La biografía - La biografía de los cuatro imames. Lección 1-2: El Imám Ahmad Ibin Hanbal 1
Praise be to Allah, the Lord of Creations, and Peace and blessings be upon our prophet Muhammad, the faithful and the honest.
 Oh, Allah, we know nothing but what You teach us. You are the All- Knower, the Wise. Oh Allah, teach us what is good for us, and benefit us from what You taught us, and increase our knowledge. Show us the righteous things as righteous and help us to do them, and show us the bad things as bad and help us to keep away from them.
  O Allah our Lord, lead us out from the depths of darkness and illusion, unto the lights of erudition and knowledge, and from the muddy shallows of lusts unto the heavens of Your Vicinity.

 

¿Qué significa la palabra: divino de Dios?

image
 Queridos hermanos, en la clase interior terminamos el tema del Imám Al-Al-Shafei Allah Se Apiade de Él, hoy vamos a platicar sobre la biografía del tercer Imám, El Imám quien es divino de Dios, Abu Abdullah Ahmad Ibin Muhammad bin ahmad bin bilal bin Asad Alduhli Alshaibani, me refiero a Ahmad Ibn Hanbal, y lo que más me llamó la atención es la palabra Imám divino:

“… sino más bien: Sed maestros…”

[Sura de la familia de Imran- verso 79]

 El ser humano es divino de Dios significa que no se mueve sino mediante las órdenes de Allah, ama solamente por Allah, odia solamente por Allah, prohíbe solamente por Allah, se comunica y corta su relación solamente por Allah, ha pasado toda su vida llamando hacia el camino de Allah, y en la llamada hacía Allah, está ocupado en el servicio a los creaturas de Allah hasta que llegue la hora del encuentro con Allah, Allah Exaltado Sea, nos Ordenó que seamos divinos.

  Existe un ser humano divino y otro ser humano movido por los deseos a quien esta con sus intereses, sus pasiones, sus deseos, y sus objetivos despreciables, en cambio el ser humano divino se mueve conforme a los órdenes de Allah, no se pertenece a sí mismo pues esta absorto en el amor de Allah, da, prohíbe, perdona, se enoja, se complace solo por Allah, no se atiene excepto a Allah, no suplica sino por Allah y no pone su esperanza sino en manos de Allah, y teme solamente a Allah.

Hermanos, deberíamos todos ser divinos.

Lo que dijo el Imám Al-Shafei sobre el Imám Ibn Hanbal

1.- Sobre su temor (de Allah):

 Dijo Jarmala, escuché al Imám Al-Shafei decir:

“Salí de Bagdad y no dejé en ella más jurista, ni más asceta, ni más temeroso, ni más sabio que Ahmad Bin Hanbal.”

 Hay algo en éste dicho que llama mucho la atención, ¿Los llamadores al Islam contemporáneo sabrá la valía de sus colegas o se apuñalarán uno a otro? ¿Habrá equidad en el juicio de valor? ¿Tienes capacidad de juzgar si fulano es buena persona o no, de que sea o no una persona sabia, piadosa, siendo tu un verdadero sabio y poseedor de dichas cualidades, o habrá enemistad entre vosotros?

 Si no nos tratamos con equidad, si no nos valoramos, entonces caeremos (de la gracia), de Allah.

2.- Lo que dijo el Muzaní, sobre Ahmad trasmitido de Al-Shafei

 El Muzaní dijo que el Imám Al-Shafei le dijo:

“Vi en Bagdad un joven, que cuando él relata algo a la gente, la audiencia le cree, y le pregunte ¿de quién se trata? Y me contesto: Ahmad Ibn Hanbal”

 Queridos hermanos el llamado hacia el camino de Allah, es de dos clases:

 La llamada hacia Allah simple, directa y pura; mientras que la segunda clase es una persona que utiliza el nombre de la suplicación como justificación de sus actos muchas veces reprobables.

 La verdadera llamada hacia Allah se caracteriza por el seguimiento, sin protagonismo, el compartir, agradecimiento; en cambio el otro tipo de la suplicación se caracteriza con las invenciones de aspectos novedosos ajenos al Islam, rivalidad, mal agradecimiento, y la traición.

 Antes de llamar hacia Allah debes de tener consciencia de que estés llamando hacia Allah verdaderamente y no te estés invocando solo a ti por protagonizando, sin saberlo o darte cuenta.

3.- Descripción del Imám Ahmad por el Imám Al-Shafei

Al- Zafarani dijo que el Imám Al-Shafei le dijo: “No vi a nadie con la capacidad intelectual que tiene Ahmad”

 A propósito el ser humano no es más que una mente que razona y un corazón que ama, el Profeta –que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- con una gran sabiduría, unió la mente con el corazón y dijo: “Quien de vosotros tenga un gran intelecto amará más intensamente a Allah”

image
 Una vez di un ejemplo, si ponemos en una mesa una pieza de diamante, que vale ocho millones de liras, y su tamaño esta como un avellana, y aparte ponemos un vaso de cristal que vale mil liras, y te decimos: escoge.

 ¿A poco no podre suponer el tipo de mentalidad que tienes por medio de tu elección?

 Sí tienes un gran intelecto entonces escogerás la pieza de diamante que vale ocho millones de liras sirias.

De Abi khatadah dijo:

“Quien de vosotros es intelectualmente más cuerdo, es más temeroso de Allah, y es más seguidor tanto de las ordenes como de las prohibiciones de Allah, aunque sea el que menos realiza actos voluntarios''

 Sí vieras a una persona que toda su preocupación es el obedecimiento a Allah, acercarse a El, acercarse a Quien Allah Ama, y en la enemistad con los enemigos de Allah, da, prohíbe por Allah, dedica todo su tiempo para Allah, no se complece salvo si Allah esta complacido, si a dicha persona le dijeras ¡Que cuerdo eres! Entonces no existirá quien sea más cuerdo que él.

 Se dice que cuando el Profeta Muhammad abrió Meca [conquistó la Meca con el permiso de Dios], Abu Sufian le dijo al Profeta: Oh Muhammed qué cuerdo eres, que misericorDioso, que conectado con Allah, y que sabio eres.

 Por ello no se puede decir que una persona desobediente es cuerda, aunque tenga un diploma de Burd, sino que tan solo podemos decir que es inteligente en su especialidad, así que es inteligente para maquinar, para ganar dinero, para hacer intrigas, será pues muy inteligente pero de una inteligencia diabólica, así que no se le puede llamar cuerdo, ya que el Islam es de cuerdos, y quien no tenga una mente [sana], no tiene religión.

  El solo hecho de desobedecer a Allah es una tontería e incredulidad; y eso por lo que dijo el Imám Al-Gazali: “Oh alma si un médico te prohíbe una comida que te gusta, sin duda la dejarías, Oh alma ¿A poco le crees más al médico que a Allah? Entonces ¡que incredulidad!

 ¿A poco la advertencia del médico es más fuerte para ti que la advertencia de Allah sobre el infierno? Entonces ¡Que ignorante!

 Un ejemplo sacado de la realidad: Si el médico le ordena a un enfermo de presión arterial que deje de comer carne, entonces el enfermo lo acepta, y si dice que no se pruebe la sal durante dos meses entonces también obedece el enfermo y hasta si le dice que venda su casa también lo hace, entonces se le cree más al médico que a Allah, ¿Le creerías más al médico que a Allah? Si el médico te advierte sobre una posible trombosis entonces te da miedo y [tú le obedeces], entonces podemos deducir que temes más a una palabra, una advertencia, o una enfermedad que la advertencia de Allah sobre el infierno.

4.- Características del Imám Ahmad

 El Imám Al-Shafei dijo: Ahmad es Imám en ocho características: Imám en el Hadiz, Imám en el fiqh, Imám en el Corán, Imám en el idioma, Imám en la sunnah, Imám en el ascetismo religioso, Imám en la piedad, e Imám en la pobreza”

  Existe un buen comentario sobre la pobreza, los empresarios dicen que si no tienes una oficina de lujo, un coche caro, entonces no puedes trabajar, además tienes que tener un gran prestigio, y esto tiene su efecto especial en el mundo de los negocios, y todo esto apunta a una situación de opulencia, entonces con todas las cosas de lujo que se tienen se obtiene tanto crédito moral, como económico pues la gente confía en dichas posesiones.

 En cambio entre los sabios del Islam aseguran lo contrario, es decir que entre más ascetismo espiritual Allah te elevará más, porque si a pesar de disfrutar del lujo alguien su ufana de su ascetismo espiritual, entonces la gente no le creerá.

 Oh Muhammad prefieres ser un Profeta rey o ser un Profeta esclavo, a lo que Muhammad contestó: Me gustaría ser esclavo, me da hambre un día entonces recuerdo a Allah, y otro día me satisfago y agradezco a Allah.

  Si vieras a un sabio cuya vida es difícil, o de medianía entonces esto sería un honor para aquel sabio, ya que la piedad es algo bueno pero la piedad entre los sabios es mejor. Igualmente que la generosidad es bueno, pero entre los ricos es mejor, el arrepentimiento es bueno pero entre los jóvenes mejor, la vergüenza es buena pero entre las mujeres es peor, la paciencia e buena pero entre los pobres es mejor, y la justicia es buena pero entre los gobernantes es mejor.

 Se dice del Profeta en la tradición que dijo: “la pobreza es mi orgullo y el ascetismo es mi trabajo, y la certeza es mi fuerza, y la ciencia es mi arma, y el conocimiento es mi capital, y la complacencia es ganancia, y el recuerdo de Allah es mi amigo íntimo.”

Este dicho es apropósito del tema del siguiente capitulo

image
 Algunos sabios dijeron que: “Si Ahmad Ibn Hanbal no se hubiera afanado de la forma en que lo hizo, el Islam se hubiese perdido”

  En el tiempo de Imám Ahmad Ibn Hanbal, sucedió un grave acontecimiento que consistió en la expansión de la innovación que deformaba el creo de fe islámico (aquida), específicamente decían que el Corán, Los Evangelios, y la Torá, eran creaciones de Allah, por lo que mucha gente empezó a creer en ésta idea, entre ellos el mismo Califa; a lo que muchos sabios de aquel tiempo reaccionaron con actitud condescendientes con el Califa, sosteniendo ellos mismos este credo, de que el Corán era creación de Allah.

  El Imám Ahmad Ibn Hanbal en cambio se mantuvo firme en el credo islámico de que el Corán es la palabra revelada por Allah y no su creación, pues ésta idea era una nueva introducción en el credo islámico; a sabiendas de que quien se mantuviera firme en la creencia de que el Corán es la palabra revelada por Allah era castigado, torturado, encarcelado y hasta martirizado por el gobierno de aquella época. Así es como el Imám Ahmad fue torturado y encarcelado hasta que Allah lo agración y mostro la verdad a través del Imám Ahmad.

Algunos sabios dijeron que: “Si Ahmad Ibn Hanbal no se hubiera afanado de la forma en que lo hizo, el Islam se hubiese perdido”

 El Imám Abu Janifa vio una vez que un niño pequeño se encontraba al borde de un hoyo, por lo que el Imám Janifa le advirtió al niño: “muchacho ten cuidado de caerte” a lo que el chico le contesto: “Cuida de no caerte tu porque si yo me caigo me caigo solo, en cambio si tú te cayeras se cayera el mundo entero contigo”.

  A veces hay quien sigue fielmente a un sabio, sigue al sabio, está con él en lo que el sabio asevera, pero cuando dicho sabio cae por alguna circunstancia todos sus seguidores caen con él, y si dicho sabio sostiene alguna idea contraria a sus propias convicciones, entonces el sabio caerá.

Por eso Allah Ha Dicho:

“Los que transmiten los mensajes de Allah y Le temen, sin temer a nadie excepto a Allah. Y Allah basta para llevar la cuenta”

[Sura de los Coligados – verso 39]

 Me gustaría compartir una reflexión: ¿Por qué Allah El Excelso no agracio con más virtudes a los llamadores a Allah? (a los que hacen la suplicación se les llama duat en plural), ¿Qué acaso no son honestos? ¿No se les recuerda como gente honesta? ¿Qué no rezaban? ¿Qué no ayunaban? ¿Qué no eran gente de fiar? Y ¿Por qué se recuerda esto?

Allah Exaltado Sea Dijo:

“Los que transmiten los mensajes de Allah y Le temen, sin temer a nadie excepto a Allah. Y Allah basta para llevar la cuenta”

[Sura de los Coligados - verso 39]

 Allah les Dio la virtud y característica del temor a El exclusivamente; y aquí os recuerdo que en la retórica árabe el adjetivo calificativo (característica o virtud), esta tan relacionada con la persona o cosa que recibe el adjetivo que si la persona o cosa pierde el adjetivo calificativo pierde hasta su existencia. Así que si los sabios temerosos de Allah, pierden su adjetivo calificativo del temor a Allah, entonces dejan de ser sabios.

 Por ejemplo: El decir que el avión es grande, la casa es grande es un adjetivo calificativo normal, así como el decir que el precio es caro, el avión es caro, de lujo también; pero cuando consideramos que una característica esencial del avión es la capacidad de volar, quiere decir que si el avión no vuela, entonces pierde su principal característica, al igual que un avión que en Siria han convertido en restaurante, el avión ya no vuela, así que de forma coloquial seguimos diciendo que tiene forma de avión pero ya no vuela, y se ha convertido en otra cosa en un restaurante. Entonces si el avión no vuela pierde su objeto, característica fundamental que es el volar y afecta a la forma de su existencia.

  Allah Ha dicho más que una característica fundamental para el llamante, el invitador a Allah (el suplicador, quien hace la suplicación), que es el que tema a Allah, porte y trasmita fielmente el mensaje, por lo que si un llamante a Allah miente, cambia el mensaje de lslam por complacer a su auditorio en turno, no porta el mensaje del Islam adecuadamente se debe todo a una sola cosa: la falta de temor a Allah. Cuando un llamante hacia Allah y al Islam no teme a Allah, entonces no porta ni trasmite el mensaje adecuadamente, porque ya el contenido del mensaje se ha deformado, por falta de temor a Allah

 Si un llamante hacia Allah y al Islam no teme a Allah entonces ya no podemos decir que es un llamante, convocador, invitador hacia Allah y al Islam, ha dejado de ser un llamante de Allah.

Allah ha dicho:

“Los que transmiten los mensajes de Allah y Le temen, sin temer a nadie excepto a Allah. Y Allah basta para llevar la cuenta”

[Sura de los Coligados- verso 39]

El nivel científico que alcanzó el Imám Ahmad

image
 Ahmad bin Hanbal es el Imám de todo el mundo, era un hombre de gran fe, un gran sabio, jurisconsulto, y alcanzo el nivel más alto que es el ser Imám del mundo.

 A veces el autor en los libros te dice que era el único de su tiempo, entonces el Imám Ahmad alcanzo el nivel más alto. Una vez una delegación de Marruecos visitó al Imám Ahmad y le formularon treinta preguntas, de las cuales solo contesto diecisiete excusándose que las restantes preguntas no sabía, a lo que la delegación exclamó que cómo era posible que el Imám Ahmad no sabe; el Imám Ahmad contesto a la delegación diciéndoles que le dijeran a quien les había mandado que el Imám Ahmad Ibn Hanbal no sabe.

  Así es el conocimiento, la frase: “no sé” es un honor ¿Es creíble que quien sabe todo, en realidad no sabe nada?

  Tienes que ser detallista en tus palabras, si te hacen una pregunta muy específica en la ciencia del entendimiento islámico (fiqh), entonces déjala para otro día y no te precipites a dar una respuesta, aprovecha para repasar. Si das una respuesta en el momento, te limitarás y abreviarás, ya que la frase de “no sé” es un millón de veces mejor al expedir una sentencia islámica (fatua), incorrecta.

 Porque tener seguidores no es poca cosa. Para mí es lo mismo una persona que prohíbe lo lícito que una que permite lo prohibido, esto existe.

  A propósito cualquier persona que te dice que algo es ilícito es algo fácil, pero en cambio que te diga que algo es lícito, entonces tiene que comprobártelo.

  Antes que hables de lo lícito o ilícito mejor pregunta antes, cuenta hasta el millón, investiga y esto es un punto muy importante.

¿Qué capacidad mental tenía el Imám Ahmad?

 Alí Bin Al-Madiní dijo que entre los amigos no hay otra persona que tiene mejor memoria que Abi Abdu Allah Ahmad Bin Hanbal, y aún así me enteré que el Imám Ahmad no daba la plática sino apoyándose en un libro.

 El impartir clase es un compromiso muy fuerte.

 He escuchado de un orador que tiene la capacidad de dar el discurso aunque sea acostado en la cama por su gran cultura y capacidad, y aun así no da el discurso (jutbah), sino ayudándose en un texto, y le preguntaron ¿por qué?, a lo que el orador contesto que el discurso es un compromiso con Allah, y Él lo juzgará letra por letra y palabra por palabra.

 Una vez le preguntaron a un gobernaron estadounidense: ¿Cuánto tiempo te tardas en preparar un discurso que dura diez minutos? Y el contestó que se tarda diez horas, y le preguntaron:¿Cuánto tiempo te tardas en preparar un discurso que dura una hora? Y el contestó que se tarda una hora, y de nuevo le preguntaron: ¿Cuánto tiempo te tardas en preparar un discurso que dura tres horas? Y el contesto que no necesita preparar nada, porque en este discurso puede decir todo lo que se le ocurre.

En el islam, Allah reúne a la gente en la jutba del viernes, Allah ha dicho:

“¡Vosotros que creéis! Cuando se llame a la oración del Viernes, acudid con prontitud al recuerdo de Allah y dejad toda compravente, eso es mejor para vosotros si sabéis”

[Sura del viernes- verso 9]

 Oh orador ¿Quién te reúna a la gente en el jutba del viernes? Allah El Altísimo Es Quien te reúne a la gente. La gente no viene a la jutba del viernes porque te quieren sino que vienen para seguir la orden de Allah, Allah El Altísimo El Es Quien invitó a la gente, por lo tanto ¿cómo vas a preparar la jutba? Tienes que prepararla de la mejor manera.

  Ali bin Al-Madiní dijo que no hay mejor memorizador entre sus compañeros que Abi Abudu Allah Ahmad Bin Hanbal y, aún así no da su plática sino de un libro.

  Estamos encargados del Islam, de cada verso, de cada Hadiz, esta pues en nuestras manos y por ello debemos preservarlo, así que el ejemplo del Imám Ahmad Bin Hanbal debe ser un ejemplo para nosotros, y os aconsejo tener mucho cuidado de quien aprendéis el Islam.

  El Profeta que la paz y bendiciones sean con él, dijo:

“Oh Ibn Umar, tu Islam, tu Islam, es tu carne y tu sangre, aprende de los rectos y no aprendas de los descarriados”

Los rectos son quienes hay enderezado su credo de fe de forma correcta, sus textos, y sus morales.

La orden del Imám Ahmad para Ali Bin Al-Madiní

 Ali Bin Al-Madiní dijo:

 

“me ordeno Ahmad Ibn Hanbal a no hablar sin el apoyo de un libro”

Una vez Omar dijo:

“Estuve preparando un discurso sobre los que Abu Bakr dijo de mí”

 Un orador dijo una vez que él normalmente sube al mimbar para pronunciar su discurso (jutba), sin haber preparado nada y lo dejó a la improvisación.

 Una vez una persona escuchó un discurso de aquel orador y dijo, que hablo de veintiocho temas sin concluir ninguno, diciendo lo que se le venía a la mente; y esto es un gran error.

 Un hombre que ya falleció nos contó que su padre asistía reiteradamente a una mezquita, y notó que un hombre sentado a la puerta de afuera de la mezquita se divertía con los transeutes mientras el Imám estaba en el mimbar – ¿Cómo es posible?- y el padre de aquel hombre se acercó a la puerta de la mezquita y le dijo a dicho hombre que lo que estaba haciendo estaba prohíbido –divertirse con los transeutes- durante el jutba y estando el Imám en el mimbar; entonces el hombre le contesto que cuanto tiempo tenía de asistir a la mezquita y el padre contestó que tenía siete años de asitir, y el hombre le informó que él tenía veintiocho años asistiendo a la mezquita y le pidió de favor que le indicara una palabra del jutbah para él completar el resto del discurso del Imám, pues desde hace años eran los mismo jutbas que no cambiaban y que no contenían ya ninguna novedad en su discurso.

  Si Allah Ha Invitado a la gente a la mezquita entonces cuando menos prepara tu discurso (jutba), por respeto a los asistentes y respetando su tiempo su esfuerzo por ir, a su persona, etc., porque te ha escogido a ti sobre los demás oradores (Imámes jatib).

 

Ahmad bin Hanbal es el argumento de Allah para su creación

image
 Uno de los sabios dijo que Ahmad bin Hanbal es el argumento que sirve como prueba (es un modelo) de Allah para su creación.

  Por ejemplo: si algún día la corrupción se extendiéra, y toda la gente ya buscara lo ilícito, y dentro de aquel pueblo se encontrara una persona que sufre una gran pobreza, y a pesar de ello no hace cosas prohibidas, entonces ésa persona sería el modelo de Allah que le Serviría de argumento ejemplar para la gente (quizá depravada), que está a su alrededor.

 Cuando la corrupción se extiende, y un hombre tiene sueldo limitado y trabaja con sinceridad, entonces este hombre se convierte en argumento de Allah para quienes están alrededor de él.

  Otro ejemplo cuando un joven baja la mirada mientras los otros no lo hacen entonces éste joven es el argumento de Allah para quienes están alrededor de él.

 Si la mayoría de la gente se desvía, ¿Por qué fulano no?

 En la agricultura hay un ejemplo muy bonito, cuando alguien vende semillas para la siembra a cien campesinos y finalmente todos siembran pero luego tres de ellos se quejaron de que las semillas brotaron a los noventa y nueve de los cien campesinos, pero aquel campesino único al que si se le dio el fruto de su siembra, se convierte en un argumento de Allah porque quiere decir que las semillas si sirven y de que la siembra si se puede dar. Lo que quiere decir que si la siembra no se dio fue producto de un error de los campesinos.

 Los profetas son también un argumento de Allah para la humanidad pues un profeta es finalmente también un ser humano, que siente y experimenta la vida humana con todas su vicisitudes como cualquier otro humano, por ello hay que poner especial atención en el [milagro de Allah sobre Muhammad para la humanidad, ya que Allah mediante Muhammad nos demuestra que es posible cumplir con Su mandato siendo un ser humano], así que Muhammad amó como amamos, apeteció como apetecemos, se enojaba como nos enojamos, anhela lo que anhelamos, y sintió hambre como sentimos hambre.

El profeta –que la paz y bendiciones sean sobre él- ha dicho:

“Me han dañado por Allah y nadie se ha dañado como yo, y me asustaron por causa de Allah y nadie se había asustado como yo, y pasaron treinta días con sus noches en las cuales no entró a la boca de mí estómago nada excepto lo que Bilal ponía debajo de su axila.”

 Entonces el Profeta sentía hambre y sentía miedo. Allah Ha Dicho:

“Y salió de ella medroso y alerta…”

[Sura del Relato - verso 21]

 Igualmente el Profeta Moisés salió de Egipto con temor; de lo que se colige que los profetas sentían hambre y sed, su sed se calmaba con el agua, se saciaban con la comida, se tranquilizaban, pues su el Profeta Muhammad –que la paz y las bendiciones sean con él- no hubiera sido como toda la humanidad, no fuera señor de la humanidad.

Escucha el siguiente dicho:

 Abu Al-Hassan Al-Maimuni dijo que Ali Bin Al-Madini le dijo en Busra, antes y después que Ahmad Bin Hanbal probara la dificultad de la golpiza, la cárcel y saliera:

 

“Oh Maimuni nadie en el Islam ha hecho lo que hizo Ahmad Bin Hanbal”, en aquel momento me sorprendí mucho – dijo Al-Maimuni- y pensé que Abu Bakr quien combatió a los apóstatas, enderezando al Islam en tiempos acuciantes, y me dirigí hacia Aba Ubaid Al-Qasem Bin Salam y le comparti mi sorpresa de dicho de Ali, y me contestó Abu Ubaid, ¿De qué te sorprendiste? Y le respondí que de Abu Bakr, Abu Ubaid me contestó que Abu Bakr contó con el apoyo de varios [de un ejército], mientras que el Imám Ahmad no encontró ningún apoyo.”

 Cuando Ahmad Bin Hanbal fue torturado para obligarle a decir que el Corán es una creación de Allah, no encontró ni una persona que le apoyara y el Imám se sacrificó dando su vida y dijo “yo no acepto porque este es mi credo” entonces lo encarcelaron y lo torturaron y lo latigaron y no contó con ningún apoyo.

El Profeta Muhammad –que la paz y las bendiciones sean con él- dijo:

“Deseo ver a mis amados, y dijeron: ¿acaso no somos tus amados? Y El Profeta dijo: Vosotros sois mis compañeros y mis amados son gente que vendrá al final de los tiempos, que persevera en la práctica del Islam como si sujeta un carbón caliente en su mano, y su recompensa será como setenta. Preguntaron ¿setenta de nosotros o de ellos? El Profeta respondió: De vosotros, y le dijeron que ¿por qué? A lo que el Profeta dijo: Porque vosotros tenéis un apoyo para hacer el bien y ellos no lo tendrán”

 Si un joven en nuestro tiempo quiere ser bueno, la primer resistencia la encontrará entre su propia familia. Algunos de los musulmanes que rezan en las mezquitas desean la mezcla entre hombres y mujeres, cantos, y juegos etc.

  Ahmad Bin Hanbal tiene un gran lugar pues se mantuvo firme en la verdad sin importarle nada más, no encontró ni un apoyo y Allah lo Ayudo y lo hizo vencer.

Lo que se dice del Imám Ahmad

Dijo Abu Yafar

“Ahmad Bin Hanbal era una de las banderas del Islam”

Hubo quien dijo:

 

'' No vi a nadie que reuniera tanto bien que Ahmad Bin Hanbal.''

 Quise que durante esta serie de clases decir, que si tú dices que fulano es hanbali, que fulano es Al-Shafei, que mengano es hanafí o que sultano es malikí, tienes que razonar que todos éstos son grandes banderas del Islam y que ellos unieron la ciencia con las obras, la adoración, la purificación y la sinceridad; ellos son un ejemplo para nosotros y constituyen de lo mejor de la comunidad islámica mundial.

image
  El Imám Al-Hassan Al-Basri –y creo que todos saben su historia- cuando se mantuvo firme alzando la voz en los tiempos de un gobernante llamado Al-Jayash, éste se enojó y les dijo a quienes habían escuchado al Imám Al- Hassan Al-Basri: Oh cobardes juro por Allah que os daré de beber de su sangre” enseguida mando a traer al verdugo para ordenar que le trajesen al Imám.

  Para cuando llegó el Imám Hassan Al-Basri encontró al Jayash furioso y al verdugo listo para entrar en escena.

Así que el Imám musito palabras inteligibles para quien trataba de entenderlo, así que el gobernante Al-Jayash se paró para recibirlo al tiempo que le dijo bienvenido Abi Said, y lo acerco a su sitio y le permitió sentarse en su aposento y le daba palabras de aliento y halagos incluso llego a decirle: Oh Aba Said tu eres el señor de los sabios, lo perfumo y le consulto sobre la ciencia, atendió, y lo agasajo.

El verdugo preguntó que para qué lo habían llamado si no habría de cortar la cabeza de Abu Said.

El Empleado se fue de tras de Al-Hassan Al-Basri y le comento que realmente lo habían mandado traer para hacerle cosas muy diferentes a la recepción que le brindaron (pues pensaban matorlo), por lo que le pregunto “¿qué suplicaste a tu Señor?” y Al-Hassan Al-Basri respondió que pidió a Allah diciendo: Oh Allah Eres mi refugio ante mi angustia, y Eres mi confidente ante mi soledad, haz inofensiva la maldición del Jayash contra mí, tal como enfriaste el fuego para Ibrahim” Entonces Allah le contestó y puso en el corazón del Jayash un gran respecto y reconocimiento para Al-Hassan Al-Basri.

 Queridos hermanos quien teme a Allah, todas las cosas de la vida le temerán a él; inténtalo pues y no temas sino a Allah ya que El te dará el respeto y el prestigio de la gente.

 Se cuenta una historia que escuche de una persona que hasta ahora sigue vivo. El padre de dicho hombre fue el primer discípulo del Sheij Badr Ad-din Al-Hassani, a quien El Sultan Abdu Al-Jamid le mando a su primer ministro. El califato otomano gobernaba sobre todos los países árabes, tanto de oriente como de occidente y de norte a sur, durante cuatrocientos años, gobernando desde el norte de Africa, el Medio Oriente completo, Irak, Iran, y la península árabe, entonces tenemos que estar conscientes que si ahora nos parece un territorio basto y poderoso, en su momento el ser el primer ministro quería decir que era un personaje muy importante; y debido al prestigio del Sheij Badr Ad-din es que el Sultán mando a su primer ministro para invitar al Sheij a un festival en Estanbul. Tenemos que transportarnos a aquella época en el que los viajes eran todavía más largos y lentos, pues aquel primer ministro abordó una barcaza a Beirut y de ahí otro vehículo a Damasco, con el cometido de entregarle de mano al Sheij la invitación del Sultan. Acto seguido el Sheij se refirió al primer ministro: “Hijo a mi no me agradan éste tipo de invitaciones” y era conocido el trato que le daban en respeto al Sheij pues una vez que él rechazaba algo no se le volvía a insistir al respecto.

Cuando el primer ministro del Sultán escucho la decisión del Sheij, se disculpó y se retiró.

  Actualmente cuando alguien rechaza una invitación con mucha pena, es presionado a asistir y es llevado por fuerza de compromiso al respectivo evento.

  Aquel primer ministro ya de regreso entando a días de distancia de Damasco, pensó que no era posible que se conforme con la decisión del Sheij después de tan largo viaje, así que decidió regresar a Damasco para traer a fuerza al Sheij, pues no aceptaría un no por respuesta.

  El viaje de regreso a Damasco tardo otros cinco días, y al ver al Sheij Badr Ad-din rezando lo observó hasta que al cabo de su oración el Sheij le dijo: “Hijo, regresaste…” y el primer ministro no supo que decir en ese preciso instante, por lo que atino en decirle al Sheij que había olvidado versar su mano.

 Así que es preciso recordar hermanos que este tipo de situaciones dependen de tu capacidad de obediencia, de tu rectitud, de tu sinceridad, y Allah te Hará vestir con la túnica del temor y del prestigio; por lo que si alguien encuentra a un hombre sin valía por causa de sus múltiples pecados, y faltas en la adoración, es de recordar entonces que si alguien teme a Allah, El Hará que toda cosa le tema y le Dara prestigio.

 El líder que enfrento a los mongoles, Al-Zahir Baibars en un gran contra ataque como respuesta a la fuerte operación mongola sobre tierras musulmanas dijo: “Juro por Allah que mi reino no se estableció, hasta que murió Al-Iz Bin Abdu As-Salam de prestigio”

 

Una interrogante frente a Bishr Bin Al-Hariz

 Una vez le dijeron a Bishr Bin Al-Hariz: “¿Por qué no hiciste lo mismo hizo Ahmad Bin Hanbal adoptando una firme posición [contra], en el tema de la creación del Corán?

 A lo que Bishr Bin Al-Hariz: ¿Acaso esperas que adquiera el nivel de los profetas? Mi cuerpo no soporta el castigo. Allah Protegió al Imám Ahmad Bin Hanbal, por el frente, de tras, por arriba y por abajo y a sus costados, Allah lo Cuidó.

 ¿Si Allah Está contigo, quién podrá estar en contra tuya; y si Allah Esta en tu contra quien podrá estar a tu lado?

Observa el prestigio del Imám Ahmad Bin Hanbal en los corazones de la creación.

 Algunos dicen:

Escuche a Bishr Bin Al-Hariz contestando sobre el debate que mantuvo Ahmad Bin Hanbal diciendo: ¿A mí me preguntan sobre Ahmad Bin Hanbal? Al Imám lo encarcelaron y salió como oro rojo.

Significa que salió como oro.

 ¿Por qué los diamantes son caros? Existe una pieza de diamante que vale ocho millones y su tamaño es apenas el de un grano, ¿Por qué?

 Porque el diamante tiene origen en el carbón, pero soportó una presión y temperatura increíbles que lo hicieron modificarse hasta llegar a ser un diamante; así que si alguno de nosotros aguantara el mismo proceso bajo una gran presión y temperatura se volverá como un diamante.

 No podrás convertirte en diamante sino bajo mucha paciencia bajo fuertes presiones, de manera recta; porque estas preparándote para un paraíso tan ancho como los cielos y la Tierra, y éste paraíso no lo alcansas con dos rakas sin purificación (wudu), ni con dos monedas que des a un pobre, sino que se necesita una rectitud absoluta acompañada de una gran paciencia.

Allah Ha Dicho:

“… ¿Es que cuentan los hombres con que se les va a dejar decir: creemos y no van a ser puestos a prueba?”.

[Sura de La Araña – verso 2]

 Es Imposible, no hay más que una intriga, “Encarcelaron al Imám y salió como oro rojo” por eso Allah Ha Dicho:

“… Pero puede que os disguste algo que sea un bien para vosotros y que améis algo que es un mal. Allah Sabe y vosotros no sabéis”.

[Sura de La Vaca- verso 216]

 Algunos Imámes dijeron “Mi felicidad está dentro de mí, así que ¿Qué podrán hacer mis enemigos contra mí? Si me exilian sería como un paseo, y si me encarcelan mi prisión será un retiro espiritual, y si me matan seré un mártir, Entonces ¿Qué podrán hacer mis enemigos en mi contra?

Por eso algunos dicen

 

“En la vida hay un paraíso y quien no entre al paraíso de ésta vida, no entrará al de la otra vida”

 ¿A qué paraíso terrenal se refiere? Al paraíso de estar cerca de Allah. Así pues se recto, se obediente y sincero, y notarás como Allah te Acercará a El dándote la felicidad, defendiéndote, y otorgándote el prestigio del temor a El.

De los signos del amor y el odio al Imám Ahmad bin Hanbal

 Algunos dicen: “si ves a un hombre que quiere al Imám Ahmad bin Hanbal, sépanse que este hombre es un seguidor de la sunna”

 De Salman dijo que el profeta Muhammad –la paz y las bendiciones sean sobre él- le dijo:

 

“Oh Salman, si me odiaras te desentenderías del Islam, -Salmán contesto al Profeta-: Oh Mensajero de Allah ¿Cómo te podría odiar si Allah nos Guio a través de ti? A lo que el Profeta Muhammad respondió: “Si odias a los árabes entonces me odias a mí.”

image

 No es posible que alguien odie al Profeta Muhammad, por ejemplo el mismo Profeta dijo que “El amor por los Ansar es parte de la fe, y odiarlos es parte de la hipocrecía”

 Un creyente sincero afanado en el amor y obediencia a Allah, y si odiaras a ésta persona (o tipo de persona), es una señal de hipocrecía, y si lo mas es también un signo pero de la fe.

“Si ves a un hombre que quiere al Imám Ahmad bin Hanbal, sépanse que este hombre es un seguidor de la sunna, y si ves al hombre odiando al Imám Ahmad entonces sepan que es un innovador del Islam”

 Nosotros tenemos la sunna profética purificada, pero si una persona te aconseja al que va contra la sunna y tu aceptas el consejo rechazando la sunna ¿Tendrás fe verdaderamente?

 Juro por Allah que no tienes fe; ya que es como si otra persona ocupara un lugar más alto que Muhammad que la paz y las bendiciones sean sobre él.-

 Un día me dijo un hermano, que estaba en una conferencia en la que estaba también un muftí de una de los países de Europa oriental, dicho muftí portaba un gran anillo de oro, y se sentó cerca del muftí y le dijo, “Maestro, Imám, el oro es prohibido para los hombres en el Islam, y le dio un Hadiz del Profeta Muhammad –la paz y bendiciones sean con él- a lo que el muftí le contestó que existe una opinión del Imám Abu Janifa que permite el uso del oro en los hombres, entonces le dijo el hermano al muftí: ¿Cómo es posible? La verdad tu caso es muy raro porque mientras te digo “Dijo El Mensajero de Allah” tú me contestas con una opinión del Imám Abu Janifa. Entonces el muftí no conoce la diferencia entre el Profeta –Muhammad y Abu Janifa.

 El Imám Ash-Al-Shafei dijo:

 

“El Hadiz en mi método, y si el Hadiz difiere de mi opinión, entonces echen mi opinión a la calle”

 El Hadiz es una regla y yo confirmo eso. Si tu recibes un consejo del hombre más ilustre de la Tierra, por ejemplo de tu maestro (Shaij), y encontraste un Hadiz correcto, que contradice lo que dice tu maestro, ¿qué haces? Tienes que echar lo que dijo tu sheij a la calle y aferrarte al Hadiz del Mensajero de Allah, y esto es la fe, porque tu shaij puede equivocarse porque no es infalible.

 El fundamento es pues el Hadiz del Profeta Muhammad –que la paz y bendiciones sean con él-

 Cada uno de vosotros que reciba un consejo o discurso que difiera del Hadiz del Profeta Muhammad, siguiendo aquel consejo y dejando el Hadiz, es como si la fe fuera quitada de su corazón.

 El Profeta Muhammad era infalible con sus dichos y hechos, sus asuntos, sus permisiones, pues su palabra es parte de la revelación que explica el Corán.

Allah Ha Dicho:

“Ni habla movido por el deseo. No es sino una revelación inspirada”

[Sura del Astro- verso 3-4]

Las cosas que el Imám Ahmad Bin Hanbal logro

 Se ha dicho que “No hay mejor sabio y entendido entre nuestros compañeros que él, y no vi alguien más completo que él, en él se unieron tanto el entendimiento (fiqh), y el ascetismo espiritual y muchas cosas, no vi como él el arte de la ciencia y el fqh , el ascetismo espiritual, el conocimiento y todo el bien, y él es mejor memorizador que yo, y no vi dentro de los sabios maestros del Hadiz (muHadizun), quien memorice mejor que él.''

  ¿Por qué el ser humano envidia? Si me dices que la envidia es parte de la naturaleza del ser humano, discrepo de ello. ¿Quién creo ésta naturaleza del ser humano? No puede haber otro creador que Allah, entonces ¿Por qué Allah Crea la envidia en el ser humano? ¿A poco Allah El Altísimo Crea cosas feas en el ser humano y después lo juzga por ello? ¿Quién tiene respuesta a éstas preguntas?

Allah Ha Dicho:

“Y del mal del enviDioso cuando envidia”

[Sura de El Rayar del alba - verso 5]

 ¿Si el origen de la envidia es neutral, por qué Allah lo creó en el ser humano? Allah Creo la envidia en el ser humano para que se ponga celoso, para que compita por el bien con los demás.

 Nosotros estamos leyendo sobre la vida del Imám Ahmad Bin Hanbal y por ello debemos ser celosos de él, y ser rectos, piadosos, tenemos que aprender y enseñar y adoptar firmes convicciones con conocimiento como el Imám.

 De lo que concluimos que los celos son creación recta de Allah para competir por el bien con los demás, pero cuando dichos celos se desvían saliéndose de control y se comienza a sentir un deseo malsano contra los demás se llega a la envidia.

 ¿Por qué existe el matrimonio y la fornicación?

  Allah Diseñó a la mujer pero… ¿Por qué la creo?

  Allah Diseño a la mujer para ser esposa, no la diseño para ser una mujer de la calle, ya que esto es una desviación del diseño original de la mujer. La mujer es un ser neutral que ha recibido de Allah sus atributos y características para ser esposa.

  Allah Creo en el ser humano la aspiración, que de buena manera podríamos llamar celos, pero que se puede desviar en envidia o llegar a tener celos de los buenos que causan felicidad al ver que otro ha tenido u obtenido más que tu.

  ¿Te doliera si escuchas que un hombre es mejor que tu?

 No, tienes que sentir que eres capaz de ser igual a él, de alcanzar los mismo o quizá aún más.

 El origen de la aspiración o de los celos es algo natural y lícito desde el punto de vista del Islam, es algo muy positivo, pero esta característica natural puede mantenerse recta como aspiración o celos de los buenos de la gente de la fe, sintiendo celos de los buenos y aspirando a ser igual. Pero también puede ser que la aspiración y los celos se desvíen de la naturaleza original del hombre, y generen envidia.

 Los sabios han dicho que el creyente aspira a ser igual o el mejor entre ellos en obras de importancia para la otra vida; por ejemplo puede ser una persona que haya memorizado El Corán, o encuentra el conociemiento después de haberlo buscado, y que por ello Allah lo haya elevado de nivel; y que por ello sientas dolor sintiendo envidia, lo que debes de hacer es buscar [y reconocer] el problema para solucionarlo tratando de ser igual (o mejor), que él.

El nivel científico alcanzado por el Imám Ahmad

 Alguien dijo:

contamos las citas del Imám Ahmad en las ciencias y contamos que memorizó setecientos mil jadices y algunos sabios juntaron los libros que el Imám escribió, y dividieron las páginas de todos éstos libros entre los días de su vida, y resulto que escribió un promedio de noventa páginas diarias desde que nació hasta que murió.

¿Cuántas páginas diarias lees?

 Todos tenemos que tener celos de los buenos del Imám Ahmad, Allah Ha Dicho:

“… ¡Que en ello pongan su anhelo los que anhelan!”.

[Sura de los Hipócritas- verso26]

“Que para algo así actúen los que lo hagan”.

[Sura de Los que se ponen en filas – verso 61]

image

 Si tú dices que tienes un trabajo duro, te diría que organices mejor tu tiempo, para Allah hay obras especiales que son aceptadas por la noche, así que organiza tu tiempo y no te quita más que ajustar tus horarios para conocer a Allah, su método, y un tiempo para buscar el conocimiento, tiempo para educar a tus hijos, y tiempo para buscar que Allah te Eleve haciendo más por Allah.

Ha y un punto muy importante que me gustaría comentarlo con todo el siguiente ejemplo:

 Si imaginamos que un hombre pobre ha viajado al extranjero para estudiar una especialidad que es muy escasa, y que pocos estudian; por lo que al regresar a su país obtiene un sueldo muy alto, vive en un ambiente de lujo, tiene una casa para habitarla cotidianamente y otra para el invierno y un coche caro.

 El hombre tiene que estudiar y trabajar durante sus curso en el extranjero, así que si pudo encontrar un trabajo de dos horas por mil francos, no le será suficiente para vivir, y si encuentra trabajo por cuatro horas pero por cuatro mil, sería mejor, y si encuentra trabajo por seis u ocho horas por seis mil francos, entonces el hombre se pondrá feliz pero sería a costa de sacrificar casi todo su programa de doctorado.

 Si encuentra un trabajo de portero por veinte mil francos por veinticuatro horas ¿se podría decir que dicho estudiante es exitoso?

 Fíjate en el ejemplo: Si tu trabajo absorbe todo tu tiempo aunque por un sueldo muy alto, de cualquier forma considérate un perdedor; porque has eliminado tu existencia, tu personalidad o identidad por este tipo de trabajo, [que implica un estilo de vida], entonces ¿cómo vas a poder conocer, obedecerlo e invitar a Allah mediante el Islam?

 Si tienes un sueldo que es el más alto de la categoría de tu ramo laboral, pero tienes que ocupar todo tu tiempo si tener espacio de adorar a Allah por tu propio bien, entonces considérate el más grande de los perdedores.

Necesitas tiempo libre para dedicárselo a Allah.

La moralidad del Imám Ahmad

 Alguien dijo: Que un amigo vino de Jurasán y nos dijo que tomo mercancía con la intención de donar ganancia al Imám Ahmad Bin Hanbal, y que gano diez mil dirjam que deseaba entregárselos al Imám, pero pensé en mejor mandarle a preguntar primero al Imám para saber su opinión; así que mando a una persona a donde estaba el Imám, lo saludo y le comento que fulano –y el Imám reconoció de quien se trataba- tomo mercancía con la intención de donarle las ganancias que ascendían a diez mil dirjam, a lo que el Imám contestó que Allah lo recompense por su favor para con él, pero que él tenía todo lo que necesitaba para vivir con holgura, así que se negó a tomar el dinero.

 El Imám Ahmad era Imám de la ciencia del entendimiento (fiqh), del amor propio, del embellecimiento y con ello el ser humano se eleva hacia su Señor, y “se negó a tomar el dinero”.

Alguien dijo: A Al-Hassan le trajeron su herencia de Egipto cien mil dinar; y agarró para Ahmad Bin Hanbal tres sacos con mil dinar cada uno, y le dijo: Oh Aba Abdu Allah éste es una herencia lícita, así que tómalo que te ayudo en tu situación, a lo que el Imám contestó: no lo necesito, tengo lo suficiente para vivir. Devolvió los sacos de dinero sin aceptar nada de ello.

 Esto es parte de su piedad, Allah Se Apiade del Imám Ahmad Bin Hanbal y le De enorme recompensa por su esfuerzo en el Islam y para los musulmanes.

Alabado Sea Allah Señor de los mundos.



Translation  : Lama Murad, Pavel Laguna
Auditing       : Soraya Bougherara