shaitán”.

 Acostúmbrate a hacer algo que no tiene más que una sola explicación. El hecho que tiene dos explicaciones, aléjate de él, y si te ves obligado a enfrentarlo, explícalo. La gente debe seguir el ejemplo del Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, cuando dijo:

“Esta es mi esposa Safiya”.

 Si, por ejemplo, uno antes de emprender un viaje, pide del hermano de su esposa que visite a su hermana de vez en cuando, cuando los vecinos vean a un joven entrando a la casa del vecino en su ausencia, ¿Qué dirán? Acusarán a su esposa…lo que debes hacer es hacer saber a tus vecinos de que quieres viajar, y que el hermano de tu esposa vendrá para visitar a tu familia de vez en cuando, debes explicarlo claramente.

 Si visitas a tu amigo en su tienda, y no lo encuentras en ella, pues está ausente, o si te pide esperar unos minutos, y de repente quieres cambiar un billete de moneda de 500 libras por cinco billetes de cien libras del cajón de la tienda, si entra tu amigo, el dueño de la tienda, debes explicarle lo que estabas haciendo,aunque es mejor no hacerlo en su ausencia, porque si lo haces sin explicarlo, en caso de faltar 500 libras, el shaitán le susurrará el mal…Acostúmbrate a no hacer algo que tiene dos explicaciones, acostúmbrate a dar explicaciones para todo, aclara todo ya que la explicación expulsa el shaitán.

 Un día visité a un amigo en su tienda aquí en Damasco, el dueño de la tienda es un hombre practicante, en la tienda hay una habitación pequeña donde había un distribuidor de Alepo que también es un hombre practicante.Le visitó una mujer debidamente vestida, la recibió de la mejor manera, le dio la bienvenida, lo sé bien porque conozco quien es mi amigo, le dije al distribuidor: Tal vez es su hermana, cuando la mujer salió le pregunté quién era esa mujer, me dijo: Es mi hermana. Debes aclarar toda situación.

  No es de la religión ponerte bajo situaciones de sospecha. Aclara siempre tus situaciones que provocan la duda y la sospecha en las relaciones familiares, y en tus relaciones con los socios, ya que hay quien quieren difamar tu reputación personal .Hay fitnas que los hipócritas en Medina divulgaron, y esto es una lección profunda para los creyentes.

• La primera es que si Allah quiere algo sucederá.

• La segunda es que si tienes razón, Allah,el Altísimo, desvelará tu inocencia.

• La tercera es que no debes ponerte a ti mismo bajo sospecha para luego culpar a los que te habían acusado.

 Y las alabanzas a Allah Señor de los mundos.