Febrero
07
1995
Seminarios- Radio alsharq- La familia-episodio 2- La convivencia matrimonial adecuada
Última actualización:2017-06-02
Visitas:457
Send To A Friend
Send copy to myself
* All Fields Required
Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos; y la paz y las bendiciones de Allah sean sobre nuestro Profeta Muhammad, quien creyó en la promesa de Allah y es el digno de confianza. ¡Oh Allah! Sabemos solamente lo que tú nos has enseñado; eres el Omnisciente y el Sapientísimo, ¡Oh Allah! Enséñanos lo que nos sea útil, y ayúdanos a sacar provecho de lo que nos has enseñado; concédenos más sabiduría; revélanos la verdad, y ayúdanos a salvaguardarla; revélanos la maldad y ayúdanos a evitarla. Conviértenos en personas que apliquen lo mejor de Tus enseñanzas, y admítenos por tu misericordia en la compañía de tus nobles siervos.

Introducción

 Oh Señor, enséñame lo que me beneficiará, benefíciame con aquello que me has enseñado y aumenta mi conocimiento. Empezamos por esta invocación y suplicamos que la paz y las bendiciones de Allah sean con nuestro maestro Muhammad, su familia y todos sus compañeros. Nos complace recibir nuevamente Sheikh Mohammad Rateb al-Nabulsi, profesor en la Facultad de Educación en la Universidad de Damasco. Hoy en nuestro programa "La Familia en el Islam" hablamos sobre "La convivencia adecuada" comenzando con la palabra de Allah en Sura Al-Nisa:

"Vosotros que creéis! No os está permitido heredar las mujeres por la fuerza ni que les pongáis impedimentos para llevaros parte de lo que les disteis excepto que hayan cometido un acto probado de indecencia. Convivid con ellas según lo reconocido y si os disgustan, tal vez os esté disgustando algo en lo que Allah ha puesto mucho bien"

El presentador:

 La paz y la misericordia de Allah sean con su Eminencia Sheikh, en esta aleya Allah ordenó a los hombres, especialmente, a cohabitar correctamente con sus mujeres ¿Podrías explicarnos los detalles de este asunto?

Las obligaciones del marido hacia su esposa

1. Proteger su religión, ayudarla a conocer el método de Su Señor y llevarla a obedecerle

 Su Eminencia Sheikh:

 En el nombre de Allah el Compasivo, el Misericordioso, Nuestro Señor, Exaltado sea, dirige al marido diciendo:

"Convivid con ellas según lo reconocido y si os disgustan, tal vez os esté disgustando algo en lo que Allah ha puesto mucho bien"

 Parte de la adecuada convivencia matrimonial, es cuando el marido protege la religión de su mujer, observando su comportamiento y guiándola hacia el bien y el éxito, además debe impedirla de sentir placer por lo corrupto y que se desvíe hacia el peligro.

 Es decir cuando el esposo satisfaga las necesidades maritales de su esposa, debe guiarla a conocer a su Señor, y esto es una muestra de lealtad hacia ella. En cambio si la deja en su ignorancia y desavío y solo satisface sus necesidades, comete una traición a su depósito.

 Por lo tanto los primeros deberes del marido con su mujer con respecto a la convivencia matrimonial son: preservar su religión, darle a conocer a su Señor y animarle a la obediencia hacia Allah el Todopoderoso para que sea feliz tanto en esta vida como en la otra de acuerdo a las palabras de Allah el Todopoderoso:

¡Vosotros que creéis! Guardaos a vosotros mismos y a vuestra gente de un fuego cuyo combustible serán los hombres y las piedras. Sobre él habrá ángeles duros y violentos que no desobedecerán a Allah en lo que les ordene, sino que harán lo que se les ordene.

At-Tahrim (La Prohibición)

Una maravillosa imagen de una pareja creyente

 El profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con Él, nos dio una maravillosa imagen de una pareja creyente cuando dijo en un hadiz narrado por Abo Dauod y Altirmidi:

 La misericordia de Allah sea con el hombre que se despierta y ora por la noche, luego despierta a su mujer para orar y si ella no despierta, arroja agua en su cara, y la misericordia de Allah sea con la mujer que se despierta y ora por la noche, luego despierta a su marido para orar y si él no despierta, arroja agua en su cara. (Narrado por Abo Dauod y Altirmidi de Abo Hurayrah)

 Es una maravillosa imagen de una pareja creyente y obediente que disfruta la dulzura de la obediencia y el placer de dirigirse hacia Allah. En realidad, hermano Ziad, cuando existe la armonía religiosa en los cónyuges, encontrarán la felicidad máxima. En otras palabras satisfacer las necesidades maritales entre los dos será una cosa aburrida y temporal, mientras que si hay participación intelectual, comportamiento y valores; y armonía entre pareja, esta felicidad será indudable. Por supuesto, este aspecto de dirección espiritual es una de las primeras obligaciones del marido hacia su mujer.

 

2- El marido tiene que ponerse guapo ante su mujer

 Algunos sabios dicen: "El hecho de que el marido se embellece a su esposa es parte de la convivencia adecuada" Usted puede estar sorprendido, pero Allah, el Todopoderoso, dijo:

"Las divorciadas deberán esperar tres menstruaciones para estar en disposición de volverse a casar y no es lícito que oculten lo que Allah haya creado en sus vientres si creen en Allah y en el Ultimo Día. Sus esposos tienen más derecho a volver con ellas dentro de este plazo, si quieren rectificar. Los derechos de ellas sobre sus esposos son iguales a los derechos de éstos sobre ellas, según lo reconocido; pero los hombres tienen un grado sobre ellas Allah es Poderoso y Sabio" (sura albaqarah: 226)

 Si la mujer tiene que demostrarse ante su marido con buena apariencia, el marido debe cuidar su aspecto ante ella, por lo que nuestro maestro Alhassan Allah esté complacido con él, dijo: "La buena apariencia del hombre ante su esposa, aumenta su castidad" El Imam Ali, que Allah honre su rostro, dijo." Allah odia que se distinga su siervo. Además Ibn Abbas, que Allah esté complacido con él, dijo: "Me visto y me adorno ante mi esposa, es que Allah es bello y ama la belleza"

 Hay muchas historias que confirman esto, pero todas están unidas en el versículo:

"Los derechos de ellas sobre sus esposos son iguales a los derechos de éstos sobre ellas, según lo reconocido"

3. No abandona a su esposa ni renuncia a su cama

 Parte de la convivencia adecuada es cuando el marido no renuncia a su mujer ni deja su cama sin una buena razón:

 Humaid Ibn Abu Humaid Attawil informó que Anas bin Malik, que Allah esté complacido con él, dijo:

"Tres hombres vinieron a las casas de las mujeres del Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con Él, para preguntarlas sobre la adoración del Profeta. Cuando les informaron, a ellos les parecía poco y dijeron: "¿Qué somos en comparación con el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con Él? Allah, Exaltado sea, ha perdonado sus pecados tanto pasados como futuros. Uno de ellos dijo: Yo paso todas mis noches en oración, el segundo dijo: yo ayuno todos los días de mi vida, y el tercero dijo: en cuanto a mí, abandono las mujeres y no me caso nunca. Cuando el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con Él, les encontró les preguntó: ¿Dijisteis esto y aquello? Por Allah, soy quien más tema a Allah entre vosotros y soy el más piadoso, sin embargo, yo hago la oración y también duermo, ayuno algunos días y otros no, y contraigo matrimonio. Quien rechace mi sunnah no es de los míos."

(Transmitido por Al-Bujari)

 Esta historia confirma que el Islam es realista, que equilibra entre las necesidades del cuerpo y las espirituales, entre los valores y requisitos, y entre lo que eres y lo que debes ser; esta realidad es la razón por la cual los musulmanes son elegantes, pero cuando el musulmán no se comporta de una manera coincide con el camino de Allah, Exaltado sea, paga un precio muy alto.

 El Presentador: Partiendo de la aleya:

"si os disgustan, tal vez os esté disgustando algo en lo que Allah ha puesto mucho bien"

 ¿El musulmán fue ordenado a convivir adecuadamente con su mujer aunque no le gusta?

El musulmán fue ordenado a convivir adecuadamente con su mujer aunque no le gusta

 Su Eminencia Sheikh: Porque cuando el hombre tendrá hijos, se convertirán en su prioridad. Además, el matrimonio no siempre se construye con amor, el creyente se casa por una gran meta, es decir, tener una buena familia religiosa, tener hijos virtuosos y producir buenos ciudadanos para la sociedad. Así que cuando su mujer no es como él desea, debe ser paciente por sus hijos y buscar la recompensa de Allah. Leí un Hadiz, pero no sé la calidad de la cadena de transmisión, que establece que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con Él, dijo:

"Yo soy el primero que entra al paraíso, y de repente viene una mujer tratando de entrar delante de mí, y pregunté a Gabriel ¿Quién es esta mujer? Él respondió: Es una mujer que murió su marido y que se negó a casarse por sus hijos"

(Al-adab al-mufrad: Al-Bujari)

 Cuando el hombre ignora a sí mismo y da prioridad a sus hijos y su futuro, Allah considera esto una gran acción. Así que si a un hombre no le gusta su esposa, él debe ser paciente por sus hijos. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con Él, dijo:

"Un creyente hombre no odia a una mujer creyente, si hay una cierta característica que a él le disgusta de ella, entonces hay otra característica con la que él está complacido"

(transmitido por Muslim de Abu Hurairah)

 Quizás Allah, el Todopoderoso, honra al creyente con unos hijos buenos, reformadores, virtuosos y muy importantes en la sociedad. Allah, Exaltado sea, no castigará el corazón de quien deja un capricho para satisfacer a Allah.

 El Presentador: ¿Hay una orden divina para las mujeres a soportar el odio que pueden sentir hacia sus maridos?

Las mujeres deben soportar lo que no les gustan de sus maridos

 Su Eminencia Sheikh: Sí, hay muchas ordenes, pero hay una regla en el Corán que demuestra que las órdenes divinas que se dirigen a los hombres incluyen a las mujeres debido a la mayoría. Entonces, Allah, Exaltado sea, cuando dice: "¡Oh, creyentes!"

 Este versículo ciertamente incluye a las mujeres.

 Una mujer se acercó al Califa Omar, que Allah esté complacido con él, y dijo: "¡Oh Emir de los Creyentes, mi marido ayuna todos los días y reza todas las noches" - Omar dijo: "que Allah bendiga a tu marido" pensando que esta mujer está alabando a su esposo. Un compañero virtuoso, Kab al-Asssadi, que estaba allí intervino: "¡Oh Emir de los Creyentes, ella se queja de su marido, no le alaba". Pues Omar dijo: "Si usted entiende sus palabras de esta manera, entonces será el juez entre ellos". Kab Dijo: traed a su marido y le dijo: "Allah ha permitido para usted dos, tres o cuatro mujeres. Por lo tanto dedica tres días para adorar y deja la cuarta noche para ella" Omar dijo: "Por Allah, no sé lo que es más sorprendente: su comprensión del problema, o su decisión, le nombro el responsable de la justicia de al-Basrah"

4. Que sea celoso por su esposa:

 Es parte de la convivencia adecuada que el marido sea celoso por su esposa, para protegerla de la inmundicia y guiarla hacia lo que preserva el honor de ambos. Se ha informado de que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con Él, dijo:

"Hay un tipo del celo que Allah Ama y otro que Allah Detesta, lo que Él ama es tener celos en cosas sospechosas" (Reportado por al-Bayhaqi en 'Chu'ab al-Iman "según Jabir bin Otaik)

 El esposo debe ser celoso, de lo contrario, no merece ser un marido.

 El Presentador: ¿Estás hablando de los celos justificables?

 Su Eminencia Sheikh: Justificable y con razón válida, mientras que los celos que Allah, el Todopoderoso, odia son los celos en cosas que no provocan sospecha, porque no hay razón ni excusa, esta enfermedad afecta a hombres y mujeres, hay un límite razonable de los celos y hay incluso un límite irrazonable de esta enfermedad.

5. Soportar el daño causado por su esposa:

 Lo más hermoso que he leído acerca de este versículo es que la convivencia adecuada no significa que el marido solo no hace daño a su esposa, sino que aguanta el daño que ella le provoca. Algunos habían dicho a un hombre virtuoso "Porque no divorcias a tu esposa, es muy mala" y él respondió: "Por Allah, no lo voy a hacer, para no engañar a otros musulmanes con ella.

 El Presentador: Tiene que aguantar el daño causado por su esposa.

 Su Eminencia Sheikh: ¡Claro! para no engañar a los demás.

La historia de Churaih con su esposa

 Una vez al-Fudail preguntó al virtuoso juez Shuraih: ¿Cómo es tu vida en tu hogar?

 Le contestó: por Allah no he tenido ni un solo problema con mi esposa durante veinte años. Al-Fudail le preguntó: ¿Cómo es posible?

 Él dijo: me casé con una mujer de buena familia, y el día de la boda encontré una mujer virtuosa y perfecta lo que me animó a rezar dos rakaas para agradecer a Allah por darme la gracia de una buena esposa. Cuando terminé mi oración, me di cuenta que ella me había seguido en la oración saludando y agradeciendo como yo. Cuando los invitados se marcharon de la casa, me acerqué a ella, pero ella me dijo: “Espera un momento, Oh Abu Umayah, tengo dos palabras para decirte: soy una mujer extranjera, que no sé lo que te gusta y lo que no, dime lo que te gusta, y yo lo haré, dime también qué es lo que odias y lo evitaré. Oh Abu Umayya, debe haber entre tu gente, una mujer con la que hubieras podido contraer matrimonio, así como un hombre de entre mi gente, con el que me podría haber casado pero ahora soy tu mujer según el Libro de Allah y la Sunnah de Su Mensajero, es la voluntad de Allah. Pues tenga miedo de Allah en nuestra relación y aplica lo que viene en el versículo: "o me retienes con bondad o me dejas con amabilidad" y ella se sentó. Entonces Shuraih dijo: me vi obligado a dar un discurso en este momento crítico y respondí: Tú has dicho una palabra que si mantienes firme a ella será un tesoro y una recompensa para ti, pero si la traicionas será un argumento en tu contra. Me gustan tal y tal cosas y odio esto y eso. Puedes hablar de cualquier buen acto que veas, pero debes callar todo mal acto del que seas testigo. El Profeta, la paz y las bendiciones estén con él, dijo: "No me gusta la mujer que sale de su casa para quejarse de su marido". Ella dijo, '¿Cómo vamos a visitar a nuestras familias? Shuraih dijo: Vamos a visitarlas en raras ocasiones, de vez en cuando para que no se aburran de nosotros. Asimismo un hadiz dice: "Cuando las visitas sean raras el amor crece". Ella preguntó: ¿Cuál de tus vecinas permites que me visite? Shuraih respondió: “Los familiares de tal y tal, son buenas personas, pero los familiares de aquel y aquel, son mala compañía”.

 Dijo shuraih: después de un año, volví a casa y encontré a mi suegra allí, entonces le di la bienvenida con gusto. Mi esposa le había dicho que era muy feliz conmigo, pues me preguntó: 'Oh Abu Umayya, ¿Cómo encuentras a tu esposa? Él respondió:" Por Allah, que es muy buena esposa. Ella entonces dijo: Oh Abu Umayya, los hombres no han tenido peor, que una mujer consentida. Por lo tanto corrígela como quieres y edúcala lo que quieres. Entonces se volvió hacia su hija ordenándola a escuchar y obedecer. Así que, he vivido con mi esposa durante veinte años y jamás me he quejado de ella, excepto una vez, y fui injusto con ella.

Una de las recomendaciones más elocuentes

 Hermano Ziad, hablamos sobre una recomendación que se considera muy elocuente, se trata del consejo que ha dado una mujer sabia a su hija en su día de la boda diciendo: "¡Mi hija! Si los consejos no hubieran sido necesarios para las personas muy bien educadas no te hubiera aconsejado. Sin embargo los consejos son recordatorio para el distraído y ayuda para el inteligente. Si hay un mujer que no necesita su marido porque tiene padres ricos y la aman mucho serás tú; sin embargo, las mujeres han sido creadas para los hombres como ellos para ellas. ¡Oh mi hija! Vas a dejar tu casa y el entorno donde has vivido y vas a vivir en un hogar extraño con un compañero desconocido. Él será tu maestro y supervisor, tienes que ser su esclava paraqué él sea tu siervo. ¡Hija mía! Aprende diez cualidades de mí que serán un tesoro y una recompensa para ti:

 Cada compañero tiene que estar contento con lo que le da el otro, la convivencia adecuada es escuchar y obedecer correctamente. Examinar lo que atrae a sus ojos y lo que huele su nariz; no deje que vea en ti lo que le desagrada ni permita que huela lo que le fastidia. Ten en cuenta que "el Kohl" es el mejor producto de belleza y el agua es el mejor perfume, es decir que cada persona tiene su fragancia especial en su piel y simplemente cuando se lava encontrará su verdadero olor (la limpieza es el perfume verdadero). Respetar su tiempo de comer, porque el fuego del hambre quema. Evitar todo lo que perturba su sueño ya que esto lo que provoca su ira. Guardar su dinero porque es un signo de la buena medida. Proteger sus hijos y sus propiedades porque es una prueba de sensatez. No desvelar sus secretos, si no, no serás a salvo de su traición. No desobedecer sus órdenes, si no, provocarás su ira. No demuestres tu alegría cuando él este triste porque es una negligencia, ni demuestres tu tristeza cuando esté contento porque es inconveniente. Ten en cuenta que no lograrás lo que quieres si no pones sus deseos delante de los tuyos en todos los asuntos, y Allah elige lo mejor para ti.

 Esta es una recomendación de una mujer sabia a su hija en su día de la boda. De hecho, si las mujeres se aplican estos consejos, los tribunales islámicos de familia se cerrarán, porque cuando la mujer conozca los derechos de su marido, y él entienda bien los derechos de su esposa, ambos vivirán en armonía y felicidad infinita.

Conclusión y despedida

 El Presentador:

 Pedimos a Allah, el Todopoderoso, que nuestra conducta cumpla con rectitud, y que nos haga de los que escuchan el dicho y siguen lo mejor de él. Deseo sinceramente agradecer a Sheikh Mohammed Ratib al-Nabulsi, profesor de la Facultad de Educación en la Universidad de Damasco por esta valiosa participación en nuestro programa. Alabado sea Allah, el Señor de los Mundos.

 

Translation  : Nabeel Aysarah
Edited by      :