Biografía de los hombres alrededor del Profeta Muhammad - Lección (35-50): Salmán al-Farisi

1993-06-21

¿El hombre es efectivo o pasivo?

 Distinguidos hermanos, seguimos con la clase treinta y cinco que se trata de la biografía de los compañeros del Mensajero de Al-lah Todopoderoso, que Al-lah les Bendiga a todos ellos. La clase de hoy se trata sobre Salmán Al-Farisi, el Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo:

“Salmán es uno de nosotros, de la Familia del Profeta, y soy abuelo de todo piadoso, aunque sea un esclavo de Abisinia”

Mencionado en la tradición

 Tal vez algunos de vosotros o quizá la mayoría de vosotros sabe de manera general la historia de éste compañero del Profeta Muhammad. Sin embargo es indispensable citar algunos de manera precisa a fin de conocer las dimensiones de esta historia.

 A veces se encuentra gente que dice: El hombre vive según el ambiente de su entorno, las circunstancias que lo rodean, que vive según a lo que sus padres le enseñaron, según la herencia que recibió de sus parientes, y según el nivel de inteligencia que tiene, como si el hombre fuera pasivo y no activo; y que por lo tanto al ser humano le influencian las condiciones, el ambiente, le afecta la herencia cultural que recibe, y el tipo de educación que tiene; para los que piensan de dicha manera el hombre es como si fuera una pelota que rueda en un declive y que se para ante una subida, [que rueda por mera inercia en el sentido que factores externos le marcan], pero la verdad es lo contrario.

 El hombre no es pasivo sino que es activo; por ejemplo cuando uno quiere realmente algo supera todos los obstáculos, y si insiste en lograr algo supera todos los problemas; en cambio los holgazanes, los negligentes, y los rebeldes se aferran a la teoría de que el hombre es movido por factores externos; personas así te dirían: mi situación es difícil, mi ambiente es malo, no recibí buena educación, y no aprendí nada de ciencia. Todos sus errores los atribuyen a los demás para que nadie le reproche.


 De hecho, la verdad es todo lo contrario, el ser humano es activo y no pasivo; el agua es pasiva; si la viertes en una pendiente se derramará hacia abajo, pero si lo haces en suelo plano se reúne en una superficie limitada para ser evaporada por el sol. Y hay leyes que rigen el agua que es pasiva; sin embargo el hombre actúa de forma distinta ya que tal vez el hombre supere todas sus frustraciones a su alrededor y destruya todos los obstáculos enfrentándolos de forma positiva [y satisfactoria]. Si el hombre no tuviera este carácter, no fuera honorado por Al-lah, si el hombre fuera pasivo como afirman algunas personas, no tendría valor y sería considerado como cosa material al que se mueve de acuerdo con leyes y datos [mecánicamente]. Si el hombre desea verdaderamente algo lo logrará (con el permiso de Al-lah), y al respecto algunos escritores han dicho: La decisión que el hombre toma de su destino, casi siempre se cumplirá, si es que el hombre decidió y se empeña en su objetivo con voluntad y fe.

  ¿Podrá una persona de veinticinco años aprender a leer y escribir? Sí, si tiene determinación y visión del futuro, ¿Puede memorizar el Corán o buscar el conocimiento anhelando ser el sheij de la Mezquita Al-Azhar antes de que se muera? Uno de los Imames de Al-Azjar comenzó a aprender a leer y escribir a la edad veinticinco, memorizó el Corán, buscó el conocimiento islámico y murió a la edad noventa y seis, fue Imam de Al-Azjar (en Egipto), que es el rango más alto en la jerarquía de las posiciones religiosas en Egipto.

 Si el hombre quiere lograr algo, ningún obstáculo en la Tierra puede impedírselo, porque Al-lah le Ha Dado algo fundamental que es la honestidad, ya que Al-lah Todopoderoso, cuando Creó al ser humano para estar en este el mundo, le Dijo:

“¡Oh siervo mío, pide lo que quieres y serás respondido”

Al-lah Dice:

“A todos damos largueza, a unos y a otros, como parte del Favor de tu Señor; el Favor de tu Señor no está restringido”

Surat del Viaje Nocturno (Al-Isra) 20

 Al-lah no se preocupa en gente que sólo se apega a los deseos, sino con gente veraz y sincera. Sé sincero y Al-lah Todopoderoso, te Cumplirá tus anhelo.

 Un ejemplo del mundo de la agricultura: Si distribuyéramos cien semillas a cien campesinos, y vigilamos su crecimiento, veríamos que el resultado que obtuvieron noventa de los cien agricultores, es que no tienen plantas que germinan, no dan frutas, y tienen las hojas amarillas e infraestructura débil. En cambio el resultado de los diez agricultores restantes es que tienen es el grado más alto grado de la producción. ¿La culpa es del agricultor o de la semilla? La respuesta es clara, pues es del agricultor. ¿A caso puedes acusar a la semilla? Mientras que diez personas cuidan y prestan mucha atención, las semillas dan buena cosecha, por lo tanto, estos diez agricultores son prueba contra los noventa agricultores y nadie puede decir que la semilla es mala, pues ya ésta semilla crece y da su resultado. Esto significa que la semilla es buena, pero la mayoría de quienes plantaron esas semillas no prestaron buena atención, ni estaban al nivel requerido. Si ves que la mayoría de los agricultores son negligentes ¿A caso esto significa que el hombre sea pasivo? Claro que no.

¿Cuál es el nombre de la aldea de Salmán al-Farisi, y cómo fue la relación de su padre con él?

 Os digo que siempre busco historias de compañeros del Profeta Muhammad en la que sea el propio compañero quien nos cuente su historia. Nuestro tema de hoy es Salmán Al-Farisi, era un hombre [aparentemente] alejado del camino de Al-lah. La narración de Salmán al-Farisi es mejor.

 Salman era originario de Isfaján (la antigua Persia), de una aldea que se llamaba Yiyan, Salman dijo sobre sí: “Yo fui un muchacho persa, de la gente de Isfaján”


 Dejadme decir algo antes de empezar contarles un poco de la historia de Salmán.

 Una vez cogí el avión a Irán (la antigua Persia), voló a una altitud de mil kilómetros. Llegamos a la ciudad de Mash-jad, y luego fuimos a una aldea en las afueras de esa ciudad, su nombre era Tus, es la ciudad de Al-Ghazali, ¿cómo llego el Imam Al-Ghazali de Tus a Damasco? Tus esta a mil kilómetros de Teherán, e Imam Al-Ghazali se fue desde Tus a Teherán, y de Arabistán a Bagdad, y de ahí finalmente a Damasco. Sientes que es un hombre sincero, no ve obstáculos en su camino.

 Salmán sigue contándonos su historia diciendo: “Mi padre era el Dijqan” en el pueblo, es decir que su padre era el líder del pueblo. A menudo los hijos de los reyes, hijos de los líderes, los hijos de los ricos, por la riqueza que tienen, y por la prosperidad de su vida, se apartan del camino recto y de ser guiados, están ocupados en los deseos de la vida de este mundo, en sus excursiones, en comer en restaurantes, ocupados en pasar el tiempo jugando, se entretienen en sus riquezas, en sus coches. Por ello muchas personas favorecidas por Al-lah con riqueza son personas que están muy lejos de buscar la verdad, y los hijos de los poderosos, a éstos la vida de este mundo les mantiene distraídos en vez de estar con Al-lah Todopoderoso, ¿Cómo era el padre de Salmán? Era el líder de su pueblo, la persona más rica y la persona que ocupa la postura más elevada entre su gente. Es algo normal ver a un hombre de la clase media o de la pobre que desea la Última Vida, hay gente que dice: esto porque el hombre quiere compensar lo que no ha podido lograr en la vida mundana, por lo tanto voltea y se preocupa en la vida del Más Allá. Esto no es cierto, no es cierto en absoluto, la prueba es la historia de Salmán, y los hombres de la Cueva eran hijos de la élite y rica, Al-lah Todopoderoso Dice:

“Y vez que os hayáis apartado de ellos y de lo que adoran fuera de Al-lah, refugiaros en la caverna y vuestro señor os cubrirá con Su Misericordia y resolverá vuestro asunto favorablemente”

Sura de la Caverna 16

 ¿Dónde vivían? En los palacios, dejaron sus palacios para vivir en las cavernas, querían estar con Al-lah Todopoderoso, cuando se trata de un hombre pobre orientado al camino recto y preocuparse de la vida del Más allá, algunos dirán: Que se debe a que el hombre se dedica a la vida del más allá porque quiere compensar lo que perdió en la vida de este mundo.

 Una vez leí un artículo en una revista en la que el autor dijo: Estos religiosos han fracasado en la vida, y lo que se quedó en sus manos es la Vida del Más Allá, por eso se apegan a ella. Así creen muchos, en cambio el creyente, aunque se encuentra en su grado de poder más alto, en su nivel más alto de su riqueza, aún siendo joven, acude a Al-lah Todopoderoso, y Pone la vida de este mundo bajo sus pies.

Salmán continúa diciendo:

“Fui la persona más amada por mi padre, y su amor hacia mí aumenta cada vez más con en el paso de los días, hasta que me encarceló en casa por tener miedo a que me ocurra algo malo, al igual que las chicas”

 ¿Cuál es la religión que abrazaba Salmán? ¿Qué es lo que le atrajo su atención de la Iglesia cristiana? ¿Cuál fue la postura de su padre cuando Salmán elogió la religión de los cristianos?

Salmán dijo:

“Me apegué bien en el credo de los magos, era mago de los adoradores del fuego.”

 Hasta la fecha, hay gente que adoran el fuego; un amigo visitó el norte de Pakistán y me mostraron cómo se construyen los edificios dedicados para encender el fuego durante el día y la noche. El hombre encargado de encender el fuego es de alta posición religiosa entre los magos. A ello Salmán dijo:

“Me esforcé mucho en esta religión para llegar a una alta posición entre los magos, (el encargado del fuego) –era hombre rico, prestigioso… dotado de todos estos factores inhibidores de ser orientado- llegue a la postura de ser el encargado de encender el fuego que estuvimos adorando, me asignaron esto para que no se desvanezca ni una horas del día o de la noche, y mi padre tenía una aldea que nos da mucha cosecha, prestaba mucha atención para cosechar buenas productos. Un día, mi padre no pudo ir a la aldea para hacer su trabajo, entonces me dijo a mi hijo: ¡Oh hijo mío, tengo otras cosas para hacer, vete tú a la finca en vez de mí, me fui rumbo a la finca y me encontré con una iglesia donde los cristianos practicaban sus ritos, oí sus rezos y me llamaron la atención, -Salman sigue diciendo-: Cuando reflexioné en ellos me gustó sus oraciones, y quería seguir su religión, y me dije: Juro por Al-lah que esto es mejor que el camino en la que estamos siguiendo.”


 - Por cierto, la mayor parte de la gente creyente y sincera, en su infancia deseaba ser buen creyente, y deseaba ser obediente a Al-lah Todopoderoso, buscaba constantemente la verdad. El hombre es lógico, sin embargo necesita ser honesto, congruente y coherente consigo mismo.

 El compañero del Profeta Muhammad, Naim Bin Masud (antes de abrazar el Islam) vino a Medina con los coligados para luchar contra el Mensajero de Al-lah, rodearon al Profeta Muhammad, veinte días. Una noche éste compañero reflexionó y se dijo: ¿Por qué estoy con esta gente? ¿Por qué lucho contra este hombre que es justo? ¿Qué objeto tiene? Él llama la gente a adorar a Al-lah El Creador de los universos. Y sus compañeros son buenas personas, hombres justos, entonces ¿Por qué lucho contra ellos? El hombre debe reflexionar que está haciendo y por qué. En un jadiz trasmitido por Judhaifah, dijo: Que el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo:

“No seas una persona sin carácter (contemporizador); al decir: Si la gente hace el bien nosotros lo haremos y si hacen el mal nosotros también, sino que los que debéis hacer, es hacer el bien cuando la gente lo hace y no seáis opresores cuando la gente hace el mal”

Narrado por al-Tirmizi en su Sunnan transmitido de Judhaifah

Salmán reflexionó y luego dijo:

 “Juro por Al-lah que no les abandonaré, hasta que se ponga el sol, y efectivamente no fui a finca de mi padre, [y me quede interrogando a los cristianos en su religión], les pregunté, ¿De dónde viene esta religión? Ellos dijeron: de los países del Levante (Siria, Líbano, Jordania, Palestina e Irak), -Salman vivía en Isfahán, Persia- y cuando cayó la noche, volví a casa. Mi padre me preguntó qué hice en la finca? Dije: ¡Oh padre mío! Pasé por gente que estaba rezando en una iglesia, me gustó su religión, y me quedé allí hasta la puesta de sol. Mi padre se enfadó por lo que hice y me dijo: ¡hijo mío!, ¿acaso esta religión no es buena?” – Es decir la religión de los ancestros de su pueblo-

 Este tipo de personas al igual que los que congelan su mente, se acostumbran a hacer lo que solían hacer sus antepasados y rechazan toda novedad. Al hombre racional no le es aplicable el siguiente verso coránico:

“Pero no, sino que dicen: Encontramos a nuestros padres siguiendo una determinada forma de vida y nos hemos guiado por sus huellas”

Sura de Los Dorados: 22

 El hombre racional es quien examina, reflexiona, pesa con la medida de la razón y de la lógica, y en la medida del instinto innato del hombre (la fitra).

 Por cierto, ¿Sabéis quién es el ignorante? Quizás la mayoría de vosotros dirá: es el que no tiene conocimiento (iletrado), el ignorante tiene mucho conocimiento y mucha información pero todos estos conocimientos son falsos. La ignorancia: es cuando la palabra no coincide con la realidad.

El padre de Salmán le dijo:

“Hijo mío, tu religión, la de tus antepasados es mejor que ésta, le dije [en voz de Salman]: Juro por Al-lah que no es así, su religión es mejor que la nuestra. Entonces mi padre tenía miedo de lo que dije, y temía que dejara su religión, por lo que me encarceló en casa, y puso una cadena en mis pies”

 Hermanos el padre de Salmán encadenó al hombre rico, al prestigioso, al exitoso, encadenó al amor, puso una cadena en sus pies para que no apostatará de su religión.

Salmán es de los buscadores de la verdad

Salmán dijo:

“Cuando tuve la oportunidad de hacer algo, envié un mensaje a los cristianos diciendo: Si pasa gente que quiere ir a Levante avisadme. Después de un corto tiempo vino gente dirigiéndose a Damasco y me avisaron de ellos. Intenté desatar la cadena y logré hacerlo y me fui con ellos hasta llegar a Damasco.”


 Hay quien dice: El padre que es quien te engendró, otros llaman padre a quien te casa con una mujer, y el padre que te enseña al camino de Al-lah, el primero deja de ayudarte por la muerte, el segundo ya no es tu padre si tu mujer muere, y el tercer padre quien te enseña al camino de Al-lah nunca deja de ayudarte ya que era la razón para entrar en el paraíso. Por eso Salmán busca a un hombre que lo guíe a Al-lah.

Salmán dijo:

“Cuando llegamos a Damasco pregunté por el mejor hombre entre la gente de religión cristiana, me respondieron que era el obispo, el pastor de la iglesia del pueblo, fui a donde estaba y le dije: Deseo convertirme al cristianismo, deseo estar siempre contigo para servirte, aprender de ti y para rezar contigo, me pidió que entrara, entonces entré y me puse a servirle, pronto descubrí que era un hombre malo, puesto que ordenaba e incitaba a sus seguidores a dar caridad, pero en vez de repartirla a los pobres se la atesoraba para sí mismo, y no daba nada a los pobres ni a los necesitados, al final recogió siete grandes jarras de oro y lo detesté mucho por lo que veía que hacía, más tarde murió. Los cristianos se reunieron para enterrarle y venerarle y homenajearle, les dije: Éste era un hombre malo, os ordenaba e incitaba a dar caridad, sin embargo lo que hacía es atesorar la limosna par sí mismo, y no daba nada de ella a los pobres. Dijeron: ¿Cómo sabes esto? Contesté: ¿Queréis que os indique donde está su tesoro? Respondieron que sí, y les enseñé donde guardaba el tesoro, extrajeron siete jarras grandes llenos de oro y plata. Cuando las vieron, dijeron: Juramos por Dios que no lo vamos a enterrar. Más tarde lo crucificaron, y lo apedrearon”

 El hecho más odioso es aparentar ser un hombre que valores y principios; cuando realmente se lo contrario. ¿Qué es lo que dice uno de los profetas? dijo:

“¡Gente mía! Que no os pueda vuestra oposición contra mí para que no os suceda lo mismo que le sucedió a la gente de Nuh, a la de Hud o a la de Salih. Y no queda muy lejos de vosotros la gente de Lut”

Sura de Hud 88

 Es posible que un hombre tenga una apariencia buena, pero su interior es algo deferente. Era la primera experiencia de Salmán al-Farisi.

Salman sigue contando su historia:

“En seguida nombraron otro hombre y le seguí. Nunca he visto, en este mundo, un hombre más contemplativo que él, y tampoco he visto una persona que anhele la vida del Más Allá que él, ni nadie que se apegaba a la adoración durante el día y la noche que él. Le amé mucho y me quedé con él durante largo tiempo. Cuando estaba muriendo, le dije: Señor, recomiéndame y aconséjame a quien sigo después de ti.”

 Al-lah Todopoderoso describió la gente que se apega a la vida de este mundo de la siguiente manera:

“Será el día en que el injusto se morderá las manos y dirá: ¡Ojala hubiera tomado un camino junto al Mensajero!”

Sura del Discernimiento 27


 Esto quiere decir que necesitas un compañero, necesitas un hombre que te ayude en los temas de la religión, necesitas un grupo, una comunidad musulmana que fortalezca tu fe, que te aleje de las trampas de Satán, una comunidad, un apoyo que te haga desear la Otra Vida. No tomes como compañero a quien ni su situación ni sus palabras, te hacen acercarte a Al-lah.

“El obispo dijo: ¡Oh hijo mío!, yo no conozco a nadie que practica lo que yo haya practicado excepto un hombre en Mosul, que no ha distorsionado ni tergiversado la verdad- es decir; a la gente del extravío; lo que distorsionaron y cambiaron la verdad- él está en Mosul, ve pues y síguelo. Cuando murió ese obispo, lo busqué, y cuando lo encontré le comenté mi historia diciéndole: Tal obispo me aconsejó antes de morir el estar contigo, ya que tú te apegas a lo que él se apegaba. Así es como me quedé con él y vi que era una persona buena, pero pronto éste hombre se murió, y cuando estaba muriendo, le dije: Señor, por disposición de Al-lah te llego lo que ves, y tú sabes de mi situación, ¿A quién me recomiendas para estar y seguirlo después de ti? Dijo: No sé de un hombre que practique lo mismo que nosotros practicamos, excepto de un hombre que se encuentra en Nasibin, -dijo su nombre-, síguele.”

 Esto significa que la gente que sigue la verdad es muy poca, Al-lah Dice:

“La mayor parte de ellos no siguen sino suposiciones. Y la suposición carece de valor ante la verdad. Al-lah sabe lo que hacen”

Sura de Iunus 36


“Cuando el hombre fue enterrado, me marche hacia Nasibin para buscar al hombre que me recomendaron, y cuando lo encontré le relate mi historia, y lo que me dijo aquel obispo antes de morir; después de ello el hombre me dijo: Quédate con nosotros. Lo encontré igual que el último obispo, era una persona buena, pero también al poco tiempo le vino la muerte, cuando estaba muriendo, también le dije: Ya sabes mi situación ¿Con quién me recomiendas estar? Él dijo: Hijo mío, juro por Al-lah que no conozco a nadie que quede en la práctica de nuestra religión excepto uno que vive en Amoria, búscale y sigue su práctica de adoración. Me fui a donde estaba el hombre que me recomendó, lo encontré y le informé de mi experiencia con los otros obispos.” -Salmán dijo-: “siempre llegue a encontrarme con aquellos hombres en los últimos días de sus vidas.”

 Salmán sigue contando su historia:

“Este último dijo: Quédate conmigo, me quedé con él, juro por Al-lah que éste también era un hombre guiado como los últimos obispos, tenía vacas y ovejas. Poco tiempo después murió, y antes de morir, le pregunté: Ya sabes de mi situación ¿Con quién me recomiendas estar? ¿Qué me ordenas que haga? Él dijo: ¡Oh hijo mío!, juro por Al-lah que no sé de ninguna persona de los árabes que practique nuestra religión, pero se acerca el momento en el cual vendrá un Profeta en un lugar del territorio de los árabes, vendrá para predicar la religión del Profeta Ibrahim, y luego migrará de su tierra a otra que contiene palmeras entre las que hay dos montañas, tiene signos claros, acepta los regalos, no come de la caridad, y entre sus hombros tiene el sello de la profecía. Cuando tengas la oportunidad de encontrarle síguele.”

 Todos los viajes de Salmán eran en busca de la verdad.

 A la gente que se aferra a la vida de este mundo le preocupa estar en lugares agradables, por ejemplo, a éste tipo de gente le gustan los hoteles con piscinas, los parques y las cafeterías, en cambio la gente que desea la Otra Vida les preocupa estar en compañía de los sabios, se le ve leyendo y compartiendo información uno a otro para adquirir conocimiento y aprender algo del Islam.

Salmán continua su historia diciendo: “Al poco tiempo aquel hombre falleció.”

¿Cuál fue la circunstancia que Salmán vivió para llegar a Iathrib ( Madina)?

Salmán Continúa relatando:

“Me quedé en Amoria tanto tiempo hasta que un grupo de comerciantes árabes pasó, eran de la tribu Kaleb, les dije: Os doy las vacas que tengo y mi oveja si me lleváis con vosotros a la tierra de los árabes, y así fue, les he dado todo lo que tenía. Me llevaron con ellos, cuando llegamos al Valle Qura me traicionaron porque me vendieron a un hombre judío como esclavo, tomaron las vacas y la oveja.”

 Esto me hace detener el relato un momento para decir algo: A veces Al-lah te Pone en circunstancias difíciles, como por ejemplo trabajar con alguien en una tienda donde el dueño de la tienda te trata demasiado duro, o el ser un empleado donde trabajar en un pueblo remoto, cuya vida es difícil, donde hay intensidad en todo, por lo tanto Al-lah Todopoderoso Es Quien Sabe más ya que, tal vez esta situación de vida no se puede lograr en la ciudad, y tal vez el propietario de esta tienda fuera una motivación para que conozcas mejora Al-lah. Al-lah Dice:

“Y Al-lah Sabe y vosotros no sabéis”

Sura de La Vaca 216

 Salmán al-Farisi, el sajabi venerable, fue comprado por un judío como esclavo, su amo fue muy duro, y veréis después que a quien Al-lah Todopoderoso Quiere al final triunfará con Su permiso.

Salman sigue con su historia diciendo:

“Le servía durante tiempo determinado y después le visitó su primo que pertenece a la tribu de Bani Quraiza, éste me compro de mi amo, y me fuí con él.”

 

Salman sigue buscando sobre la realidad.


 Queridos hermanos, esta realidad merece toda esta búsqueda y esfuerzo, esta investigación vale la pena hacer todos estos movimientos, ya que si la logras, lo habrás logrado todo y ganarás todo. Si la verdad te lleva a conocer a Al-lah Todopoderoso, no te habrás perdido nada. La mayor pérdida es cuando te pierdes a ti mismo, y a tu ego.

 En cambio el mayor éxito es cuando purificas tu alma, tu ego, todo tu ser y lo manifiestas y haces sabérselo a tu Señor.

 Salmán está buscando la verdad, y pidiendo la complacencia de Al-lah Todopoderoso. Juro por Al-lah no será perdido ni está en el mal camino, y si no fuese un hombre sabio, sabe lo que hace. Este es su destino decretado por Al-lah Todopoderoso.

Salmán dijo:

“Me llevó con él a Iathrib, y allí vi las palmeras.”

 Por cierto, las palmeras de Medina son las mismas que estaban en la época del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, porque las palmeras viven largo tiempo; viven más de seis mil años, pues las dátiles que solía comer el Profeta en Medina eran de las mismas palmeras de hoy, si has comido fruta de las palmeras de Medina, estate seguro que son de las mismas que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, comió. La última vez que estuve en Medina, me dolió mucho ver a las palmeras descuidadas, han cortado la mayor parte de ellas para construir edificios, mercados, tiendas, y caminos.

 Estos establecimientos han eliminado las palmares. Estos huertos deben permanecer como estaban para siempre no como vemos ahora palmeras secas y descuidadas.

Salmán dijo:

“Vi palmeras tal y como las describió el obispo de Amoria, entonces supe que era Medina, me quedé con él.”

 Sólo pídele a Al-lah la guía y deja todo entregado en manos de Al-lah. Por ejemplo uno que vive en Alepo y un día le mandan ir a Damasco para hacer el servicio militar, éste hace todo lo posible para hacerla en Alepo y permanecer allí, pero al final no alcanzó su fin. Sin embargo durante su estancia en Damasco se reunió con gente buena, de conocimiento islámico y Al-lah lo Honró para ser guiado a la verdad; aquellas dificultades en realidad fueron a tu favor.

 Alguien me comentó lo siguiente: El estaba en Estados Unidos, y entré en uno de los centros islámicos en donde vi a un hombre que parecía un sabio, un hombre de primera clase de la comunidad, y estaba limpiando la mezquita del centro, y cuando pregunté que quién era aquel hombre, me respondieron que éste hombre gozaba de una postura muy alta en su país, sin embargo le encargaron una misión en uno de los países del golfo árabe, así que se marchó a Medina y estuvo con un verdadero musulmán, quien le enseñó el camino de Al-lah y más tarde aceptó el Islam. Cuando regresó a su país, se aferró a la mezquita. Es como si fuera su misión decretada por Al-lah Todopoderoso, la mejor prueba de éste tipo de gente es el dicho de Al-lah:

“Si Al-lah Hubiera Sabido de algún bien en ellos, les habría hecho escuchar, pero aunque les hubiera hecho escuchar se habrían desentendido y se habrían apartado”

Sura de Los Botines de Guerra 23

 Al-lah Todopoderoso, tal vez te Reúne con alguien, te Puede mandar ir con alguien a un remoto lugar, o te encuentras con un creyente y surge entre vosotros dos una conversación que te hace quererle y al final serás guiado por Al-lah. Sólo pide la guía de Al-lah y entrega todo en sus manos. Es algo muy preciso. Suplica a Al-lah siendo sincero en tu búsqueda sobre la verdad, y Al-lah te Hará encontrarte con gente que te enseñe a la verdad.

 Salmán fue trasladado por Al-lah de un judío a otro, hasta alcanzar a ser siete judíos con los que estuvo, éste último era de Bani Quraizah que vivía en Medina, y lo compró. Todos los eventos suceden por de Decreto de Al-lah.

¿Cuál es la noticia que Salmán escuchó?

 Salmán continúa su historia diciendo:

“El Profeta, entonces, estaba llamando a su pueblo en Meca al Islam, sin embargo, no había oído noticias sobre él, porque estuve ocupado en lo que debe hacer un esclavo -todo el tiempo del esclavo es dedicado a la servidumbre de su maestro – Más tarde el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, emigró a Iathrib (Ciudad de Medina), sin darme cuenta. Cuando estaba en la parte superior de una palma de las de mi señor, cosechando su fruta, mi maestro estaba sentado al lado de ella, vino su primo y le dijo: Que Al-lah castigue a la tribu de Quila (los Aus y Jazray), ahora están reunidos en Quiaba con un hombre procedente de Meca, pretende ser un profeta. Cuando escuché sus palabras me ha tocado lo que parecía la fiebre y me preocupé mucho hasta el punto en la que temía caer encima de mi maestro de tanta alegría. Me puse a bajar de la palmera, y le pregunté al hombre: ¿Qué dices, me puedes repetir lo que acabas decir? Mi maestro se puso furioso y me golpeó dándome puñalada fuerte y dijo ¿Qué te importa esto? Vuelve a lo que estabas haciendo, vete a tu trabajo.”

 Tal vez habéis leído en la biografía que el Profeta Muhammad que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, el amado de Al-lah, el maestro de los profetas y de los Mensajeros, se fue a Taif para llamar su gente al Islam

 algunos han descrito en algunas narraciones que al Profeta Muhammad fue acusado de ser mentiroso, y se burlaban de él, y en otra narración, que lo golpearon. Uno podría preguntarse: ¿Por qué el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, fue golpeado? Si no fuera un ser humano no hubiera sido el mejor y el maestro de los seres humanos.

  Hay otro sentido, y es que el Profeta que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él fue golpeado en Taif para que el creyente, cuando es golpeado por creer en Al-lah Todopoderoso, tome un buen ejemplo en el Mensajero de Al-lah. A veces el hombre debido a su inclinación religiosa podrá tener demasiados problemas, recibir muchos golpes, quizá se quede embargado, y viva en una vida estrecha dentro de una casa o fuera de ella. Todo esto es como el sacrificio en el camino de Al-lah (yijad). El Profeta es el mejor ejemplo para nosotros ya que sufrió y padeció muchas dificultades por difundir el mensaje de Dios, así que cuando pasas un tiempo difícil tendrás en el Profeta un muy buen ejemplo.

Aquí está la historia de Salmán al-Farisi en el Islam

Salmán sigue su historia:

“Cuando cayó la noche tomé algo de los dátiles que reunía y me dirigí a por donde pasaba el Mensajero Muhammad, entré en donde él estaba, y le dije: Me informaron que eres un hombre justo (salih), y que te acompañan gente común y necesitados, toma esto que es una caridad para vosotros, es que vosotros la merecéis más que otra gente, les ofrecí los dátiles –quiere decir para que el Profeta comiera – entonces, el Profeta dijo a sus compañeros: comed, y él no comió nada, me dije a mí mismo: ésta es la primera señal no comió de la la caridad (sadaqa)”

 Se ha narrado que la Revelación (el waji), se retrasó una vez, esto fue así para enseñarnos... El Profeta Muhammad pensó:

“Tal vez oh Aisha es porque he comido dátiles asignados para la sadaqa”

 Esto nos indica que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él era muy piadoso.

Salmán continúa diciendo:

“Empecé de nuevo a mi trabajo, el de reunir dátiles. Cuando el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, se fue a Quba en Medina fui a donde estaba y le dije: Te vi que no comes de la caridad, toma este regalo para ti, entonces él y sus compañeros comieron de él. Me dije: Esta es la segunda señal. Después me encontré con el Mensajero de Al-lah en Baqi’ Al-Garkad,- en aquel tiempo no era un cementerio, junto a la Mezquita del Profeta Muhammad- Salmán dijo: Me encontré con él donde estaba enterrando a uno de sus compañeros, lo vi sentado y sus hombros estaban cubiertos por su pañuelo, le saludé y a continuación, di vuelta para ver el sello que me describió el obispo en Amoria, cuando el Profeta me vio que estaba mirando su espalda, entendió mi propósito y después bajó su manto sobre su espalda, y vi el sello. Cuando lo reconocí lo abracé fuertemente y me puse a llorar.”

 Lo importante es que Salmán logró a su objetivo.

“El Profetra Muhammad, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: cuéntame tu historia- ¿Cuál es tu historia, hijo mío?”

Salmán dijo: “Le conté mi historia desde el principio hasta el final, el Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, sintió un gran placer.”

 Queridos hermanos, la señal de tu fe es cuando ves que un pariente, un prójimo, tu sobrino, o un amigo esta en el camino recto de Al-lah; se ha guiado y se aferra a las clases del conocimiento islámico, si no te provoca alegría debes saber que tu fe no es completa. Debemos regocijarnos, porque el Profeta Muhammad sintió una gran alegría por lo que hizo Salman. La prueba de ello es hacer a Sus compañeros escuchar la historia de Salmán.

Salmán sigue diciendo:

“El Profeta me ordenó contarles mi historia, los compañeros del Profeta sorprendieron mucho y sintieron mucho placer.”

¿Qué lección podemos sacar de la historia de Salmán al-Farisi?

 Queridos hermanos, Salmán tiene muchas historias, pero esta es la primera de su vida. No te digo que vayas a Isfajan, ni a Turquía, ni a Nasibin, ni a Amoria, sino que permanezca en tu país, que te aferres a las clases de conocimiento islámico, y haz buenas obras. Ya tienes el Corán en tus manos, y tiene los libros del jadiz en tus manos. Hay muchas acciones que podrás hacer, y hay muchos lugares donde se dan las clases de la religión.

 Sabemos como se esforzó Salmán y como padeció muchas dificultades para llegar a la verdad.

 Esta es la historia de Salmán al-Farisi, el buscador de la verdad. Todas las circunstancias estaban como obstáculo en su camino hacia la correcta orientación, sin embargo, él superó todos estos obstáculos y llegó al Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y esta historia, debe ser como un faro para nosotros en nuestra vida.

 Busca la verdad, si lo logras lo lograrás todo y tendrás la felicidad eterna, pero si no lo logras no lograrás nada, no ganarás nada y la perdida será tu destino.

Y las alabanzas a Al-lah, Señor de los mundos.