Enero
24
1994
Biografía Islámica-Biografía de los califas más Guiados- Umar bin Al-Jattab- Lección (3-7): Su Justicia y su continuo Auto-reprocho.
Última actualización:2017-06-03
Visitas:165
Send To A Friend
Send copy to myself
* All Fields Required
Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos; y la paz y las bendiciones de Allah sean sobre nuestro Profeta Muhammad, quien creyó en la promesa de Allah y es el digno de confianza. ¡Oh Allah! Sabemos solamente lo que tú nos has enseñado; eres el Omnisciente y el Sapientísimo, ¡Oh Allah! Enséñanos lo que nos sea útil, y ayúdanos a sacar provecho de lo que nos has enseñado; concédenos más sabiduría; revélanos la verdad, y ayúdanos a salvaguardarla; revélanos la maldad y ayúdanos a evitarla. Conviértenos en personas que apliquen lo mejor de Tus enseñanzas, y admítenos por tu misericordia en la compañía de tus nobles siervos.

Las hazañas del califa más justo Umar Ibn Al-Jattab

 Queridos hermanos, esta es la tercera lección sobre la biografía del califa Umar Ibn Al-Jattab, que Allah esté complacido con él. Hoy hablaremos de su incomparable cualidad de justicia en toda la historia islámica. La piedad de este eminente compañero estaba más allá de la imaginación, porque solía ser estricto en juzgar y controlar sus acciones, y no podía sentir la cercanía a Allah excepto cuando se aparte de acciones sospechosas.

 Este notable compañero es conocido por tomar numerosas posturas exaltadas. Durante el año de la hambruna, se prohibió comer bien durante muchos meses hasta que su estómago gorgoteó (de hambre), así que dirigió sus palabras a su estómago diciendo:

 "Si gorgoteas o no, juro por Allah que no saborearás la carne hasta que todos muchachos musulmanes sientan saciedad de comerla".

 Es posible que hayáis oído previamente las historias que os voy a contar, pero tenga en cuenta que el propósito de esta lección no tiene nada que ver con ellas, sino analizarlas, para sacar y aprovechar lecciones que nos importará.

 En otra narración, se narra que comía aceite en lugar de mantequilla, porque ésta se hizo muy cara y porque quería tratarse a sí mismo el mismo trato a los otros musulmanes, así que dijo a su estómago:

 "Te acostumbrarás a comer comida hecha con Aceite mientras la mantequilla se vende en onzas (la mantequilla se encontraba raramente en su época)".

Los musulmanes deben aplicar esta regla

 Si el musulmán hace lo mismo que hacía Umar; tratar a otros de la misma manera que él mismo trata a su familia, aplicar esta regla en su casa, no comer mejor o más de lo que su esposa y sus hijos comen, la gente lo amará. Si el hombre trata a sus hijos como trata a sí mismo, si la madre trata a sus hijas de la misma manera que trata a sí misma y si el hermano mayor trata a sus hermanos menores justamente, el afecto y amor extenderán entre ellos. Al hacer esto, el creyente construirá su vida en el altruismo. Hay dos realidades: o te favoreces a ti mismo sobre tu hermano, o lo favoreces a ti mismo, la primera realidad refleja tu egoísmo, mientras que la segunda refleja tu altruismo. Allah el Todopoderoso dice:

(…y los prefieren a sí mismos aún estando en extrema necesidad…)

[Sura de la Concentración) Al-Hashr, 09]

 Una vez que el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, sostuvo dos palos de Miswak; Uno era recto y el otro torcido, así que dio el recto a uno de Sus compañeros y guardó el torcido para sí mismo. Esto indica que las conductas y el comportamiento del creyente se basan en el altruismo no en el egoísmo, puesto que ésta es una de las características de la gente que se apega a los placeres de la vida mundana, los que están desconectados de Allah y aquellos que no cumplen los órdenes y prohibiciones de Allah. El creyente se siente feliz cuando da a los demas, mientras que el no creyente se siente feliz cuando tomar de ellos.

En el Islam no está permitido mostrarle al prójimo algo que no puede tener

 El hombre adulto tiene la capacidad de controlar sus deseaos a diferencia del niño que desea tener todo lo que le antoja, podemos notar cómo el niño anhela y pide de su padre que le compre todo lo que le desea, mejor aún, insiste en comer la comida que le guste y comprar todo lo que necesita. El Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, nos enseñó que:

(Cada vez que el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, recibe la primera cosecha de cualquier fruta, la besaba mostrando su agradecimiento a Allah Todopoderoso)

[Mencionado en la reliquia]

 Su acción de besar los frutos indica dos significados: el primero es como muestra de Su agradecimiento a Allah el que nos da vida para poder presenciemos la cosecha de este fruto y la bendición de comerlo. Hoy en día, los invernaderos nos permiten plantar y cosechar todo tipo de fruta en cualquier estación del año, pues, la vida de hoy es muy diferente de la del pasado, pero básicamente, cada fruta se cosecha en un momento determinado del año. Por lo tanto, el primer significado es agradecer a Allah Todopoderoso que nos proporcionó sustentos. Esto es una gracia de Allah. El segundo significado es que el Profeta solía besar la fruta y como muestra de cariño la da al niño que asiste a su sesión donde ofrece el conocimiento islamico.

 Deducimos de ese Hadiz un noble comportamiento: Cuando tu hijo se encuentra en la escuela o en la guardería; si eres una persona rica, no es bueno darle una fruta muy costosa, la come estándose entre los otros estudiantes, todo ello con el fin de hacerle disfrutarse de su vida, pues esto es considerado un pecado mayor porque el niño anhela tener lo que antoja y siente triste por no poder comer como él. Por lo tanto, lo que debes hacer es dar a tu hijo la fruta que es asequible por los otros estudiantes. Se narra que el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

(Cuando compras alguna fruta, regala parte de ella a tu vecino y si no quieres hacerlo, pues llévala [a casa] en secreto...)

[Lo relató Al-Baihaqi en Shua'b Al-Iman]

 Nuestros píos antepasados (Assalaf Assalih) cuando compraban frutos solían ponerlos en un cesto después cubrirlos con un paño, pero hoy en día gente los ponen en una bolsa de plástico transparente, lo cual es algo inadecuado (pues los pobres pueden ver a través de la bolsa y anhelan la fruta). Se ha narrado que el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

(Cuando compras alguna fruta, regala parte de ella a tu vecino y si no quieres hacerlo, pues llévala secretamente a la casa y no dejes que tu hijo salga con ella molestando a su hijo, y no molestes a tu vecino con el olor de tu comida a menos que le envíes algo de ella (la comida).)

[Lo relató Al-Baihaqi en Shua'b Al-Iman]

 Este Hadiz nos enseña uno de los buenos comportamientos.

Un ejemplo real de nuestra era sobre el altruismo

 La vida del creyente se basa en el altruismo no en el egoísmo, dar a los demás no al revés en la toma, y el creyente sincero siempre está interesado en pararse en pie de igualdad con la gente débil y común. Un hombre me contó cómo se comportó una vez cuando todo el país estaba en crisis con respecto a la disponibilidad de algunas clases de frutas entre las cuales había naranja en invierno. Era muy caro y raro, pero este hombre me juró que aunque podía compra lo que quisiera de esa fruta, prefería compartir la situación que padece la mayor parte de la gente, su comportamiento fue reducir el consumo de esa fruta entre su familia. Así pasó mucho tiempo y no compró, mejor aún, persuadió a sus hijos a vivir la misma situación que los demás, y los convenció de comer de lo que la gente pudiera comer y abstenerse de lo que ellos no pudieron comer. El hombre debe compartir su sentimiento con los otros, aunque esto es muy raro, pero es un comportamiento noble.

Un ejemplo de nuestra era sobre el egoísmo

 Alguien estaba en el mercado de hortalizas, compró 10 kilos de trufas, un kilo costaba, en ese momento, unos 600 Liras (12 dólares), pagó 6000 Liras, mientras tanto otro hombre lo estaba mirando, éste ni siquiera tenía 5 liras. Mostrar a la gente lo que poseas podría hacerte objeto de envidia. Es bien sabido que la envidia podría acabar con un camello. Allah el Todopoderoso dice:

(Y del mal de envidioso cuando envidia. )

[Sura del Rayar del Alba (Al-Falaq), 5]

 Además, Allah el Todopoderoso dice:

(Di: Me refugio en el Señor de los hombres. El Rey de los hombres.

El Dios de los hombres. Del mal del susurro que se esconde.)

[Sura de Los Hombres (An-Naas), 1-4]

 Por lo tanto, si el hombre muestra lo que posee, sale delante de la gente en su pompa y adornos, muestra las gracias que Allah le había dado, se jacta de ellos y mira con altivez y superioridad a la gente, puede ser disciplinado por Allah de la misma manera que Allah disciplinó a Qarun:

(Y apareció ante su pueblo con sus adornos…)

[Sura de los Relatos (Al-Qasas), 79]

 También dice:

(Entonces hicimos que la tierra se lo tragara junto con su casa y no...)

[Sura de los Relatos (Al-Qasas), 81]

 No engañes la vida mundana a la gente y no plantes las semillas de amarla en sus corazones mostrándoles las cosas preciosas que posees, los altos ingresos que tienes, los viajes que emprendes y los gastos pródigos que pagas en estos viajes, porque ¿Cuál es el punto de estas conversaciones? El creyente no hace esto, sino que comparte las condiciones de los demás. El califa Umara solía decir:

"¿Cómo es posible que me preocupa las circunstancias de los musulmanes si no padezco la misma que ellos padecen?".

 Cuando comes lo mismo que la gente come, bebes lo que la gente bebe, soportas las dificultades que ellos soportan y sufres de la misma manera que ellos sufren, entonces estás realmente preocupado por la gente. La mayoría de las historias nos muestran cómo este gran compañero (Umar) trató de vivir la misma situación que vivía tanto las personas muy débiles y las pobres.

La postura de Umar hacia el gobernante de Azerbaiyán

 Un día, un enviado del gobernante de Azerbaiyán trajo a Umar (el gigante del Islam), un regalo, se trataba de comida suculenta, ése enviado, por llegar por la noche, no quiso llamar la puerta de la casa de Umar, se fue a la Mezquita del Mensajero de Allah Muhammad (a Madina). Cuando entró encontró a un hombre rezando Y llorando mientras suplicaba:

"Oh Señor, ¿aceptaste mi arrepentimiento, para poder felicitarme a mí mismo, o lo rechazaste así que lo lamentara?"

 El enviado le preguntó: "¿Quién eres tú, que Allah tenga misericordia en ti?" A lo que Umar contestó: "Yo soy Umar", tomado por sorpresa, el hombre dijo: "Gloria a Allah, tú eres el Líder de los Creyentes, orando aquí mismo mientras que yo odié llamar a tu puerta a esta hora. Oh amir de los creyentes, ¿Por qué no te vas a dormir? Umar contestó: "Si dormía por la noche, perdería mis momentos de estar con mi Señor, y si dormía por el día, descuidaría los asuntos de mis ciudadanos". Este es el significado del siguiente Hadiz:

((Allah no acepta ciertas acciones realizadas en la noche.))

 Es decir, las acciones que deben ser realizadas por el día no son aceptadas por Allah si se hacen por la noche y viceversa. ¿habéis notado este equilibrio? Es importante tener un equilibrio entre el buen comportamiento con la gente y el hecho de establecer una conexión con Allah. La mayoría de la gente no tienen este equilibrio, por lo que o bien se dedican a hacer buenas acciones y se olvidan de realizar los actos de adoración, hacer el recuerdo, la conexión que deben establecer con Allah, o bien se dedican a hacer los actos de adoración, pero dejan de hacer buenas obras a favor de los otros. Pues, es muy importante tener el equilibrio en todos los asuntos. Los compañeros del Profeta eran hombres muy dedicados a realizar los actos de adoración durante la noche y caballeros durante el día.

 Continuamos la historia del hombre que visitó a Umar: cuando llegó el tiempo de la oración del Fajr, nuestro maestro Umar fue el Imam que dirigía el salat a los musulmanes en ese Salah e invitó a su visitante (el enviado del gobernante de Azerbaiyán) a su casa, luego dijo a su esposa: "Oh Umm Abdullah, ¿qué comida tienes?" Ella respondió: "Juro por Allah que sólo tenemos pan y sal (los musulmanes pobres en aquella época podían comprar carne)". Así que comió y bebió después dijo: "Alabado sea Allah que me dio el poder de alimentarme comida y bebida". El huésped se arrepintió de elegir de comer en la casa de Umar. Dijo: "Tengo un regalo para ti de (Utbah bin Farqad) el gobernador de Azerbaiyán." Umar preguntó: -¿Qué es esto? "Es una caja llena de dulces hechas en mi país", respondió el mensajero. Umar abrió la caja y probó un trozo, luego volvió a preguntar: -¿Es alcanzable para toda la gente o sólo para las élites? A lo que el mensajero contestó: "No, este tipo de dulce lo comen la gente rica", así que Umar cerró la caja y le dijo: "Toma esta caja a tu montura y devuélveselo a Utba y dile: Umar pide de ti que temas a Allah y que comas la misma calidad de la comida que los musulmanes comen".

Ser rígido con los miembros de su familia

 Umar no permite a su familia violar las leyes. Era muy estricto in castigar a los que violan las leyes. Además, si uno de sus familiares cometía lo que prohibía a los musulmanes, duplicaría su castigo. Cada vez que imite una ley, ordenaba algo o prohibía otro, reunía a su familia y se dirigía a ellos diciendo:

"La gente ahora os vigilarán como el pájaro vigila su caza, si violáis las leyes ellos harán lo mismo, y si os cumplís esas layes ellos también harán lo mismo que vosotros. Si acusan a uno de vosotros por violar lo que había ordenado, entonces doblaré su castigo, así que quien quiera que respetar las órdenes que haga y el que no quiere que las viola".

 El propietario de una tienda, durante su trabajo podría tratar a su hijo de manera diferente a su trabajador, por lo que si éste comete un ligero error, lo castigará con severidad, mientras que fuera cometido por su hijo haría la vista gorda. Cuando este trabajador ve esta discriminación con sus ojos, esta conducta injusta, le deja sentimientos amargos. Por lo tanto, el verdadero creyente debe tratar a la persona más cercana a él de la misma manera que trata a la persona más alejada.

 El hombre en muchas ocasiones no obliga a su hijo a hacer lo que no puede soportar, no le permite llevar ningún objeto pesado por temor de dañar su espalda, o causarle alguna enfermedad. ¿Por qué entonces pide de su trabajador llevar objetos pesados que están más allá de su capacidad? El carácter más feo que tiene el hombre es estar lleno de contradicciones. Persona como éste es degradada por los creyentes. Debes estar muy cuidadoso de que, antes de establecer cualquier criterio, antes de seguir cualquier método o estándar, asegúrate de que tú mismo los aplicas a ti mismo, y que estás tratando a los otros con ellos. ¿Crees que serás considerado un verdadero creyente si aplicas esos estándares a ti y a los demás o aplicas estándares diferentes sobre ellos?

 La mayoría de la gente es presa de tales contradicciones, porque podrías ver gente que, por ejemplo trata a su hija de manera muy diferente del trato a su nuera; Mientras son muy misericordiosos y tolerantes con sus hijas, son muy duros y severos con sus nueras y esto es un comportamiento contradictorio.

 En cuanto al Califa Umar el tema será muy diferente; ser pariente de él es una maldición no bendición, porque si uno de ellos viola la ley o peca esto podría causar el doble castigo.

La rigidez de Umar con su familia es para aplicar los siguientes Ayah

 El tratamiento de Umar a su casa nos recuerda a los siguientes Ayah:

(¡Mujeres del Profeta! No sois como cualquier otra mujer; si tenéis temor (de Allah). Así pues no seáis suaves al hablar de manera aquel en cuyo corazón hay una enfermedad pueda sentir desea; hablad con palabras adecuadas)

[Sura de Los Coligados (Al-Ahzab), 32]

(¡Oh mujeres del Profeta! La que de vosotras cometa algún acto evidente de indecencia, le será doblado el castigo. Esto es simple para Allah.)

[Sura de Los Coligados (Al-Ahzab), 30]

 La esposa que obedece a su Señor y mantiene sus obligaciones hacia Allah y su Mensajero, se multiplicará recompensa, porque el que sigue el mejor ejemplo recibirá el doble de la recompensa. Por lo tanto, cuando el hombre hace el bien, será recompensado dos veces, pero si hace malas acciones recibirá el doble castigo. Recuerda cuando estás encargado de asumir algún puesto determinado, independientemente de tu posición; Seas padre, maestro, jefe o una persona que ocupa una posición de liderazgo de alto nivel o bajo, sea maestro de primaria o comandante sobre cinco soldados, serás recompensado dos veces por las buenas acciones que hiciste y recibirás el doble castigo por las malas acciones que habías hecho.

La rectitud del Califa Umar en su relación con la gente y con su familia en particular

 Un día vio a unos camellos gordos a la venta en el mercado. Al enterarse de que son camellos prestigiosos, preguntó: ¿de quién son? le dijeron que pertenecían a Abdul-lah, su hijo. Entonces se enfadó y molestó mucho después dijo: ya verás oh hijo del comandante de los creyentes. Mandó gente para buscarle. Cuando llegó, entró a donde estaba su padre. Umar empezó a arreglar su bigote –era su costumbre cuando se encuentra enfadado- hay gente que rasca su cabeza y otra que arregla su camisa o otros movimientos- le preguntó: ¿cómo que tus camellos se volvieron tan gordos? Abdul-lah le explicó que antes de comprarlos, estaban tan delgados, entonces los llevé al campo de pastoreo como hacen los demás. Entonces Umar dijo (a su hijo) de forma irónica: "La gente cuando te ven haciendo esto podría decir:

"Dejen que los camellos del hijo de amir (comandante) de los creyentes coman y beban más para que se engorden. Véndelos para recuperar el precio que pagaste cuando los compraste y entrega el resto a la tesorería de los musulmanes (tesorería)"

 ! Que entendimiento es esto! Temía que su hijo pudiera ser tratado mejor que los otros sólo por ser hijo del Líder de los Creyentes, por lo que podrían haberle dado más prioridad que él merecía o podría haber sido honrado más que los otros. ¿Puedes notar cuán grande es su honestidad?

 Un día, llegó a Madinah una gran cantidad de dinero de diferentes regiones del Estado Islámico, entonces su hija Hafsa, le dijo:

"Oh amir de los creyentes, como una de tus familiares, además Allah nos recomendó ser buenos con nuestros pariente, pues dame mi parte de ése botín de guerra. Umar la decepcionó diciendo: "Tendrás tu parte de mi dinero. Éste dinero pertenece a los musulmanes. Vete a tu casa"

 ¿Quién le enseñó a comportarse así? Aprendió eso del Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, cuando un día Alí fue consciente de que el Profeta tenía algunos sirvientes, y le aconsejó a Fatima que le pidiera a su padre (al Profeta) uno de sus sirvientes. El Profeta dijo a su más querida entre toda la gente:

((Oh Fatima: Ciertamente entre los musulmanes hay gente que están en extrema necesidad que tú de este dinero, así que por Allah no te doy más prioridad que los pobres de los musulmanes.))

[Mencionado en la reliquia]

 Umar intentó una vez hacer una lista de los nombres de los compañeros para darles sus partes de los botines logrados cuando participaron en últimas inquisiciones, quiso poner el orden de los nombres acuerdo a sus valores ante el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, y sus precedencias en el Islam. Él dijo:

"Registraos mi nombre (el nombre de Umar y sus parientes en la última lista"; Entonces pusieron su nombre junto con su familia al final de la lista. Colocaron el nombre de Banu Hashim (el nombre de los parientes del Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, en la primera lista, luego la familia de Abu Bakr, después colocaron el nombre de su familia. Entonces su familia (Banu Adi) vino a él implorando para poner sus nombres en la parte superior de la lista a fin de obtener una buena parte de esa porción, así que le dijeron: "¿No somos gente de la tribu del comandante de los Creyentes?" Él respondió: "¿Queréis ganar más dinero aprovechando mi posición? ¿A caso queréis que os dé mis buenas acciones como un regalo?" Por Allah, no cambiaré el orden de la lista incluso si estuviera el último y aunque fuerais mi parentescos y parientes."

Su honestad como Califa

 Un hombre sugirió nombrar al hijo del Califa Umar como su sucesor, entonces Umar dijo:

"El que encargo a una persona para hacer algo motivado sólo por su amistad con él o por algun lazo familiar a pesar de saber gente más calificada, habrá traicionado a Allah y Su Mensajero y a los musulmanes".

 De hecho esto debería aplicarse en nuestra vida cotidiana: si trabajas como maestro y designas a un estudiante para monitorear los estudiantes por ser pariente tuyo, mientras que hay otro estudiante que está más calificado para esa tarea, habrás sido injusto.

 Umar Ibn Al-Jattab, que Allah esté complacido con él, puso bajo prueba a uno de los gobernantes. Le preguntó: "¿Qué harás si alguna persona de tu pueblo roba algo?" Él le contestó: "Le cortaré la mano." Entonces Umar dijo, "Si uno de ellos me llega demando estar hambriento o desempleado, cortaré tu mano. Allah Todopoderoso nos encargó este puesto de ser líderes a fin de proporcionar la gente con lo que necesitan de alimentos, cubrir sus Awrat (sus defectos y partes íntimas), para proporcionarles oficios y satisfacer sus necesidades. Si les garantizamos todas estas cosas, nos obedecerán y agradecerán. Estas manos fueron creadas para que podamos trabajar, así que si no buscas hacer buenas acciones a través de los cuales obedeces a Allah, te verás sumergido en hacer actos de desobediencia y ocupado en cometer pecados. "

Su misericordia hacia su gente

 Una vez, algunos de los compañeros de Umar le dijeron: "La gente temía tu severidad; tienen miedo de ti. Entonces Umar dirigió sus palabras a la gente diciendo:

 "Me informaron que tenéis miedo de mi por ser severo y riguroso, ademas dijero; Umar era así cuando el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, estaba vivo, era así en el tiempo del califato de Abu Bakr, éste era más indulgente que Umar. ¿Cómo sería entonces su tratamiento con la gente si ocuparía el puesto como amir de los Creyentes?" Sería grave puesto que él era cruel mientras que el Profeta era indulgente, era severo mientras que Abu Bakr era benévolo. Entonces Umar continuó diciendo: es verdad los que dijeron esto, pues yo vivía con el Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, apoyándole y sirviéndole. Es verdad que nadie tiene la misma moralidad, misericordia y indulgencia que el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, tenía, era como dijo Allah Todopoderoso:

"En verdad que os ha llegado un Mensajero salido de vosotros mismos, es penosos para él que sufráis algún mal, está empeñado en vosotros y con los creyentes es benévolo y compasivo".

[Sura del Arrepentimiento (At-Taubah), 128]

 Umar añadió: "Yo era como una espada en la mano del Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, la sacaba contra sus enemigos y la envainaba, y siempre he sido como tal hasta que murió siendo complacido conmigo. Alabo a Allah Mucho por eso, y estoy satisfecho por haber sido así. Era un medio de poder en la mano del Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, en todas circunstancias, dado que el Profeta era misericordioso mientras yo era estricto. Entonces Abu Bakr se hizo cargo de gobernar a los musulmanes, y nadie puede negar su misericordia, indulgencia y ternura, y yo también era su sirviente y medio de apoyo a su disposición haciendo todo lo posible para combinar mi rigurosidad con su misericordia. Era como si fuera espada en sus manos, la usaba cada vez que lo necesitaba y lo envolvió cuando quiera. Seguí estando con él como tal hasta que murió estándose complacido conmigo, y alabo a Allah por eso y estoy contento con eso".

 Sus palabras son muy claras.

 Continuó diciendo: "Entonces cuando me designasteis como Califa de los Creyentes, así que tened en cuenta que mi severidad aumentará con los opresores y transgresores, pero en cuanto a aquellos que son gente de paz, moderación y los que se apegan a las enseñanzas de la religión, los trataré con mucha indulgencia".

 Esto nos hace comprender, queridos hermanos, que era misericordioso e indulgente con los creyentes justos, pero era severo con los creyentes opresores.

La rigidez a veces es misericordia

 Este rigor está indicado en el Corán cuando Allah dice:

(…Y que estén presentes siendo testigos de su castigo un grupo de creyentes)

[Sura de La Luz (An-Nur), 02]

 La indulgencia en el momento y el lugar inadecuado y perjudicial. Si por ejemplo uno mata a otro, debe ser asesinado (no hay lugar para la indulgencia en tal caso). Allah dice:

(En el talión tenéis vida ¡vosotros que sabéis reconocer la esencia de las cosas! Ojala os guardéis.)

[Sura de Al-Baqarah, 179]

 Si una persona casada comete adulterio, debe ser apedreada hasta la muerte, pero si fuera soltera debe ser azotada. Allah dice:

(…Y que estén presentes siendo testigos de su castigo un grupo de creyentes)

[Sura de La Luz (An-Nur), 02]

 En cuanto al gobernador, si le informaron que uno habría cometido una violación, no debe permanecer impune. El Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo:

(Que Allah no perdone a quien viola la Shari'ah de Allah)

[Mencionado en reliquia]

 Perdonar a un criminal o al que difunde la corrupción en la tierra no es algo exaltado, sino que refleja la debilidad, y podría ser medio de propagar el mal entre la gente.

El método de Umar fue explicado en su Jutbah del primer día de su Califato

 Umar, que Allah esté complacido con él, dijo:

"Oh gente, tenéis ciertos derechos sobre mí que siempre los podéis reclamar. De ésos derechos: si uno de vosotros viene a mí con una demanda, debo devolver su derecho y hacerle satisfecho. No es mi derecho tomar algo de vuestros ingresos o cosechas injustamente". Quiere decir que no tomará nada de sus riquezas más de lo que estipula la ley de Allah. "... y aumentaré vuestras porciones del dinero del Estado". Es decir, él ayudará a los musulmanes con sustentos suficientes para poder vivir dignamente. -También podéis exigir que fortifique las fronteras del Estado a fin de protegeros del nuestros enemigos y para no poneros en peligro. Porque considera la vida del hombre es sagrada, y porque el hombre es la esencia de la vida, puesto que poner su vida en peligro es una traición a Allah ya Su Mensajero. Umar siguió diciendo: "También es vuestro derecho si comportéis en una batalla, proteger a vuestras familias, tratarlos como si fuera padre siempre que estéis ausentes." Oh gente, temed a Allah, apoyadme para guardaros de caer en el pecado, para que no caiga en el pecado. Ayudadme en ordenar hacer el bien y prohibir hacer el mal. Aconséjame cumplir mis obligaciones que Allah me encargó".

 Umar bin Abdul Aziz, que Allah esté complacido con él, una día dijo a Umar bin Muzahem, que era uno de los eminentes eruditos:

"Oh Umar, nunca me dejes solo. Cuando ves que estoy gobernado injustamente o cuando me extravío del camino de Allah, agárrame fuertemente de mi ropa, hazme volver de nuevo a mis sentidos y ordéname diciendo: "'Oh Umar, teme a Allah, porque ciertamente un día vas a morir". Ese es tu único trabajo.

La compensación asignada por Umar a cada musulmán recién nacido

 Un día Umar estuvo de patrulla en la noche con Abdul Rahman bin Awf para vigilar a algunos viajeros que vinieron de visita a Madina. Pasó la mayor parte de la noche guardándolos. Cuando querían descansar Umar oyó llanto de un niño, así que se dirigió hacia él y dijo a su madre: "Teme a Allah y cuida bien a tu hijo", y regresó a su lugar. Unos minutos después, el niño lloraba de nuevo sin pararse, entonces Umar se dirigió corriendo a la casa de la madre de ese niño para hacerla calmarle. En la última parte de la noche le oyó llorar de nuevo entonces dijo a su madre: "Teme a Allah y trata bien a tu hijo" amamántalo, eres una mala madre, tu hijo no durmió toda la noche". Así que ella respondió: "Estoy tratando de destetarlo, pero él se niega. Umar la preguntó: "¿Por qué estás haciendo eso?" Ella dijo: "Porque Umar no da manutención y ayuda económica excepto a los niños que ya están destetados". La preguntó de nuevo: -¿Qué edad tiene tu hijo? Unos meses respondió la madre. Entonces Umar dijo: "No, no te apures en destetarlo."

 Abdul Rahman ibn Awf contando la historia: Umar se golpeó la frente y cerró sus ojos después dijo lamentándose: "Ay de Umar, cuánto de los niños musulmanes he matado". Se consideraba a sí mismo como un asesino por dar la manutención a las madres que tienen hijos detestados. Entonces envió un hombre para anunciar que se le prescribiera una parte del dinero del Estado a cada niño musulmán desde su nacimiento. Entró en la mezquita para rezar con sus compañeros, lloró hasta el punto de que nadie podía entender lo que estaba recitando, decía: "Oh Señor, ¿aceptaste mi arrepentimiento, así que me felicito o lo rechazaste así que me sentiría lástima por ello."

Toma a Umar como un ejemplo a seguir

  gran compañero es conocido por sus numerosas posturas exaltadas, pueden ser camino para trazar. Siempre que el hombre sigue ejemplos como este compañero, sea en su casa o en el trabajo si fuera gerente dirigiendo a unos empleados, debe ser humilde hacia ellos y tratarlos justamente, y tratarlos de acuerdo con el mismos estándar que trata a sí mismo, sólo entonces, ganará su amor. Cuando lo aman, amarán la religión que él abraza; Amarán el Islam y la forma de vida que él adapta. Por tales conductas el Islam se extiende, porque el Islam no se extiende por las palabras, sino por establecer buenos ejemplos y aplicarlos por completo.

 Queridos hermanos, además del placer que logramos de esta historia, quise hacer de ellos un método que debe ser aplicado en nuestra vida cotidiana.

 Y las alabanzas a Allah el Compasivo el Misericordioso

Translation  : Abdo Al-Halabi
Edited by      :