Junio
18
2005
Libros - Los Constituyentes del taklif (la Asignación Divina) –El cuatro constituyente - párrafo (2-4): El Sagrado Corán
Última actualización:2017-07-11
Visitas:80
Send To A Friend
Send copy to myself
* All Fields Required
Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos; y la paz y las bendiciones de Allah sean sobre nuestro Profeta Muhammad, quien creyó en la promesa de Allah y es el digno de confianza. ¡Oh Allah! Sabemos solamente lo que tú nos has enseñado; eres el Omnisciente y el Sapientísimo, ¡Oh Allah! Enséñanos lo que nos sea útil, y ayúdanos a sacar provecho de lo que nos has enseñado; concédenos más sabiduría; revélanos la verdad, y ayúdanos a salvaguardarla; revélanos la maldad y ayúdanos a evitarla. Conviértenos en personas que apliquen lo mejor de Tus enseñanzas, y admítenos por tu misericordia en la compañía de tus nobles siervos.

 El Corán es guía, advertencia, motivo de reflexión, evidencia, luz, curación, recuerdo, notificación, promesa, amenaza, buena nueva y advertencia al mismo tiempos; guía a la gente hacia la verdad, hacia la conciencia y hacia el Camino Recto. Trae a la gente con el permiso de su Señor, de las tinieblas a la luz; al Camino de Al-Aziz (Allah Todopoderoso) Al-Hamid (El Altísimo). Es Quién juzgará entre la gente en todo lo que disputaron. Huelga decir que en el Corán el hombre encuentra las respuestas a todas las preguntas y encuentra la curación para los pechos.

 (Al-Hariz Al-A'war dijo:

"Pasé por la Mezquita cuando la gente estaban discutiendo en unos de los ahadiz, así que entré a donde estaba Ali y le dije: '¡Oh Amir (Comandante) de los creyentes!, ¿no ves que la gente está discutiendo en unos de los ahadiz? "Me dijo: !¿acaso están discutiendo en ellos?! dije: sí, entonces él dijo: De hecho, escuché al Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, diciendo: ((El ángel Gabriel (Yibril), la paz sea con él, descendió en el tiempo del Mensajero de Allah, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, y le enfermó que: Vendrán fitan (pruebas), dijo: ¿Cuál es su salida, oh Yibril? Dijo: el Libro de Allah, en él contiene la noticia de vuestros antecedentes, lo que sucederá después de vosotros, y contienes el juicio entre vosotros. Es la cuerda fuerte de Allah, es la luz clara, es el camino recto, es curación benevolente, es protección a quien aferra a él, es la salvación para quien lo sigue, no será tergiversado, no contiene desviación, y no se aburre de él por recitarlo múltiples veces, sus acontecimientos tan maravillosos no se acaban, no contiene pasión, y los sabios no se cansan de él. Es que cuando los genios escuchan sus palabras dijeron: Hemos oído una Recitación maravillosa que conduce a la guía recta, así que hemos creído en ella. Si un gobernador tirano aplica otro juicio que no es el del Corán, Allah acabará con él severamente. Quien busca la guía fuera de Allah se desviará, quien toma pruebas de él dirá la verdad y quien lo aplica será recompensado y quien lo sigue será guiado al camino recto)).

[Narrado At-Termizi, Ad-Darami, y Ibn Sahibah en Al-Musannaf]

 El Corán es una fuente principal para conocer a Allah Todopoderoso, porque contiene Sus Palabras, y si reflexionamos sobre él, conocemos a Allah. Asimismo conocemos a Allah al reflexionar sobre la creación de los cielos y la tierra, y al observar sus en Su creación.

 Cuando uno de nosotros adquiere una máquina de mucha avance, carísima y que da mucho beneficio, le verás muy interesado en tener el manual que produce la empresa fabricadora a fin de seguir las instrucciones del uso y del mantenimiento de esta máquina. Así, se siente asegurado al tener este manual, traducido a su lengua para poder entender sus construcciones y seguirlas a la letra. Su agudeza es porque se preocupa por la seguridad de esta máquina, y porque quiere obtener el mejor cosecha que ella dará. Del mismo modo, el cuerpo del hombre es la máquina más complicada de este universo, ya que está hecha de células, tejidos, miembros y sistemas muy precisos y complicados, dado que el mejor científico es incapaz de entender cómo funcionan sus sistemas.

 El hombre también tiene nafs (el yo / el alma) que está lleno de sentimientos y emociones, y dentro de este yo, los deseos del hombre se chocan con sus valores, necesidades y principios. Los más destacado psicólogos se ven incapaces de analizar o explicar ese choque. Además, el hombre tiene mente que funciona de acuerdo con los principios racionales, los asuntos axiomáticos y los poderes intelectuales, analíticos y creativos, todo aquello elementos lo hacen el mejor de todas las criaturas.

 Con todos estos potenciales y poderes que el hombre tiene, ¿no crees que esta criatura honrada (es decir, el hombre) necesita un libro de su Creador, su Educador, su Gerente, el que orienta su asuntos, para aclararle el propósito de su creación y los medios efectivos que le ayudan lograr ese propósito? ¿No necesita este hombre honrado (el hombre) un libro que contiene un camino para seguirlo, controlar y corregir sus movimientos y actividades de acuerdo con ese libro, y para protegerse del defecto y la inutilidad? ¿Acaso esta asombrosa criatura (el hombre), esta creación maravilla no necesita un libro en el que encuentra las instrucciones que aseguran la seguridad de su cuerpo de cualquier disfunción, la seguridad de su alma de no ser dañado y la seguridad de su mente, para que no sea contraria o siga la falsedad?. ¿No necesita esta criatura divinamente honrada (el hombre) un libro en el que encuentra los principios que le llevan a la felicidad individual y colectiva en la vida mundana y en la otra vida? Ese libro es el Noble Corán, cuya grandeza en ser una guía y un ley divino, no tiene menor grandeza que la de creación de los cielos y la tierra. Allah Todopoderoso dice:

(Alabado sea Allah que creó los cielos y la Tierra)

[Sura de Los Rebaños (Al-An'am), 1]

 Allah también dice:

(¡Alabado sea Allah! Quien ha revelado a Su siervo el Libro en el que no hay contradicción alguna. )

[Suira de La Caverna (Al-Kahf), 1]

 Allah es alabado tanto por la gracia de crear los cielos y la tierra como por guiar al hombre hacia el camino de la seguridad y felicidad eterna a través del Corán. Allah Todopoderoso, en la aleya siguiente, considera el hecho de enseñar el Corán más preferible que la creación del hombre, y tenga en cuenta que este orden no es cronológico, porque no hay punto de crear un hombre en esta tierra sin tener un método para seguir. Allah Todopoderoso dice:

([Allah es] El Clemente, * Quien enseñó el Corán * Creó al ser humano, …)

[Sura del Climente (Ar-Rahman), 1-3]

 Allah Todopoderoso atestigua al hombre que este Corán es Su Palabra, y atestigua también, a través de las acontecimientos que el que recibe la Revelación (el Corán); es decir, Muhammad, es el Mensajero de Allah. Allah Todopoderoso dice:

(Allah atestigua que lo que te reveló [¡Oh, Muhammad!] comprende parte de Su sabiduría. Los Ángeles también lo atestiguan, pero es suficiente Allah como testigo.)

[Sura de Las Mujeres (An-Nisa), 166]

 Allah el Todopoderoso dice en otra sura:

(Al creyente que obre rectamente, sea varón o mujer, le concederemos una vida buena y le multiplicaremos la recompensa de sus obras.)

[Sura de Las Abejas (An – Nahl), 97]

 Por lo tanto, si el hombre cree (en Allah) como debe ser y ofrece buenas obras honesta y sinceramente, Allah le concederá una buena vida (en este mundo); una vida llena de tranquilidad, estabilidad, prosperidad, éxito, éxtasis y felicidad. Sólo entonces el hombre siente, a través de esta vida buena el cumplimiento de la Promesa de Allah en el Corán que es una clara prueba y testimonio de que el Corán es la Palabra de Allah, y que esta buena vida es el resultado de la Voluntad de Allah, el cumplimiento de Su promesa. Cuando las acciones de Allah manifiestan lo que se menciona en el Corán, esta será una prueba irrefutable de que el Corán es la palabra de Allah.

 El caso opuesto de aquel que vive una vida tan mala se menciona en la siguiente Aleya:

(Mas quien se aleje de Mi Mensaje llevará una vida mísera, y el Día del Juicio le resucitaremos ciego.)

[Sura de Ta-Ha, 124]

 De acuerdo con esta Aleya, quien se aleja de recitar el Recuerdo de Allah (el Corán), el que lo abandona, el que no aplica ni obedece sus órdenes y prohibiciones o el que no cree en sus promesas y amenazas, Allah le hará probar una vida llena de calamidades, dificultades, preocupaciones, estrés, tensión, dificultades, desesperación, miseria y alienación. Sólo entonces sabrá que esta vida de dificultad es una manifestación de la amenaza de Allah y será una evidencia de que el Corán es Su Palabra y que esta vida que esta llena de dificultades es el resultado de la Voluntad de Allah como una manifestación de Su amenaza.

 Es muy sabido que la creación del ojo es increíble, es creada de forma perfecta y su funcionamiento es exaltada, sin embargo el hombre no puede ver ningún objeto sin la existencia de luz. Del mismo modo, no importa cuán grande e inteligente sea la mente del hombre, cuán grandiosas sus funciones son, cuán razonable sea su juicio y cuán creatividad tenga, el hombre no puede lograr a la verdad sin la Luz (la guía) de Allah y la Luz de Allah se presenta en el Noble Corán. Allah dice:

(¡Oh, hombres! Os han llegado pruebas de vuestro Señor, y hemos hecho descender a vosotros una luz evidente [el Corán]. )

[Sura de Las Mujeres (An-Nisa), 174]

 Cuando el hombre es iluminado por la Luz de Allah, su mente nunca se perderá y su alma nunca caerá en angustia y miseria. Allah dice:

(Dijo [Allah]: ¡Descended del Paraíso [y habitad vosotros y toda vuestra descendencia en la Tierra ]! Seréis enemigos unos de otros. Cuando sea que os llegue de Mí una guía, quienes sigan Mi guía no se extraviarán ni serán desdichados.)

[Sura de Ta-Ha, 123]

 !¿Cómo puede el hombre, que lee el Corán, estar equivocado, si el Corán le presenta una explicación autentica y correcta sobre la verdad del universo y el ser humano, ésa explicación es del Creador, el Dador de vida al hombre?! Los cielos y la tierra son creados con la verdad por ser constantes y perfectos, y no son creados en vano o sin ningún fin determinado o inútil. Además, los cielos y la tierra son subyugados al hombre para honrarlo y para ser su medio de conocer a Allah, para que creyera en Allah y le diera las gracias.

 La vida mundana es la morada de pasar pruebas, no es eterna. Es la morada de hacer buenas acciones, mientras que la otra vida es la morada de recibir la recompensa, es la vida eterna donde el hombre es honrado.

 La vida mundana, tal como se describe en el Corán, es mundana, no es exaltada, es mero juego y diversión, jactancia mutua entre las personas, y rivalidad con respecto a la riqueza y los niños, mientras que el Más Allá donde la vida es eterna y la morada final de nuestra existencia. Allah Todopoderoso dice:

(Todo aquello que se os ha concedido no es más que el simple goce de la vida mundanal y sus encantos. En cambio, lo que Allah tiene [reservado para los piadosos] es mejor y eterno. ¿Acaso no razonáis? ¿Acaso aquel a quien le hemos prometido una bella promesa [el Paraíso] y la cual verá cumplirse, puede compararse a quien sólo le hemos concedido el goce de la vida mundanal y el Día de la Resurrección será de los condenados [al tormento del Infierno]? )

[Sura del Relato (Al-Qasas), 60-61]

 El hombre no fue creado sin propósito determinado y no se dejará sin ser juzgado. Además, el hombre será un testigo contra sí mismo, aunque pueda presentar sus excusas (para cubrir sus malas acciones). Como he mencionado anteriormente, el hombre es la criatura honrada que fue creada por Allah de la mejor estatura (molde) y fue altamente honrado. Además, él es la criatura que llevaba la confianza (el Mensaje Divino) que los cielos y la tierra se asustaron de llevarlo.

 El hombre se crea débil, apresurado, impaciente e irritable (descontento) Ciertamente el hombre fue creado impaciente; Se desespera cuando sufre un mal, Y se torna mezquino cuando la fortuna le favorece, Salvo los orantes Que son perseverantes en la oración. Y que el ser humano no obtendrá sino el fruto de sus esfuerzos. Y por cierto que sus esfuerzos se verán [el Día de Juicio], Y será retribuido equitativamente, cuando comparezca ante tu Señor.

 El hombre alcanzará el éxito si obedece a Allah y a Su Mensajero, si se purifica y recuerda (glorifica) a su Señor (no adora a nadie más que a Allah), y cuando reza (las cinco oraciones obligatorias y voluntarias). Además, habrá un Día en el cual ni su riquezas ni sus hijos le beneficiarán, excepto el que vino a Allah con un corazón puro.

(¡En verdad! El hombre está en pérdida * Excepto los que creen (en el monoteísmo islámico) obran rectamente, se aconsejan mutuamente cumplir cabalmente [con los preceptos divinos] y ser pacientes y perseverantes.)

[Sura del Transcurso del Tiempo (Al – Asr), 2 - 3]

 ¿Cómo puede ser que un hombre que lee el Corán ser desviado del camino de Allah si ése libro le muestra que no hay Deidad más que Allah, y que Él es el que tiene el poder absoluto y el control sobre todas las criaturas?! De hecho la mayoría de los hombres no lo saben la verdad !¿Cómo puede ser que el que lee el Corán ser equivocado si ese libro le afirma que Allah es el Único?! De hecho la mayoría de los hombres no lo saben la verdad. Allah es el Señor que debe ser adorado tanto por las criaturas del cielo como las de la tierra, y a Él retornan todos los asuntos, y os juzgará por ellos. Él tiene el poder absoluto sobre todas las cosas, Él es quien juzga y no hay quien se oponga de Su Juicio. Nadie podrá participar en Sus juicios y Su Decisión, y sabed que no hay criatura que no dependa de Su voluntad. Y Nada ni nadie puede impedir que la misericordia de Allah alcance a los hombres; pero si Él la retuviese, no hay nada ni nadie que pudiera hacer que la envíe nuevamente. Allah no quita a ningún pueblo las gracias con las que lo ha favorecido, a menos que éstos se perviertan [y se alejen de la Verdad].

 La mente del que está guiado por la guía del Corán nunca será desviado, y su nafs (alma) nunca será angustiosa y miserable. ¿Cómo se entristecer su nafs o caer en la miseria después de que Allah le conceda la madre de las gracias en la vida fisiológica en absoluto, la gracia de la seguridad? De hecho, la gracia de la seguridad es muy difícil de alcanzar por parte de la mayoría de la gente, pero cuando el hombre cree en Allah como el Único Dios y se mantiene lejos del Shirk escondido y aparente (politeísmo), nunca será atormentado psicológicamente. Allah dice:

(Exhórtales [¡Oh, Muhammad!] a que no invoquen a nada ni a nadie junto con Allah, pues serán castigados.)

[Sura de Los Poetas (Ash-Shu'ara), 213]

 Cuando el hombre cree en Allah solo y cree sin dudar que todo los asuntos retornan a Él, esta fuerte fe le empuja a obedecerle y dejar de dañar a Sus criaturas. Sólo entonces merece la gracia de la seguridad. Allah Todopoderoso dice:

(¿Y cómo podría temerle a lo que Le asociáis, cuando vosotros no teméis haberle asociado a Allah [atribuyéndole copartícipes] sin que se os haya enviado ningún fundamento para ello? Entonces ¿Cuál de los dos grupos tiene más motivo para temer? Respondedme si es que lo sabéis. Quienes crean y no desacrediten su fe con ninguna injusticia [idolatría] serán quienes estarán a salvo, y son ellos los encaminados.)

[Sura de Los Ganados (Al-An'am), 81-82]

 ¿Cómo podría el alma de una persona que recita el Corán afligirse o caer en la miseria mientras lee el siguiente dicho de Allah?

(¿Acaso quienes obran mal piensan que les consideraremos igual que a quienes creen y obran rectamente, tanto en esta vida como en la otra? ¡Qué mal que piensan!)

[Sura de La Arrodillada (Al-Jathiayh), 21]

 ¿Podría haber mayor tranquilidad que la de los asegurados por Allah, el Creador del universo que Él contaría su buena fe, Él no desperdiciaría tus buenas obras, y que tu vida no sería como la vida de la gente común que se aleja de recordar a Allah, cometer pecados y perderse en la oscuridad? ¿Cómo podría el alma de quien recita el Corán afligirse o caer en la miseria mientras lee el dicho de Allah?

(Por cierto que quienes dicen: Nuestro Señor es Allah y obran correctamente, descienden sobre ellos los Ángeles [en la agonía de la muerte y les dicen:] No temáis [a la muerte y a lo que vendrá después de ella] ni os apenéis [por la separación con vuestros familiares], sino alegraos con el Paraíso que se os prometió [como recompensa]. Nosotros somos vuestros protectores en la vida mundanal y en la otra; sabed que tendréis allí todo cuanto deseéis y se os concederá lo que pidáis.).

[Sura de Los Preceptos Detallados (Fussilat), 30 - 32]

 ¿Acaso hay un sentimiento más destructivo para el alma que el miedo? Si tienes temor de la enfermedad, entonces estarás enfermo, y si temes la pobreza vivirías una vida pobre, porque anticipar el desastre es un desastre mayor.

 !¿Hay algún sentimiento más destructivo para el alma que sentir la pena y el dolor por lo que ha perdido?! Cuando el hombre se sorprende por la proximidad de la muerte, se aturde y dice:

([Precaveos de que os llegue el Día del Juicio y os lamentéis] Diciendo: ¡Qué pena! Ahora estoy perdido por haber desobedecido las órdenes de Allah, y realmente me contaba entre quienes se burlaban [del castigo].)

[Sura de Los Tropeles (Az-Zumar), 56]

 También dice:

(Y dirá [lamentándose]: ¡Ojala hubiera realizado buenas obras durante mi vida!)

[Sura de La Aurora (Al-Fajr), 24]

 Y en otra aleya Allah Todopoderoso dice:

(El inicuo morderá sus propias manos [lamentándose] y dirá: ¡Ojala hubiera seguido el camino del Mensajero!)

[Sura del Discernimiento (Al-Furqan), 27]

 También dice:

(¡Ay de mí! ¡Ojala no hubiera tomado por amigo a quien me apartó de la Verdad !)

[Sura del Discernimiento (Al-Furqan), 28]

 A diferencia de aquella gente, los creyentes que creen en Allah y que siguen Su Camino están asegurados en el Corán que no tendrán miedo en la vida mundana, porque Allah es su Wali (Protector y Auxilio). Además, Él los defenderá, y los guiará al Camino Recto. En realidad, el creyente nunca se arrepiente de renunciar la vida mundana, simplemente porque la muerte lo transmite de las penurias de la vida mundana a la prosperidad de la otra vida, es como el ejemplo del recién nacido cuando sale del estrecho vientre de su madre a este vasto mundo.

 ¿Cómo puede un creyente renunciar su derecho de devolver sus bienes usurpados? ¿Cómo puede ser si sabe que Allah Todopoderoso dice lo siguiente?:

(Y dicen los judíos y los cristianos: Nosotros somos los hijos de Allah y los más amados por Él. Di: ¿Por qué entonces os castiga a causa de vuestras transgresiones? Sólo sois unos más entre los hombres que ha creado. Perdona a quien quiere y castiga a quien quiere. De Allah es el Domino de los cielos y de la tierra y de lo que hay entre ambos. A Él se ha de volver.)

[Sura de La Mesa Servida (Al-Ma'idah), 12]

 Allah también dice:

(Y Allah los envió como señal que triunfaríais y para infundir el sosiego en vuestros corazones; y sabed que la victoria depende de Allah, Poderoso, Sabio.)

[Sura de Los Botines (Al-Anfal), 10]

(Si Allah os socorre nadie podrá venceros. Pero si os abandona, ¿quién sino Él podrá auxiliaros? Que los creyentes se encomienden a Allah.)

[Sura de La Familia de Imran, 160]

 En otra Aleya, Allah dice:

(¡Oh, creyentes! Si practicáis correctamente los preceptos de Allah [y difundís Su Mensaje], Él os auxiliará y afianzará vuestros pasos.)

[Sura de Muhammad, 7]

 ¿Cómo puede un creyente renunciar a redimir su derecho violado si sabe que Allah se dirige a los creyentes sinceros en el Corán diciendo la siguiente aleya:

(¡Oh, Profeta! Exhorta a los creyentes a combatir [por la causa de Allah]. Por cada veinte hombres verdaderamente pacientes y perseverantes que hubiese en vuestras filas no deberán flaquear ante doscientos [combatientes enemigos], y si hubiere cien no deberán flaquear ante mil, y sabed que les venceréis, pues ellos no razonan [que su causa es injusta]..)

[Sura de Los Botines (Al-Anfal), 65]

 En otra Aleya, Allah Todopoderoso dice:

(No desistáis en la persecución de esa gente [los incrédulos]. Si [combatir] os causa pesares, [sabed que] a ellos también les causa pesares. Pero vosotros esperáis de Allah lo que ellos no pueden esperar. Allah es Omnisciente, Sabio.)

[Sura de Las Mujeres (An-Nisa), 104]

 Al-Hafiz Muhammad bin Nasr Al-Marwazi, en el volumen de "Oraciones de la Noche", dijo que mientras Al-Ahnaf bin Qaism estaba sentado un día cuando oyó por casualidad la siguiente Aleya:

(Ciertamente os hemos revelado un Libro a través del cual seréis honrados [si ponéis en práctica sus preceptos]. ¿Es que no reflexionáis?)

[Sura de Los Profetas (Al-Anbiya'), 10]

 Él fue alertado al oírlo, por lo que dijo: "Tráeme el Corán para hacer el Dhikr (recitar el Corán y recordar a Allah) hoy y ver a qué grupo pertenezco". Es decir, cuando sabía que el Corán describió las características de los diferentes tipos de la gente y aclaró sus rangos, clases y niveles, se ve ansioso por saber a qué grupo pertenecía y qué rango alcanzaría. Empezó a recitar el Corán, y se detuvo un rato para reflexionar en la siguiente Aleya:

(Dormían poco en las noches [y se dedicaban a adorar a Allah en ellas]…)

[Sura de Los Vientos (Adh-Dhariyat), 17]

 Luego, leyó otra aleya que habla sobre el siguiente grupo:

(Se levantan de sus lechos para invocar a su Señor con temor y anhelo, y dan en caridad parte de lo que le hemos proveído.)

[Sura de La Prosternación (As-Sajdah), 16]

 Después leyó sobre el siguiente grupo:

(Quienes hacen caridad, tanto en los momentos de holgura como en la estrechez, controlan su cólera y perdonan a los hombres, sepan que Allah ama a los benefactores.).

[Sura de La Familia de Imran, 134]

Luego leyó sobre el siguiente grupo:

(Quienes estaban establecidos en Medina y aceptaron la fe antes de su llegada, aman a los que emigraron a ellos, no sienten envidia alguna en sus corazones por lo que se les ha dado [del botín] y les prefieren a sí mismos aunque estén en extrema necesidad. Quienes hayan sido preservados de la avaricia serán los triunfadores.)

[Sura de La Cocentración (Al-Hashr), 9]

Al-Ahnaf se detuvo de recitar después dijo: "Oh Allah, sé que no pertenezco a ellos". Es decir, no encontró en él ninguna de estas características que le hicieran considerarse uno de ellos. Luego, continuó leyendo sobre otros grupos, y leyó sobre este grupo:

(Por cierto que éstos cuando se les decía: No hay nada ni nadie con derecho a ser adorado salvo Allah, se ensoberbecían…).

[Sura de Los Ordenados (As-Saffaat), 35]

Asimismo leyó una aleya donde un grupo de gente se les preguntan:

(Entonces, Allah hará que puedan verlos como si estuvieran cerca de ellos y les preguntarán: ¿Qué es lo que os condujo al fuego del Infierno? Responderán: No nos contábamos entre los orantes, No dábamos de comer al pobre, Discutíamos y refutábamos [ la Verdad ] injustamente, Y desmentíamos que llegaría el Día del Juicio, Hasta que nos llegó la muerte.)

[Sura del Envuelto en el Manto (Al-Muddathir), 42-48]

Entonces se paró de leer y después dijo, "Oh Allah, me refugio a Ti de pertenecer a este grupo de gente, yo no pertenezco a ellos." Siguió leyendo otra Aleya en el Corán tratando de saber a qué grupo pertenecía, hasta que llegó a la siguiente Aleya:

(Otros, en cambio, reconocen sus pecados [y se arrepienten], pues realizaron malas obras que empañaron las buenas. A éstos Allah les aceptará su arrepentimiento ciertamente Allah es Absolvedor, Misericordioso.)

[Sura del Arrepentimiento (At-Taubah), 102]

Entonces dijo: "Yo pertenezco a este grupo". Tal vez él dijo esto por humildad. El punto principal aquí es que cada vez que uno de nosotros lee el Corán, debe tratar de definirse a sí mismo comparando sus características con las características de las diferentes grupos de gente que están mencionados en el Corán.

Si buscamos en la Sunnah del Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, encontramos tantos ahadices auténticas con respeto a las virtudes del Corán, entre los cuales los siguientes:

(Uzman informó al Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, diciendo: "El mejor entre ustedes es el que aprende y enseña el Corán.))

[Lo relató Al-Bukhari]

De Umar, que Allah esté complacido con él, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: "Verdaderamente, Allah eleva a algunas personas con este Corán y abates a otros.")

[Lo relataron Muslim y Ad-Darami]

De Aisha, que Allah esté complacido con ella, que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

"Aquel que recita el Corán fluidamente estará en compañía de los nobles y virtuosos; aquel que recite el Corán titubeante y con dificultad tendrá una doble recompensa ".

[Lo relató Al-Bujari y Muslim]

De Abi Musa Al-Ashari, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

"El ejemplo del que recita el Corán es como el de un cidra que su sabor es bueno y huele bien. Y el ejemplo del que no recita el Corán es como la fecha que su sabor es bueno, pero no tiene olor. Y el ejemplo del incrédulo que recita el Corán es como la Raihana (albahaca dulce) cuyo olor es bueno, pero su sabor es amargo. Y el ejemplo de la persona malvada (incrédulo) que no recita el Corán es como el ejemplo de la coloquíntida cuyo sabor es amargo y no tiene olor)

[Lo relataron Al-Bujari, At-Tirmizi y Abu Dawod]

De Abdul-lah Ibn Umar, que el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

"Se permite la envidia solo en dos casos: un hombre que ha aprendido el Qur'an de memoria y lo recita día y noche y otro que tiene mucho dinero y da a los demás día y noche."

[Lo relataron Al-Bujari, Muslim y At-Tirmizi]

Mu'adh, que Allah esté complacido con él, narró:

((¡Oh Mu'adh, el creyente es restringido por el Corán de no seguir sus deseos y pasiones, y le protegió de ser perecido por las cosas que desea))

[Lo relataron Abu Na'eed en Al-Hilyah y At-Tabarani en Al-Awsat]

Se transmitió que el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

(Que no se entristece aquel que recita el Corán, Allah no castiga el corazón que percibe el Corán, y aquel que memorice el Corán será recompensado por Allah de mantener su mente sana hasta que muera).

[Citado en Faid Al-Qadeer]

El Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, también dijo: ((Recita el Corán mientras que sigues sus prohibiciones, si no las sigues no tendrás ningún recompensa.))

[Citado en "Musnad Ash-Shihab" de Abdul-lah bin Umar]

El Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo en otro hadiz:

((No cree en el Corán el que considera lícito no cumplir con sus prohibiciones.))

[Lo transmitió At-Tirmizi por Suhaib]

Y las alabanzas a Allah el Señor de los mundos

Translation  : Abdo Al-Halabi
Edited by      :